Carta semanal del obispo de Astorga

Mons. Juan Antonio Menéndez Queridos diocesanos:
El valle de Compludo en la zona del Bierzo fue el lugar elegido por San Fructuoso de Braga en el siglo VII para iniciar la vida eremítica a semejanza de los monjes orientales fundados por San Antonio Abad, San Pacomio y San Basilio.

Pronto se unieron a su experiencia espiritual varios monjes entregados, en solitario, a la alabanza divina y a la penitencia y mortificación. Tal fue el número de monjes que habitaron el territorio del Bierzo en aquel siglo que se le denominó la Tebaida Berciana a semejanza de la Tebaida egipcia. Este deseo del buen cristiano de seguir el camino de la perfección y de unirse más íntimamente con el Señor sigue vivo en la Iglesia. El Señor bendijo a nuestra diócesis con multitud de vocaciones a la vida religiosa que están repartidos por todo el mundo dando testimonio de fe a la que nacieron por el bautismo en esta Iglesia asturicense. La presencia de religiosos y religiosas entre nosotros nos muestra que también hoy hay mujeres y hombres cristianos que son llamados por el Señor para vivir una vida cristiana auténtica, practicando los llamados consejos evangélicos de pobreza, castidad y obediencia y viviendo en comunidad al estilo de los primeros cristianos. Aunque la forma de vivir la Vida consagrada ha evolucionado muchísimo a lo largo de la historia del cristianismo, sin embargo el fundamento de la misma sigue siendo el mismo: la llamada a la santidad por el camino de perfección en el amor. La Vida consagrada expresa de un modo especial, aunque no en exclusiva, la santidad de la Iglesia. Los monjes y monjas en sus monasterios, los eremitas, las vírgenes consagradas, los religiosos y religiosas en sus casas y conventos se santifican siguiendo más de cerca al Señor entregándose totalmente a su servicio y al de los hombres bajo la acción del Espíritu Santo. Muchas gracias debemos de dar a Dios, nuestro Señor, por la cantidad de cristianos que hoy viven, con sus debilidades y fortalezas, para Él y para los demás en todo el mundo. Con su testimonio edifican el Cuerpo de Cristo, que es la Iglesia, y renuevan la faz de la tierra mostrando con su testimonio personal y comunitario los rasgos de un nuevo mundo más humano cuya única ley es el amor fraterno y cuya meta es la vida eterna. Os invito, queridos hermanos, a unirnos con la oración y con nuestro afecto a los hermanos y hermanas consagradas en la vida contemplativa y activa que oran todos los días por nosotros al Señor y que trabajan apostólicamente en la enseñanza, en la atención a los enfermos, ancianos, a los pobres y necesitados y a tantas personas que se acercan a sus casas con el deseo de ser simplemente escuchadas. Pedid también al Señor que siga bendiciendo las comunidades de religiosos y religiosas de nuestra diócesis con abundantes vocaciones para que no se vean obligados a cerrar sus casas. A vosotros, queridos consagrados, os manifiesto una vez más mi aprecio, cercanía y estima por lo que sois y por el bien que realizáis en nuestra diócesis. Con afecto os bendice vuestro obispo. + Juan Antonio Menendez, Obispo de Astorga

Mons. Juan Antonio Menéndez
Acerca de Mons. Juan Antonio Menéndez 14 Articles
Realizó sus estudios eclesiásticos en los Seminarios Menor y Mayor de Oviedo, afiliado a la Universidad Pontificia de Salamanca, donde obtuvo la Licenciatura en Estudios Eclesiásticos en 1980. Es también Licenciado en Derecho Canónico por la misma Universidad, en el año 2005. Fue ordenado sacerdote en la Parroquia del Sagrado Corazón de Villalegre (Avilés), el 10 de mayo de 1981. Su ministerio sacerdotal lo ha desarrollado en la diócesis de Oviedo, donde ha desempeñado los cargos de Coadjutor de “Santa María Magdalena” en Cangas del Narcea (1981-1986); Vice-Arcipreste de Allande-Cangas del Narcea (1985-1986); Párroco de varias parroquias pequeñas en Teverga (1986-1991); Arcipreste de Proava-Quirós y Teverga (1988-1991); Miembro electo del Consejo Pastoral Diocesano (1989-1991); Vicario Episcopal para la Vicaría de Oriente (1991-2001); Vicario General de Oviedo, Miembro del Consejo Pastoral Diocesano, del Consejo Presbiteral y del Colegio de Consultores (2001-2011); Presidente del Consejo de Administración de Popular TV-Asturias (2004-2011); Vicario episcopal a. i. de la Vicaría Centro (2008); Delegado del Administrador Diocesano Sede Vacante (2009-2010); y Párroco de “San Antonio de Padua” en Oviedo (2010-2011). Hasta su nombramiento como obispo auxiliar y desde el año 2011 fue vicario episcopal para Asuntos Jurídicos de Oviedo y párroco de “San Nicolás de Bari” en Avilés. Además, de canónigo de la Catedral de Oviedo desde 2001 y miembro del Consejo Presbiteral y del Consejo Pastoral Diocesano, desde 1991. Recibió la ordenación episcopal y tomó posesión en la Catedral de Oviedo el 8 de junio de 2013. El 18 de noviembre de 2015 se hizo público su nombramiento como obispo de Astorga, sede de la que tomó posesión el 19 de diciembre. OTROS DATOS DE INTERÉS En la CEE es presidente de la Comisión Episcopal de Migraciones, cargo para el que fue elegido el 14 de marzo de 2017. Hasta entonces era miembro de las Comisiones Episcopales de Migraciones y de Pastoral (2014-2017).