Navidad, celebración interior para iluminar el mundo

Mons. Rafael Zornoza          Con este vídeo quiero felicitaros a todos en este momento esencial de la vida de la Iglesia. La Navidad que se acerca es una celebración de gran alegría, también externa, pero sobre todo es un evento religioso para el que es necesario una preparación espiritual.

Para preparar y celebrar la Navidad el Papa Francisco, por tarto,  ha pedido hacer un examen de conciencia y abandonar la “búsqueda del éxito a toda costa”, del “poder en detrimento de los más débiles”, de la riqueza y del “placer a cualquier precio”. “Es necesario realizar un cambio en nuestra vida, un examen de conciencia para dejar a un lado el camino lleno de ídolos de este mundo, actitudes propias del diablo como buscar el éxito a toda costa, buscar el poder en detrimento de los más débiles, tener sed de la riqueza y buscar el placer a cualquier precio”. Que Dios se haga hombre tiene que ver con el Reino de Dios y el Reino de los cielos. El Reino de Dios se extenderá sin fin hasta la vida eterna, pero lo más impresionante es que el Reino de Dios está aquí presente  y que es posible experimentar desde ahora su potencia espiritual. Curiosamente su criterio y estilo, vividos en nuestra propia vida, serán el criterio de discernimiento cuando demos cuenta de ella al final, ante el Señor que se ha hecho hombre para abrirnos la puerta del cielo.

Es importante que brille nuestra alegría y se manifieste a los demás. Nuestras celebraciones, llenas de sencillez y profundidad para vivir la vida cargada de valores, de deseo de bien, de paz y de servicio, deseosos de compartir con los necesitados y atentos con los pobres, enfermos y desvalidos, son algo más que bombillitas led o espumillón barato para decorar una sala: son un verdadero faro, un foco de luz ardiente que sintoniza inmediatamente con lo más íntimo del corazón de todos, al que muestra con naturalidad la belleza de una sociedad iluminada por Dios.

María es la Virgen de la espera y de la esperanza, es el modelo de la actitud espiritual con el que la Iglesia celebra y vive los misterios divinos. Con la fiesta de la Inmaculada hemos celebrado el feliz comienzo de la Iglesia, hermosa, sin mancha ni arruga (Pablo VI, Marialis Cultus 3). Ella nos anima a prepararnos con actitud vigilante, orando y alabando a Dios.

Que la Virgen María nos ayude a prepararnos al encuentro con este Amor cada vez más grande que en la noche de Navidad se ha hecho pequeño, como una semilla caída en la tierra, la semilla del Reino de Dios. Debemos pedir su intercesión materna para la conversión de los corazones y el don de la paz.

+ Rafael Zornoza

Obispo de Cádiz y Ceuta

Mons. Rafael Zornoza
Acerca de Mons. Rafael Zornoza 285 Articles
RAFAEL ZORNOZA BOY nació en Madrid el 31 de julio de 1949. Es el tercero de seis hermanos. Estudió en el Colegio Calasancio de Madrid con los PP. Escolapios, que simultaneaba con los estudios de música y piano en el R. Conservatorio de Madrid. Ingresó en el Seminario Menor de Madrid para terminar allí el bachillerato. En el Seminario Conciliar de Madrid cursa los Estudios Teológicos de 1969 a 1974, finalizándolos con el Bachillerato en Teología. Ordenado sacerdote el 19 de marzo de 1975 en Madrid fue destinado como vicario de la Parroquia de San Jorge, y párroco en 1983. Impulsó la pastoral juvenil, matrimonial y de vocaciones. Fue consiliario de Acción Católica y de promovió los Cursillos de Cristiandad. Arcipreste del Arciprestazgo de San Agustín y miembro elegido para el Consejo Presbiteral de la Archidiócesis de Madrid desde 1983 hasta que abandona la diócesis. Es Licenciado en Teología Bíblica por la Universidad Pontificia Comillas de Madrid, donde también realizó los cursos de doctorado. Preocupado por la evangelización de la cultura organizó eventos para el diálogo con la fe en la literatura y el teatro e inició varios grupos musicales –acreditados con premios nacionales e internacionales–, participando en numerosos eventos musicales como director de coros aficionados y profesor de dirección coral. Ha colaborado además como asesor en trabajos del Secretariado de Liturgia de la Conferencia Episcopal. En octubre de 1991 acompaña como secretario particular al primer obispo de la de Getafe al iniciarse la nueva diócesis. Elegido miembro del Consejo Presbiteral perteneció también al Colegio de Consultores. Inicia el nuevo seminario de la diócesis en 1992 del que es nombrado Rector en 1994, desempeñando el cargo hasta 2010. Ha sido profesor de Teología en la Escuela Diocesana de Teología de Getafe, colaborador en numerosos cursos de verano y director habitual de ejercicios espirituales. Designado por el S.S. el Papa Benedicto XVI obispo titular de Mentesa y auxiliar de la diócesis de Getafe y fue ordenado el 5 de febrero de 2006. Hay que destacar en este tiempo su dedicación a la Formación Permanente de los sacerdotes. También ha potenciado con gran dedicación la pastoral de juventud, creando medios para la formación de jóvenes cristianos, como la Asociación Juvenil “Llambrión” y la Escuela de Tiempo Libre “Semites”, que capacitan para esta misión con la pedagogía del tiempo libre, campamentos y actividades de montaña. Ha impulsado además las Delegaciones de Liturgia, Pastoral Universitaria y de Emigrantes, de importancia relevante en la Diócesis de Getafe, así como diversas iniciativas para afrontar la nueva evangelización. Pertenece a la Comisión Episcopal de Seminarios de la Conferencia Episcopal Española –encargado actualmente de los Seminarios Menores– y a la Comisión Episcopal del Clero. Su lema pastoral es: “Muy gustosamente me gastaré y desgastaré por la salvación de vuestras almas” (2Cor 12,13). El 30 de agosto de 2011 se ha hecho público su nombramiento por el Santo Padre Benedicto XVI como Obispo electo de Cádiz y Ceuta. El 22 octubre ha tomado posesión de la Diócesis de Cadiz y Ceuta.