“Aquí tienes a tu madre” (Jn 19,27)

Mons. Enrique Benavent           El 13 de enero de 1617 se fundó en la catedral de nuestra diócesis la Archicofradía de la Virgen de la Cinta. Para conmemorar el cuarto centenario de este acontecimiento, el papa Francisco ha concedido la celebración de un año jubilar mariano, que se inaugurará este domingo con una Eucaristía solemne en la catedral y que tendrá como centro la capilla de la Cinta. Aunque la devoción a la Virgen de la Cinta está más vinculada a la ciudad de Tortosa y a las tierras del Ebro, al tratarse de la capilla más importante de las dedicadas a la Virgen en nuestra catedral, quiero invitar a toda la diócesis a hacer vuestra también esta celebración jubilar. Se trata de una buena oportunidad para visitar nuestra catedral y tener un momento de oración ante la Madre del Señor.

Os invito a hacer de este año jubilar una ocasión para escuchar y meditar en el corazón estas palabras que Jesús, cuando estaba clavado en la cruz, dirigió al discípulo que tanto amaba: “Aquí tienes a tu madre”. Ellas serán el lema de esta celebración jubilar.

Estamos en el momento más importante de la historia de la salvación. Por tanto, lo que sucede y las palabras que Jesús pronuncia tienen una gran importancia. Todo está cargado de un sentido profundo que se descubre a la luz de la fe. Antes de entregar su espíritu al Padre, el Señor nos da a su madre a todos nosotros. Estamos ante una revelación: María, la madre del Señor, se convierte en ese momento en madre de todos los amigos de su Hijo, representados en el discípulo a quién Él tanto amaba. Se trata de una auténtica maternidad espiritual. Cuando Jesús ha consumado la obra de la redención de la humanidad, su madre se convierte en madre de todos los redimidos por su sangre. El vínculo de amor que une a María con su Hijo incluirá desde ahora a todos los salvados por Él. Estamos ante un regalo que no hubiéramos imaginado.

Estas palabras son también para nosotros una invitación, una llamada a venir a la capilla de nuestra catedral para estar con nuestra Madre. Para los tortosinos y para los devotos de la Virgen de la Cinta, la capilla es la casa de María. “Aquí tienes a tu madre”. El Aquí evoca el lugar donde podemos abrir el corazón a la Madre del Señor. Me gustaría que este año santo sea un acontecimiento de gracia, una ocasión para encontrarnos con nuestra madre, para que se haga más fuerte el vínculo que une su corazón a los de todos los hijos de la tierra tortosina. María desea que nuestra amistad con Jesús sea más fuerte, y este ha de ser el fruto del año jubilar que iniciamos.

Finalmente, en las palabras del Señor escuchamos también una exhortación a acoger a María en nuestra casa, en nuestro corazón, en nuestra vida. El discípulo a quien Jesús dirigió estas palabras, al escucharlas “la acogió en su casa” (Jn 19, 27). Ella ha estado siempre presente en el corazón de la ciudad de Tortosa y de sus hijos. En el himno de Joan Moreira y del beato Josep Maria Peris, cantamos que la Cinta, que es el símbolo que nos recuerda su amor de madre, “es nostra Reina, nostra Mare, nostre Tresor”, y que “dels fills de Tortosa és sempre el consol”.

Que esta celebración jubilar de los cuatro siglos de la fundación de la real archicofradía, ayude a que el lazo que une nuestra ciudad a la Madre del Señor no se deshaga nunca jamás.

+ Enrique Benavent Vidal
Obispo de Tortosa

Mons. Enrique Benavent Vidal
Acerca de Mons. Enrique Benavent Vidal 134 Articles
Nació el 25 de abril de 1959 en Quatretonda (Valencia. Cursó los estudios eclesiásticos en el Seminario Diocesano de Moncada (Valencia), asistiendo a las clases de la Facultad de Teología “San Vicente Ferrer” donde consiguió la Licenciatura en Teología (1986). Es Doctor en Teología (1993) por la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma. Recibió la ordenación sacerdotal en Valencia de manos de Juan Pablo II el 8 de noviembre de 1982, durante su primera Visita Apostólica a España.CARGOS PASTORALESEn su ministerio sacerdotal ha desempeñado los cargos de: coadjutor de la Parroquia de San Roque y San Sebastián de Alcoy (provincia de Alicante y archidiócesis de Valencia) y profesor de Religión en el Instituto, de 1982 a 1985; formador en el Seminario Mayor de Moncada (Valencia) y profesor de Síntesis Teológica para los Diáconos, de 1985 a 1990; y Delegado Episcopal de Pastoral Vocacional, de 1993 a 1997. Durante tres años, de 1990 a 1993, se trasladó a Roma para cursar los estudios de doctorado en la Pontificia Universidad Gregoriana.Es profesor de Teología Dogmática en la Facultad de Teología “San Vicente Ferrer” de Valencia”, desde 1993; profesor en la Sección de Valencia del Pontifico Instituto “Juan Pablo II” para Estudios sobre Matrimonio y Familia, desde 1994; Director del Colegio Mayor “S. Juan de Ribera” de Burjassot-Valencia, desde 1999; Decano-Presidente de la Facultad de Teología “San Vicente Ferrer” de Valencia, desde 2004, y Director de la Sección Diócesis de la misma Facultad, desde 2001; además, desde 2003, es miembro del Consejo Presbiteral.Fue nombrado Obispo Auxiliar de Valencia el 8 de noviembre de 2004.El 17 de mayo de 2013 el Papa Francisco le nombró Obispo de Tortosa.OTROS DATOS DE INTERÉSEn la CEE, desde 2008 es miembro de la Comisión Episcopal para la Doctrina de la fe y desde 2005 de la de Seminarios y Universidades.