Asamblea ordinaria de Obispos bolivianos: “Es verdad. ¡El Señor ha resucitado!”

 Los Obispos de Bolivia reunidos recientemente en su 103 Asamblea Ordinaria, han publicado un mensaje en el que proclaman para toda la comunidad cristiana de Bolivia y en comunión con la Iglesia Universal, el testimonio de los discípulos de Emaús citado en el Evangelio de San Lucas: “¡Cristo ha resucitado!”.

Refiriéndose a su próxima Visita ad limina los pastores de la Iglesia boliviana manifiestan su alegría porque en septiembre próximo encontrarán al Papa Francisco.

En su mensaje los prelados bolivianos expresan también “cercanía y solidaridad” con la Iglesia y el pueblo venezolano “en esta hora tan difícil marcada por la violencia fratricida, pobreza abrumadora y pérdida de la vigencia de los derechos humanos”.  Fijando la mirada en el acontecer local los Obispos de Bolivia manifiestan “preocupación” por la realidad de la violencia, inseguridad ciudadana, pandillas, muertes en las carreteras, feminicidios, sufrimiento por los abortos.  “No nos cansamos de anunciar con Cristo Resucitado los valores del respeto a la vida y el sentido de responsabilidad que una auténtica convivencia humana demanda de todo ciudadano”, puntualizan, notando que “solamente así seremos capaces de crear oportunidades para nosotros y las nuevas generaciones”.

Citando los próximos acontecimientos eclesiales como el Sínodo de Obispos sobre “Los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional”, el encuentro nacional en junio de jóvenes católicos, el Congreso Nacional de Educación Católica y el Misionero de octubre de este año en Sucre, el “V CAM” del 2018 y los otros momentos de nuestro caminar de discípulos, los prelados bolivianos aseguran que estos les dan «pautas de gracia en el avanzar como misioneros del Resucitado”.

(RC- RV)

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 39286 Artículos
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).