Semana Santa y Pascua de Resurrección

Mons. Francisco Pérez             Queridos diocesanos:
Hemos vivido la Semana Santa con la profunda convicción de que Jesucristo se ha puesto en nuestro lugar y ha demostrado el amor que nos tiene. Su amor y misericordia son infinitos. No debemos olvidar que somos deudores de tal Amor. Por ello nos toca renovar nuestro corazón con una conversión profunda. Donde haya odio, poner amor; donde haya guerra, poner paz; donde haya desesperanza, poner ilusión en seguir luchando; donde haya sufrimiento, poner alivio divino; donde haya falta de Dios, poner la alegría de creer; donde haya falta de sentido en la vida, poner la mirada en el Cielo; donde haya falta de unidad, mostrar la fraternidad que nos une… y todo porque Cristo ha Resucitado y hemos de poner la mirada en Él.

Agradezco a todos y especialmente a los sacerdotes, diáconos, seminaristas, comunidades parroquiales, miembros de la vida consagrada activa y vida contemplativa, movimientos apostólicos, nuevas comunidades eclesiales, prelatura del Opus Dei, Hermandades y Cofradías, a cada uno de vosotros fieles cristianos y a todos los hombres y mujeres de buena voluntad que habéis trabajado para que la Semana Santa fuera un espectáculo maravilloso del amor de Dios. ¡Cuántos momentos de encuentro con Cristo Misericordioso en el sacramento de la Confesión personal! ¡Cuántos momentos de recogimiento y oración en los actos litúrgicos! ¡Cuántas manifestaciones y devociones a través de las representaciones de la Pasión, Muerte y Resurrección del Señor! ¡Qué momentos tan preciosos al lado de la Virgen Desolada y Dolorosa! ¡Qué procesiones silenciosas donde sólo se oía la elocuencia de un Amor Apasionado de Cristo Crucificado¡ ¡Qué momentos de encuentro con la Vida del Resucitado en la Vigilia Pascual con tantos adultos y niños que han recibido el sacramentos del Bautismo, de la Confirmación y Primera Comunión! ¡Muchas gracias, queridos fieles cristianos-católicos! ¡Muchas gracias a los que, con buena voluntad, os habéis acercado con generosa solidaridad!Ahora nos queda seguir caminando al compás de lo que hemos vivido estos días santos. Sigamos mostrando a nuestra sociedad que la restauración de la misma viene dada por el amor de un Dios que nos ha mostrado cómo hemos de vivir personalmente, familiarmente, socialmente y culturalmente. El deseo a todos de “¡FELIZ PASCUA DE RESURRECCIÓN!” tanto en nombre del Obispo Auxiliar como el mío.

+ Francisco Pérez González

Arzobispo de Pamplona y Obispo de Tudela

Mons. Francisco Pérez
Acerca de Mons. Francisco Pérez 350 Articles
Nace el día 13 de enero de 1947 en la localidad burgalesa de Frandovínez. Estudió en los Seminarios diocesanos de Burgos, en la Pontificia Universidad Santo Tomás “Angelicum” de Roma y en la Universidad Pontificia de Comillas, donde se licenció en Teología Dogmático-Fundamental. Fue ordenado sacerdote el 21 de julio de 1973, incardinándose en la diócesis de Madrid, a la que sirvió como Vicario parroquial, en dos parroquias, entre 1980 y 1986. Con anterioridad, de 1973 a 1976, ejerció el ministerio parroquial en Burgos. Entre 1986 y 1995 fue formador y director espiritual del Seminario Diocesano de Madrid. Colaboró asimismo en los equipos de dirección espiritual del Seminario Diocesano de Getafe y del Seminario Castrense. El 16 de diciembre de 1995 fue nombrado Obispo de Osma-Soria, recibiendo la ordenación episcopal de manos del Santo Padre Juan Pablo II el 6 de enero de 1996. El 30 de octubre de 2003 se hacía público su nombramiento como nuevo Arzobispo Castrense y el 11 de diciembre tenía lugar la celebración de toma de posesión. CARGOS PASTORALES Desde el 12 de febrero de 2001 es el Director Nacional de Obras Misionales Pontificias, cargo pontificio para un periodo de cinco años para el que fue ratificado en el 2006. Este mismo mes de julio se hacía público su nombramiento como director de la recién erigida cátedra de Misionología de la Facultad de Teología de San Dámaso de Madrid por un periodo de tres años, tras ser designado para el cargo por el Arzobispo de Madrid, Cardenal Antonio María Rouco Varela, Gran Canciller de la citada Facultad. El 31 de julio de 2007 es nombrado por Benedicto XVI Arzobispo de Pamplona y Obispo de Tudela, en sustitución de monseñor Fernando Sebastián, que había regido estas diócesis desde 1993. Tomó posesión el domingo 30 de septiembre de 2007, en la Catedral de Pamplona. OTROS DATOS DE INTERÉS En la CEE es presidente de la Comisión Episcopal de Misiones y Cooperación entre las Iglesias, cargo para el que fue elegido el 14 de marzo de 2017. Fue miembro de las Comisiones Episcopales del Clero y de Seminarios y Universidades (1996-1999); de Misiones y Cooperación entre las Iglesias (1999-2011/2014-2017). Perteneció al Comité Ejecutivo durante el trienio 2011-2014. Ha sido miembro de la Comisión Permanente en representación de la Provincia Eclesiástica de Pamplona (2016-2017).