Segunda fase del Curso de formación de capellanes castrenses

El curso de formación permanente de capellanes castrenses continua en la Residencia “Castañón de Mena”, de Málaga, con el inició de esta nueva fase en la que participa un segundo grupo de sacerdotes destinados en unidades de las Fuerzas Armadas, Guardia Civil y Policía Nacional de toda España.

La jornada comenzó el lunes 27 de marzo con la Santa Misa que presidió el Arzobispo Castrense en la capilla de la propia Residencia. Durante la homilía, Mons. Juan del Río, manifestó su confianza en que este segundo grupo viva estas jornadas con la intensidad y el provecho de la primera tanda. También exhortó a los capellanes a mantener su trabajo con la misma intensidad, con el mismo afán y con el mismo espíritu misericordioso y samaritano. Pero siempre con los ojos puestos en sus fieles que son los defensores de nuestra nación.

Posteriormente, Mons. Fernando Chica, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO, la FIDA y la PMA, pronunció la conferencia “El estilo evangelizador del Papa Francisco, gestos y palabras”. Con esta disertación comenzó la jornada de trabajo, que continuó con la exposición del secretario genera, Carlos Jesús Montes, quien refirió las actividades e informaciones de interés del Arzobispado.

Durante el resto de la semana los capellanes recibirán información sobre las nuevas publicaciones de la Conferencia Episcopal Española, el apoyo que se presta a las familias cuando alguno de sus miembros participa en las misiones internacionales, sobre las actividades de Caritas Castrense en favor de los componentes de las Fuerzas Armadas y de los Cuerpos de Seguridad del Estado con dificultades. Además, los sacerdotes podrán asistir a conferencias sobre la asistencia a los inmigrantes y sobre crisis familiares y matrimoniales.

(Arzobispado Castrense)

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 37852 Artículos
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).