Cáritas Málaga conciencia en un documental del exceso de sujeciones en personas mayores

“Vivir sin ataduras” es el título del último documental producido por Cáritas Málaga, que sale a la luz con la intención de concienciar a la opinión pública sobre la importancia de mejorar los cuidados de las personas mayores, especialmente de las que sufren Alzheimer.

Erradicar las sujeciones

En palabras del director del Centro El Buen Samaritano de Cáritas Málaga y guionista de este documental, Patricio Fuentes, “demasiadas veces se sujeta, se ata a la persona mayor con demencia, especialmente en las residencias y centros de mayores, y eso es algo que tenemos que erradicar, buscando nuevas formas de atender a estas personas, porque las consecuencias que provocan sobre ellas el estar sujetas son muy graves”.

En la senda de impulsar unos cuidados libres de sujeciones, el documental realizado por Alberto Gauna cuenta con la participación de los mayores expertos en el ámbito nacional en cuanto a referencia ética y de buenos cuidados, como Antonio Burgueño, director técnico del programa Desatar al Anciano y al Enfermo de Alzheimer, de la Confederación Española de Organizaciones de Mayores (CEOMA); y la profesora de Ética en la Universidad de Deusto, Mª Jesús Goikoetxea.

Participación de varias Cáritas Diocesanas

España tiene el triste récord de ser el país con el índice más elevado de sujeciones por persona mayor. Convencidos de que es posible mejorar la calidad de vida de las personas con demencia o Alzheimer, en la realización de esta obra han participado distintos centros de Cáritas Diocesanas de toda España, que lleva a cabo de manera conjunta un programa pionero en nuestro país para eliminar en sus servicios el uso de sujeciones, desde el criterio de que cada persona sea tratada y viva según la vida que Dios soñó para ellos.

(Cáritas)

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 40702 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).