Ángel Galindo: «La familia es el ámbito en el que se crece con libertad y aceptación»

El sacerdote Ángel Galindo García es doctor en Teología por la Universidad Pontificia de Salamanca (UPSA). La publicación quincenal Iglesia en Plasencia le ha realizado una entrevista donde sostiene que «el matrimonio no está en crisis, quien está en crisis realmente es la sociedad».

¿Cuáles son los valores del matrimonio y de la familia cristiana hoy?

Como valores permanentes del matrimonio, vividos en Familia podemos enumerar los siguientes: En primer lugar, el amor abarca al hombre total. Sin amor no hay verdadero matrimonio. Es un amor que incluye sentimiento y voluntad, cuerpo y espíritu, sexo, eros y ágape.

Asimismo, exige la mutua e incondicional aceptación: el mismo amor supone la aceptación del otro sin condiciones. El amor condicionado no es amor pleno. Se aceptan cualidades y defectos, presente y futuro de quien se ama.

En tercer lugar, lleva consigo unión permanente y fidelidad: la fidelidad es la forma en que se concreta la aceptación incondicional. El amor verdadero tiende a ser fiel, duradero y permanente. El matrimonio y la familia se caracterizan por los valores de la creatividad y creación: la creatividad mutua, la realización conyugal, la procreación son frutos del amor de la pareja y de los miembros de la familia. La relación interpersonal y la sexualidad apuntan hacia la creatividad.

Por último, como valor social, conlleva el ser público e institucional: el matrimonio no es algo privado sino algo que afecta a la sociedad y a la comunidad. Por eso, debe expresarse y debe haber un lugar para la intervención de la comunidad.

¿Por qué dice que la familia y el matrimonio son una escuela de valores?

Son muchos los valores que encontramos en la cultura actual al considerar el matrimonio como base de la familia: la recuperación del amor como centro de la familia, la defensa de la libertad para elegir el consorte y para realizar la propia vida matrimonial, la superación de autoritarismos y la defensa de la participación de todos en el ambiente familiar, la mayor apertura y socialización del núcleo familiar y el esfuerzo por hacer del matrimonio un lugar de felicidad y de realización personal.

La familia es el lugar donde sus miembros pueden aprender a ejercer la socialización, a buscar el bien común, a saber perdonar y amar, a descubrir el sentido de la fraternidad. Es el ámbito en el que se crece con libertad y aceptación de manera que cada miembro aprende del otro a ser persona.

¿Qué dice el Papa de la cuestión del lenguaje sobre la familia?

El papa Francisco da mucha importancia al lenguaje en todos los niveles. Lo primero, según él, es reconstruir desde el abecé el léxico familiar. En una época en la que las relaciones familiares se resquebrajan, es necesario volver a explicar qué significa el que los componentes de una familia hablen entre ellos. Por ello el Papa Francisco explica la importancia de las palabras “gracias”, “perdón”, “permiso”.

Recientemente ha explicado a padres e hijos que cuando se está en familia hay que dejar de lado los smartphone y las televisiones para hablar alrededor de la mesa y ha dedicado las audiencias de los miércoles para explicar qué significan los términos mamá, papá, abuelos, hermanos y hermanas. Por otra parte, me pregunto si verdaderamente el Papa no está intentando hacer entender contenidos mucho más profundos, como es el caso de utilizar ideológicamente la palabra ‘género’ ‘pareja’ para indicar conceptos distintos a los que popularmente significan.

¿A qué se refiere cuando habla de Iglesia Doméstica?

Aparece la expresión iglesia doméstica que será usada en muchas ocasiones y que nos quiere mostrar cómo desde la familia se ha de vivir el amor de Dios, el amor a Dios y la vida de fe. Además, desde la educación en la fe, se ha de educar a la prole en la vida comunitaria, siendo también el lugar propicio para la vivencia de la vocación cristiana y la búsqueda de la vocación específica a la que cada uno es llamado.

Entonces la Familia será imagen de la Iglesia, por lo cual, ha de vivir y actuar tal como la Iglesia lo hace con sus hijos. Si el matrimonio es imagen de la alianza Cristo-Iglesia, la familia ha de ser imagen fecunda de la Iglesia que es madre y maestra, casa y familia, donde se crece y se aprende a dar fruto.

¿Cree que actualmente el matrimonio está en crisis?

Quien está en crisis realmente es la sociedad. Las ideologías y los poderes han despojado a los grupos sociales y a las personas de los valores que les han configurado. La ideología utilitarista y hedonista de influencia tecnocrática, liberal y socialdemócrata esta barriendo la sociedad de valores.

Una de las instituciones más afectadas por esta crisis es el matrimonio y la familia. Las ideologías se han propuesto convertir el matrimonio es un negocio y en una institución modificable al son de los intereses negociables. De esa manera ha quedado fuera de la sociedad y de la decisión personal y en manos de los poderes y de la economía. Un ejemplo es el negocio que se ha montado en torno a las celebraciones matrimoniales, los divorcios, las guarderías.

(Diócesis de Plasencia)

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 39187 Artículos
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).