La Iglesia llama a orar para superar un pasado hostil y marcado por el pecado

Siglo XVI. Había ansias de reforma. Muchos intentaban conseguir que la Iglesia occidental se renovara. A un lado, Lutero, Zuinglio, Calvino. Al otro, muchos que permanecieron católicos, como san Ignacio de Loyola, san Francisco de Sales o san Carlos Borromeo. Sin embargo, lo que debería haber sido una historia de la gracia, estuvo marcada por el pecado de los hombres y se volvió una historia del desgarramiento de la unidad del pueblo de Dios. De la mano del pecado y de un modo creciente, vinieron las guerras, la hostilidad mutua y la sospecha.

500 años después, un papa católico, Francisco, ha ido a Suecia para participar en el aniversario de la Reforma, que se celebra cada 31 de octubre.

El presidente del Pontificio Consejo para la Unidad de los Cristianos, el cardenal Kurt Koch, destacó la importancia de este evento frente a las anteriores ceremonias de conmemoración de la Reforma Protestante, que eran “triunfalistas y polémicas por parte de ambos lados”. Así mismo, ha señalado que no se trata de celebrar los 500 años de la Reforma, sino los primeros cincuenta años de restablecimiento del diálogo bilateral con los luteranos, iniciado en 1967, tras el Vaticano II. Esto es “lo que debemos agradecer, porque hemos podido descubrir todo lo que hay de común entre luteranos y católicos”, afirma el cardenal Koch.

Lo que hay de común

Lo que hay de común entre católicos y luteranos, y entre todas las iglesias y comunidades eclesiales cristianas, es Cristo. Cristo, verdadero Dios y verdadero hombre, que es el único salvador para el género humano. Con Cristo, el bautismo que configura a quien lo recibe con el hijo único de Dios, haciéndole “hijo en el Hijo”. Con el bautismo, el amor por la Biblia, como palabra de Dios; la oración y la mística; la búsqueda de la verdad en la teología; el servicio de los pobres y el cuidado de la Tierra; hasta culminar con el martirio.

A la consideración de estos temas, invita el lema de la semana de oración por la unidad de los cristianos de este año ‘Reconciliación. El amor de Cristo nos apremia’, así como los materiales para su celebración que, elaborados por un grupo de representantes de diferentes comunidades cristianas de Alemania, ha llegado ya a todas las parroquias y centros cristianos. Esta semana comenzará el 18 de enero y culminará el 25 con la celebración de la fiesta de la ‘Conversión de San Pablo’.

(José Antonio Calvo – Iglesia en Aragón)

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 37369 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).