«…y se puso a caminar con ellos» (Lc 24,15), la misión del acompañamiento en la pastoral juvenil

“…y se puso a caminar con ellos” (Lc 24,15) es el lema para el próximo encuentro de los Equipos de Pastoral Juvenil (EPJ) de las diócesis españolas y de los movimientos y congregaciones de ámbito nacional que se celebrará en Granada del 28 al 30 de abril.

Son, principalmente, tres los objetivos para los que se convoca este nuevo Encuentro:
-Concienciar y motivar sobre la importancia y necesidad del acompañamiento en Pastoral Juvenil.
-Situar qué entendemos por acompañamiento en Pastoral juvenil en sentido amplio y específico.
-Capacitar a los Equipos de pastoral juvenil en su responsabilidad para impulsar el acompañamiento en sus distintas realidades: compartiendo prácticas sobre el acompañamiento en pastoral juvenil, proponiendo caminos concretos para hacer práctico dicho acompañamiento.

Contexto y oportunidad del tema

En el camino de la pastoral juvenil que estamos desarrollando en la Iglesia de España en estos últimos años ha surgido con intensidad la necesidad por el acompañamiento en nuestra pastoral.

Acogiéndonos a una de las acciones concretas que nos indica el Plan Pastoral de la Conferencia Episcopal Española, en el año 2017 (“Iglesia en misión al servicio de nuestro pueblo”, plan pastoral 2016-2020; pág. 41-42): “Atender la Pastoral Juvenil en todas su dimensiones y, mediante grupos de reflexión y oración, ayudar a discernir su identidad, vocación y misión en la Iglesia y en el mundo.”

Breve recorrido histórico

En octubre de 2013, comenzamos la reflexión sobre tres temas importantes, que nos marcó el Congreso de Pastoral Juvenil de 2012, en los cuales el Departamento, a través del Consejo de Juventud, estará inserto los próximos años. Los documentos base para este trabajo de reflexión son: el Proyecto Marco de Pastoral Juvenil y la Evangelii Gaudium del Papa Francisco:

Primer Anuncio: Se ha realizado un documento interno para completar y ayudar a entender mejor todo lo referente al primer anuncio, que encontramos en el Proyecto Marco Pastoral Juvenil. Es un trabajo que se ha realizado en el Consejo de Juventud, iniciado en octubre de 2013 y presentado el último borrador en el Encuentro nacional de Delegados y Responsables de Pastoral Juvenil, del 1 al 4 de octubre de 2015 en Ciudad Real.

Acompañamiento: Ya en el consejo celebrado en enero en Madrid, como en el de junio en Málaga, del pasado año, al igual que en el Encuentro Nacional de Delegados y responsables, celebrado en Ciudad Real, en Octubre se trataron a fondo todas las cuestiones sobre dicho tema. Ha sido en el consejo de Tenerife, enero de 2016, donde se ha presentado una propuesta para realizar el II Encuentro de Equipos de Pastoral Juvenil que sería en abril de 2017 en Granada.

Itinerarios formativos: La intención es que en los consejos de los años 2018 y 2019, se planteen los primeros borradores, para que en primavera del 2020 se presente en un nuevo encuentro de equipos de delegaciones y antes de la JMJ del 2022, poder haber terminado este recorrido sobre estos tres temas fundamentales de la pastoral juvenil, que nos marcó el Congreso de Pastoral Juvenil de Valencia (2012) (Será entonces cuando deberemos plantearnos un nuevo Congreso de Pastoral Juvenil)

Pastoral de Adolescencia: A estos tres temas importantísimos de la Pastoral juvenil, unimos también el abrir un campo de reflexión sobre lo referente a la Adolescencia. Durante estos primeros años, 2015- 2020, una de las tareas fundamentales de la Pastoral juvenil debe ser también preparar y promover itinerarios de formación para adolescentes. Sin ser jóvenes todavía, deberemos ofrecer desde la pastoral juvenil, un proceso formativo, que ayude en esta etapa tan crucial, que es la adolescencia, y que en todas las diócesis, movimientos y congregaciones, se asumen dentro de la pastoral juvenil.

Con el paso de la Iglesia

Este es el mismo camino que está recorriendo la Iglesia, donde ella misma propone acompañar en las distintas edades y situaciones de la vida. Nosotros queremos acompañar a adolescentes y jóvenes en su proceso vital de maduración, decisión, y crecimiento en la fe, para llevarlos a la vida adulta. Procurando el encuentro personal con Cristo.

Somos conscientes que la misma Iglesia cuando habla del acompañamiento lo hace de manera extensa y de manera específica. Según EG, acompañar es una de las cinco tareas de la Iglesia en salida (las otras son ir primero, involucrarse, fructificar y festejar); y también es la tarea que un discípulo misionero hace cuando escucha, ayuda, orienta personalmente a otro discípulo misionero.

El icono de Emaús

El icono de Emaús es paradigmático y nos propone las motivaciones, la metodología y el estilo del acompañamiento al que nos referimos.

Además, quisiéramos que este tema no supusiese un momento puntual en el proceso que estamos recorriendo en la pastoral juvenil de España. Para ello necesitamos un antes, el mismo encuentro y un después.

La metodología de discernimiento (EG 105) escucha, comprensión, propuesta, que también vemos en Emaús (verbos de la Escritura) nos puede ayudar.

Somos conscientes que cuando hablamos del acompañamiento de manera específica, esta función de acompañante se convierte en una misión tanto para laicos, religiosos y sacerdotes, cada cual con su vocación, para la que se requiere cualidades específicas y formación adecuada (como lo recuerda el Proyecto Marco III Parte: “Da la vida por sus ovejas”).

Metodología

El camino que estamos recorriendo como agentes de pastoral juvenil, unidos al resto de la Iglesia en España, nos ha llevado del Primer Anuncio del Evangelio al acompañamiento en la Pastoral Juvenil, y nos llevará los próximos años a los Itinerarios formativos.

El acompañamiento en la Pastoral Juvenil

Está claro que vemos la necesidad del acompañamiento en nuestra pastoral. Una iniciativa que puede dar mayor calidad a este acompañamiento puede ser el “II Encuentro para equipos diocesanos de pastoral juvenil, de congregaciones y movimientos”. En este encuentro nos proponemos escuchar, comprender y proponer el acompañamiento como una oportunidad para la Pastoral Juvenil de este tiempo.

Queremos acompañar la vida, toda la vida, de los adolescentes y de los jóvenes, desde sus instancias más externas a las más internas. Nuestra intención es llegar a lo íntimo de la persona porque la individuación es uno de los signos de los tiempos. Por eso afirmamos que la personalización marca una potente dirección al trabajo pastoral. La personalización es el vector de la pastoral juvenil en una sociedad plural y posmoderna.

Cuatro aspectos metodológicos y cinco perspectivas

Hemos organizado este encuentro de equipos de Granada a través de cuatro aspectos metodológicos (formación, grupos de reflexión, experiencias, testimonios) y cinco perspectivas (acompañamiento y discípulos; acompañamiento y vida espiritual; acompañar la fragilidad; acompañamiento y discernimiento vocacional; acompañamiento y pastoral juvenil). La integración de estas cinco perspectivas ofrece una panorámica estimulante del acompañamiento en nuestra Pastoral Juvenil.

Los cuatro aspectos metodológicos que ofrecemos, parten cada uno de ellos del mismo relato del encuentro de Jesús con los discípulos de Emaús:

Formación: “Se acercó y se puso a caminar con ellos”

Grupos de reflexión: “Sus ojos no son capaces de reconocerlos” (y les escuchaba)

Experiencias prácticas: “Les explicó lo que se refería a Él”

Testimonios: “A ellos se les abrieron los ojos y lo reconocieron”

Algunos matices para cada perspectiva

En cada perspectiva encontramos matices distintos.

En “acompañamiento y discípulos” hablamos de la identidad radical del seguidor de Jesús. En esta perspectiva la Escritura será nuestra fuente principal. Dos preguntas la enmarcan: ¿Cómo acompañaba Jesús? y ¿cómo acompañaban los discípulos de Jesús?

En “acompañamiento y vida espiritual” nos centramos en la vida espiritual del creyente en Jesús. La Pastoral Juvenil quiere ser ayudar en el crecimiento vital y espiritual del joven cristiano. El agente de pastoral se pregunta muchas veces cómo puedo ayudar en el crecimiento de este joven. ¿Qué lugar puede ocupar el acompañamiento para esta ayuda?

En “acompañar la fragilidad” hablaremos sobre aquellos aspectos que acompañan la vida de toda persona: el dolor, el sufrimiento, la fragilidad. Algunas personas viven estos aspectos de una manera compleja y muy difícil. ¿Cómo acompañar en esas situaciones? Evidentemente la Pastoral Juvenil también quiere tocar la carne del sufrimiento de los jóvenes, especialmente de quienes más sufren.

En “acompañar la decisión vocacional” hablaremos sobre la vocación, algo tan sustancial para la vida de todo discípulo de Jesús, porque Dios a cada uno ha dado una vocación particular. En esta perspectiva ocupan un lugar destacado el discernimiento, la elección y la ayuda del educador mediante el acompañamiento.

Por último, en “acompañamiento y pastoral juvenil” hablaremos sobre cómo organiza la pastoral juvenil para que el acompañamiento ocupe un lugar central en nuestra propuesta; y en consecuencia que huellas deja una pastoral juvenil del acompañamiento.

(Dpto. Pastoral de Juventud)

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 40371 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).