Hay muchas personas en el mundo que no tienen que comer. Comprométete.

Queridos Diocesanos: Como todos conocéis, Manos Unidas es una Asociación de la Iglesia en España que tiene como misión recaudar ayuda en beneficio de los países pobres y en vía de desarrollo.

Cada año proponen a las diócesis españolas diferentes proyectos solidarios, apelando a nuestro compromiso de fraternidad universal. El lema de la campaña de este año es: “ El mundo no necesita más comida; necesita más gente comprometida”. La Campaña de Manos Unidas para este año 2017 se inserta dentro de la Campaña Trienal de Manos Unidas contra el hambre 2016-2018. La Campaña del año pasado, 2016, tenía como lema: “Plántale cara al hambre: SIEMBRA” y abordaba el problema del hambre desde distintos puntos de vista bajo la imagen de la semilla. La Campaña de este año 2017 tiene como lema el antes citado: “El mundo no necesita más comida; necesita más gente comprometida” e incorpora otras cuestiones nucleares del problema del hambre y nos invita a plantarle cara a la lacra del hambre en el mundo desde nuestro compromiso con una producción y un consumo sostenibles. Manos Unidas nace como Campaña contra el hambre, respondiendo al llamamiento que hizo en el año 1955 la Unión Mundial de Organizaciones Femeninas Católicas en una propuesta decidida de “Declarar la guerra al hambre”. Desde entonces, Manos Unidas viene manteniendo un compromiso permanente y apasionado para avivar la solidaridad de todos para hacer frente al hambre de los que no tiene que comer. La triste realidad del hambre en el mundo es tan escandalosa como contradictoria. En la raíz del problema del hambre está el hecho de que a pesar de que en el mundo se producen los suficientes alimentos para dar de comer a casi el doble de la población mundial actual, todavía sigue habiendo 800 millones de personas que no pueden comer, privándolas del derecho fundamental a la comida necesaria para subsistir. A esto lo llamaba el Papa San Juan Pablo II, la paradoja de la abundancia, ya que habiendo alimentos para todos, no todos pueden comer. El Papa Francisco define a esta triste realidad del hambre en el mundo como el gran escándalo de la sociedad actual. Según el informe de 2015 del “Programa Mundial de Alimentos” el hambre representa el mayor riesgo para la salud en el mundo, matando a más personas al año que el sida, la malaria y tuberculosis juntos. Dado que el hambre en el mundo actual es una lacra que tiene múltiples causas, es necesario buscar soluciones que no sean unilaterales, sino correlacionadas. Por ello, además de seguir sembrando buenas semillas que hagan crecer una vida más justa y fraterna, la campaña de este año 2017 se centra sobre la necesidad de plantarle cara al hambre con nuestro compromiso. A pesar de los esfuerzos realizados, la cifra de 800 millones de personas que pasan hambre en el mundo sigue siendo escalofriante y vergonzante para la humanidad. Nuestro posicionamiento ante este acuciante problema, tal como nos aconseja Manos Unidas, ha de fundamentarse en varios aspectos, algunos relacionados con la reflexión humana y otros con nuestra fe cristiana. En el esclarecimiento de estos aspectos, y en orden a fundamentar en nuestra vida un firme compromiso personal contra el hambre en el mundo, nos ilumina el documento base de Manos Unidas para esta Campaña de 2017. Entre ellos, permitidme que os proponga reflexionar seriamente desde nuestra fe cristiana sobre la opción por los pobres, característica esencial del amor cristiano, así como sobre el destino universal de los bienes. Las palabras del Señor: “Porque tuve hambre y me disteis de comer” (Mt 25,35) nos hacen meditar en la hondura humana de nuestro compromiso con Dios. Ayer y hoy. Con todo afecto +Luis Quinteiro Fiuza Obispo de Tui-Vigo

Mons. Luis Quinteiro
Acerca de Mons. Luis Quinteiro 45 Articles
Don Luis Quinteiro Fiuza, nace en Sabrexo (Vila de Cruces-Pontevedra) en el año 1947. Ingresa en el Seminario Menor de Belvís de Santiago de Compostela en 1958. Unos años después, en 1966, siendo seminarista mayor, comienza sus estudios teológicos en la Pontificia Universidad de Comillas (Santander) y, trasladada esta universidad a Madrid, obtiene el grado de Licenciado en Teología y realiza los cursos de doctorado.En Junio de 1971 es ordenado presbítero en Madrid, en la Iglesia de I.C.A.I. de los Padres Jesuitas.En 1978 va a Roma para ampliar estudios en la Pontificia Universidad Gregoriana. Durante esta estancia en la Ciudad Eterna, se especializa en Filosofía Contemporánea y realiza varios cursos y seminarios sobre el estudio y pensamiento de Karl MarxEn 1981 asiste en Alemania a unos cursos da Hochschule für Philosophie de Munich. Es Doctor en Filosofía por la Pontificia Universidade Gregoriana de Roma, con una tesis sobre el Realismo Transcendental, en la que obtiene la cualificación de Summa cum laude.En su diócesis de origen ha desarrollado una intensa labor pastoral e intelectual: coadjutor de la Parroquia de San Juan, Director de la Residencia Universitaria “Burgo de las Naciones”, Formador y Profesor del Seminario Menor y Capellán de de la Residencia Universitaria “Padre Míguez” de las religiosas Calasancias de la Divina Pastora.En el año 1982 es nombrado Profesor del Instituto Teológico Compostelano y director del Centro de Formación Teológica de Seglares de la Archidiócesis. En el año 1992 será Director del Instituto Teológico Compostelano y en 1997, Rector del Seminario Mayor de Santiago de Compostela.En 1999 el Papa Juan Pablo II le nombra Obispo titular de Fuerteventura y Auxiliar de Santiago de Compostela, siendo ordenado el 19 de junio siguiente. Su lema episcopal “Beati Misericordes” (Mt 5,7), recoge una de las Bienaventuranzas, en la cual el Señor invita a sus discípulos a recorrer el camino de la misericordia que tiene su punto de partida en la misericordia de Dios manifestada en su Hijo Jesucristo.En el año 2002 se le designa Obispo de Ourense, diócesis en la que ha permanecido siete años. Pertenece en la Conferencia Episcopal Española a la Comisión Episcopal de la Doctrina de la Fe y a la de Migraciones; siendo en esta última el Obispo Promotor del Apostolado del Mar. El 28 de enero del presente año se hizo público su nombramiento como Obispo de Tui-Vigo.En la Santa Iglesia Catedral de Tui, toma posesión el día 24 de abril de 2010; y en el día siguiente realiza la entrada en la Con-Catedral de Vigo.