¡Gozosa y Santa Pascua de Resurrección!

Mons. Joan E. Vives        Hermanos, ¡Cristo ha Resucitado! ¡Aleluya!
Este es el gran anuncio que hoy recorre todo el mundo.
Los cristianos, unos a otros, hoy nos saludamos
con la paz y la alegría de saber que la entrega y el amor hasta la Cruz
de nuestro hermano y salvador, Jesucristo,
han sido aceptados por Dios.
Su muerte no ha sido inútil:
Él nos ha redimido y nos ha hecho participar de su vida y misión.

Cuántas tinieblas sobre el mundo, cuántos miedos e injusticias,
cuánta miseria y pecado encontramos entre los hombres.
¿Quién nos podría librar?
¿Cómo podríamos vencer el mal y ser salvados?
Solos no podremos. Alzamos con confianza los ojos a Jesús.
Él nos ha abierto el camino de la esperanza
y nos sostiene, amoroso, por todos los caminos de la vida.
Porque la vida eterna se ha manifestado, y la conocemos,
la podemos experimentar por los sacramentos.

La Vida no ha quedado encerrada en el sepulcro,
ni la han podido aplastar las maldades del mundo.
La Vida se ha manifestado, misteriosa, pero muy real
ya que Cristo vive, y por Él también nosotros vivimos.
Y ahora sabemos que sus Palabras son la Verdad,
que sus milagros manifiestan un amor atrayente hacia la Vida,
que su Reino ya está entre nosotros,
y lo recibiremos, como un don de eternidad,

cuando hayamos compartido su muerte
y hayamos renacido a la vida eterna.

Demos gracias por el Bautismo que nos injerta en su Vida.
Demos gracias por la Eucaristía, que es su Presencia real y misteriosa,
que multiplica el Pan que sacia el alma, el Pan bajado del Cielo,
el Pan que transforma a los que lo comen y que alimenta nuestra caridad.
Gracias por el don del Espíritu Santo que la Pascua nos regala,
y por la alegría que tenemos de formar parte de su Iglesia de hermanos.

Santa Pascua de Resurrección a todos,
llena de esperanza y de alegría,
con el compromiso renovado de ser fieles a Cristo
y de amar como Él, hasta dar nuestra vida por amor.

+ Joan E. Vives

Arzobispo de Urgell

Mons. Joan E. Vives
Acerca de Mons. Joan E. Vives 336 Articles
Nació el 24 de Julio de 1949 en Barcelona. Tercer hijo de Francesc Vives Pons, i de Cornèlia Sicília Ibáñez, pequeños comerciantes. Fue ordenado presbítero en su parroquia natal de Sta. María del Taulat de Barcelona. Elegido Obispo titular de Nona y auxiliar de Barcelona el 9 de junio de 1993, fue ordenado Obispo en la S.E. Catedral de Barcelona el 5 de septiembre de 1993. Nombrado Obispo Coadjutor de la diócesis de Urgell el 25 de junio del 2001. Tomó Posesión del cargo el 29 de julio, en una celebración presidida por Mons. Manuel Monteiro de Castro, Nuncio Apostólico en España y Andorra. El día 12 de mayo del año 2003, con la renuncia por edad del Arzobispo Joan Martí Alanis, el Obispo Coadjutor Mons. Joan-Enric Vives Sicília pasó a ser Obispo titular de la diócesis de Urgell y copríncipe de Andorra. El 10 de julio del 2003 juró constitucionalmente como nuevo Copríncipe de Andorra, en la Casa de la Vall, de Andorra la Vella. El 19 de marzo del 2010, el Papa Benedicto XVI le otorgó el titulo y dignidad de Arzobispo "ad personam". Estudios: Después del Bachillerato cursado en la Escuela "Pere Vila" y en el Instituto "Jaume Balmes" de Barcelona, entró al Seminario de Barcelona en el año 1965 donde estudio humanidades, filosofía y teología, en el Seminario Conciliar de Barcelona y en la Facultad de Teología de Barcelona (Sección St. Pacià). Licenciado en Teología por la Facultad de Teología de Barcelona, en diciembre de 1976. Profesor de lengua catalana por la JAEC revalidado por el ICE de la Universidad de Barcelona en julio de 1979. Licenciado en Filosofía y ciencias de la educación -sección filosofía- por la Universidad de Barcelona en Julio de 1982. Ha realizado los cursos de Doctorado en Filosofía en la Universidad de Barcelona (1990-1993).