II Jornadas de Teología del Ordo virginum español

  1. El pasado día 29 de abril se inauguraron las II Jornadas de Teología del Ordo virginum español, en Madrid, con el título Alianza con Cristo, sacramento de comunión.

Mons. Joaquín Mª López de Andújar y Cánovas del Castillo, Obispo de Getafe y Obispo Asesor del Ordo virginum en la Comisión Episcopal de la Vida Consagrada de la Conferencia Episcopal Española, presidió la inauguración dando importancia al encuentro del Señor en la oración, los sacramentos -especialmente la Eucaristía-, la caridad – el amor, y en la formación teológica, requerida para quienes, como las vírgenes consagradas, son llamados a ser signo de la Iglesia.

Mons. José Rico Pavés, con su disertación En el corazón de la Iglesia esposa, testimonios patrísticos sobre la vocación eclesial de las vírgenes consagradas, iluminó los seis momentos esenciales del Rito de Consagración del Ordo virginum, con citas específicas para cada ocasión, escogidas de los santos padres orientales y latinos.

La segunda ponencia Lectura sapiencial y prospectivas de futuro, la pronunció el P. Amedeo Cencini, religioso canosiano, quien desarrolló el tema del discernimiento y la formación del carisma de la virginidad consagrada, expresando con rotundidez: no hay itinerario formativo que no sea Pascual. Todo itinerario debe integrar tres momentos: 1º, Conocimiento; 2º, Experiencia; y 3º, Sabiduría. Itinerarios con momentos formativos de tres sensibilidades, para concluirlos con la sensibilidad del Hijo.

Vida y misión de las vírgenes consagradas en tiempo de evangelización, fue la aportación del Cardenal Fernando Sebastián Aguilar, en la mañana del domingo 30. Indicó: «quiero reforzar vuestra conciencia en vuestra vida como vírgenes consagradas en la Iglesia de Jesús».  Habló de  las características de toda vida consagrada cuyo rasgo fontal es el bautismo con las notas de totalidad, radicalidad, literalidad, plenitud y anticipación; nominándola ‘‘vida bautismal acelerada’’.  A continuación expresó la especificidad de las consagradas en el Ordo virginun, con estas palabras: «Vuestra  identidad carismática es la relación esponsal con Cristo; esta metáfora de la esponsalidad tiene la importancia del no pragmatismo o la no utilidad, porque el amor se justifica en sí mismo, porque es la plenitud de la vida; por tanto, el primer acorde es ser de Jesús, compartir amorosamente la vida de Jesús, y ahí está la clave de vuestra identidad espiritual, la cercanía, la totalidad, la intimidad, y la convivencia con Jesús».

El presbítero Víctor Manuel Álvarez Torres, Director del Instituto Superior de Teología de las Islas Canarias, Sede de Tenerife, desarrolló el tema El reflorecimiento y la custodia de un carisma. Señaló que el núcleo de esta vocación es ser imagen de la Iglesia esposa; que la consagración en virginidad en el siglo supone flexibilidad y plasticidad al plasmar la vivencia de la misma. Y para custodiar el carisma, se decantó, como mejor aportación, el valor que supone asumir la virginidad consagrada y hacerla vida en las mujeres consagradas, mostrando un rostro concreto. Manifestó, también, que es importante dejar madurar la disciplina jurídica y la profundización sistemática, junto al cuidado eclesial.

Pilar Macarro Sancho, virgen consagrada de la diócesis de Cádiz y Ceuta, asumió la quinta ponencia: Pertenencia a un Ordo, exigencia de comunión. Fundamentó, con textos propios del Concilio Vaticano II y diversos magisteriales, qué es entender la Iglesia como misterio de comunión, la génesis de esa realidad  y lo que  conlleva para todo bautizado. Las consecuencias que comporta la pertenencia al Ordo virginum, y, desde ella, vivir el  misterio de comunión desde la vinculación a la Iglesia, concretándolo en tres ámbitos: la comunión con Cristo, la comunión con la Iglesia y la comunión entre las vírgenes consagradas.

Todos estos aspectos se vieron enriquecidos con el segundo diálogo que se mantuvo entre las asistentes y los distintos ponentes al concluir cada una de sus intervenciones. Así mismo, en estas Jornadas, se contó con un Panel de Experiencias en que vírgenes consagradas de diversas diócesis manifestaron como se vive la pertenencia en este carisma, el acompañamiento entre las consagradas y el acompañamiento y formación a las aspirantes y candidatas.

Durante las Jornadas hubo tiempos de encuentros eucarísticos, rezos de la liturgia de las horas y el espacio de oración-adoración en la Vigilia desde la contemplación  del icono de Rupnik acerca de la Unción de Betania.

La Eucaristía del 1 de mayo, estuvo presidida por el Arzobispo de Madrid, Cardenal Carlos Osoro Sierra. En su homilía alentó a las mujeres que viven este carisma a mostrar el poder de la sabiduría de Dios en su quehacer diario; saciar el hambre que los hombres tienen de Dios; y ser indicadoras de los valores que perduran a los que encuentren en su camino.

Las 57 asistentes, revisaron estas Jornadas, concluyendo y clausurando hasta dentro de dos años. Quisieron estar con ellas, también, durante estos días, el Vicario Episcopal para la Vida Consagrada de la Archidiócesis de Madrid, el P. Elías Royón Lara y los presbíteros Delegados diocesanos para el Ordo virginum José Antonio Zabaleta y Juan Diánes de las archidiócesis de Pamplona y Toledo, respectivamente.

Orden de las Vírgenes Consagradas

Madrid, 29 de abril a 1 de mayo.

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 39286 Artículos
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).