Manos Unidas continúa la lucha contra el hambre y acompaña a los más pobres

Manos Unidas denuncia que un tercio de nuestros alimentos acaba en la basura; mientras que 800 millones de personas siguen pasando hambreen el mundo. Ante estas cifras, hace hincapié en tres cuestiones esenciales y urgentes para acabar con el hambre en el mundo: el desperdicio de alimentos, la lucha contra la especulación alimentaria y el compromiso con una agricultura respetuosa con el medio ambiente que asegure el consumo local.

Victoria Braquehais es una misionera de la congregación de la Pureza de María en República Democrática del Congo. Su compromiso evangelizador le ha llevado a responsabilizarse de algunos de los proyectos de desarrollo que Manos Unidas sufraga en Kanzenze (Katanga/Lualaba). La religiosa mallorquina, que lleva ocho años viviendo en el segundo país más grande de África, explica la difícil realidad de una zona en la que el99% de las personas vive con menosde un euro al día.

En busca de agua

Para Braquehais, muchos de los graves problemas se derivan dela falta de agua, sobre todo para las mujeres, que se ven obligadas a abandonar la escuela porque al menos dos veces al día deben ir a buscar agua a lugares alejados con lo que, además, se ven expuestas a agresiones sexuales, en un país que es el primero en violaciones.

Otro de los problemas es la falta de oportunidades de desarrollo y alternativas que se vive en una provincia que depende en exceso dela explotación minera.

Ante esto, la hermana Victoria insiste en la compleja situación política y económica que se da por el hecho de que la R.D. Congo sea un país muy rico en todo tipo de recursos, principalmente minerales, lo que hace que entren en juego muchos intereses que tienen consecuencias como la expropiación de las tierras y la explotación laboral infantil.

Por eso, la misionera subraya que “es importante sembrar reforzando la participación de la población local en todo proceso de desarrollo” e insistió particularmente en el empoderamiento de las mujeres a través de la educación, de la salud y del refuerzo de la soberanía alimentaria con sistemas de microcréditos.

Debemos cooperar

La hermana Victoria destaca la importancia de que los habitantes del primer mundo reflexionemos sobre nuestra forma de vida. “Podemos cambiar nuestros hábitos de consumo para poder compartirlo que tenemos con quienes lo necesitan para vivir una vida digna”, afirma. Además es muy importante dar a conocer esta situación, ya que “conocer esta realidad es el primer paso para cambiarla”.

Esto es lo que busca Manos Unidas, la ONG de desarrollo de la Iglesia católica y de voluntarios, que trabaja para apoyar a los pueblos del Sur en su desarrollo y en la sensibilización de nuestras gentes. Una organización de confianza cuyos recursos provienen, en un 87,7%, de fuentes privadas y en un 12,3% del sector público.

(Iglesia en Aragón)

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 40702 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).