“Los niños disfrutan la asignatura de Religión porque pueden expresar lo que sienten y piensan”

Esmeralda Larramona decidió dejar su trabajo fijo para dedicarse a su vocación, enseñar Religión. Recordando su decisión, asegura: “¡Confié en Dios y no me ha fallado!”

¿Cómo supo que su camino era ser profesora de Religión?

Me incorporé de nuevo al mundo laboral, después del nacimiento de mi segundo hijo y surgió la posibilidad de trabajar de profesor de Religión. Debido a la precariedad económica del puesto de trabajo, completaba trabajando también de educador social. Aprobé la plaza de educador social y seguí durante unos años con los dos trabajos hasta que nos hicieron contrato en Religión. Tuve que decidir dejar uno.

¿Fue fácil la decisión?

Fue dura, porque, ¿qué dejar? ¿lo seguro o lo inseguro? No podía dejar de ser profesora de Religión a pesar de la inseguridad. Muchos no lo entendían, pero sí mi familia. ¡Confié en Dios y no me ha fallado! Además, siempre he mantenido mi contacto con la Iglesia como catequista, monitora y directora de tiempo libre, etc. Esto me ha dado fuerza en mi trabajo de profesor.

Actualmente parece que hay que recordar que la asignatura de Religión es un derecho. ¿Qué podría decir a todos aquellos que piensan que esta asignatura es un adoctrinamiento?

Les diría, primero, que no conocen la asignatura ni cómo se imparte. A los padres que no apuntan a sus hijos a la asignatura de Religión, con todos mis respetos, les diría que den la oportunidad a sus hijos de conocerla y luego que decidan. Esto es educar en libertad. Les diría también que la asignatura de Religión ayuda a entender la historia, el arte, la literatura, la arquitectura, la música… es decir, cualquier asignatura. Y por último, que da respuesta a muchas preguntas de nuestra existencia, de dónde venimos y hacia dónde vamos.

¿Esta materia gozaba antes de un reconocimiento mayor?

Yo creo que nunca se le ha dado la importancia real que tiene. El hecho de que fuera obligatoria, no quiere decir que fuera considerada más importante. Ahora la eligen las familias que para ellos lo es.

¿Cómo responden los niños ante esta asignatura?

A los niños les encanta la asignatura y quieren a los profesores. Es la clase donde pueden expresar lo que sienten y piensan. Las clases son muy gratificantes.

¿Con qué sabor de boca se queda después de tantos años dedicados a esta labor?

Un sabor dulce, a pesar de la incertidumbre de cada curso siempre me ha acompañado la fe en que ocurriría lo que tuviera que ocurrir, pero en la luz y en la oscuridad, siempre ha estado Él. ¡Volvería a repetir!

¿Sabías que…?

-El 75% de los docentes de Religión son mujeres.
-En primaria, el 87% son maestros y el 13% tienen formación teológica superior.
-En secundaria, el 76% son licenciados en Teología o Ciencias Religiosas y el 48% poseen otra formación superior.
-En primaria, el 20% desempeña otras funciones en el centro.
-En secundaria, el 31% forma parte del equipo directivo
(Información de edebé)

(Rocío Álvarez – Iglesia en Aragón)

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 37592 Artículos
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).