“Ha sido un tiempo de gracia y un momento de renovación cristiana”

Mons. Vicente Jiménez

  1. Tiempo de gracia y momento de renovación cristiana

Durante el tiempo de otoño, desde el 22 de octubre hasta el 4 de diciembre de este año 2016, he tenido la dicha de realizar la Visita Pastoral al arciprestazgo de Zuera. Ha sido un tiempo de gracia y un momento de renovación cristiana. He tenido el gozo como Sucesor de los Apóstoles, en comunión con el Papa Francisco, de ejercer el ministerio episcopal de enseñar, santificar y regir al pueblo de Dios, en contacto directo con las alegrías y las expectativas, las angustias y preocupaciones de la gente, exhortando siempre a vivir con esperanza la alegría del Evangelio, como nos exhorta el Papa Francisco.

La Visita Pastoral ha sido un signo de la presencia de Cristo, “Supremo Pastor”, que visita a su pueblo con la paz. No he ido a título personal, en nombre propio o como un funcionario; no he ido para recibir honores ni tener popularidad. He ido en nombre de Jesucristo, para representarle como maestro, sacerdote y pastor. He ido para despertar el sentido de Iglesia; para confirmar a todos en la fe la esperanza y la caridad; para ayudar a vivir con gozo la vida cristiana, poniendo nuestro corazón en Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo.

  1. Programa de actos

He visitado las 18 parroquias que componen el arciprestazgo de Zuera, dentro de la V Vicaría Territorial de nuestra Diócesis de Zaragoza. El arciprestazgo de Zuera tiene unos 18.000 habitantes. En la Visita Pastoral me ha acompañado siempre el Vicario Episcopal Territorial, D. Jesús Arduña. Doce sacerdotes y religiosos están al frente de las diversas comunidades cristianas, integradas por religiosos, religiosas y fieles laicos, que forman el pueblo de Dios, que peregrina en esta zona de nuestra Diócesis. A todos ellos quiero expresarles mi gratitud sincera por su acogida fraterna y por su labor pastoral, según la vocación recibida.

El programa de actos ha sido amplio y variado: celebración de la Eucaristía en todas las parroquias, en una de ellas con la celebración del sacramento de la Unción de Enfermos; reuniones con los consejos pastorales parroquiales y de economía; encuentros con grupos de catequistas, de liturgia, de Cáritas, movimientos apostólicos, cofradías y otros agentes de pastoral; encuentros con las comunidades religiosas en sus casas; visita a colegios y escuelas; residencias de ancianos; visita a los enfermos en sus casas; visita a centros de trabajo; la visita a los cementerios y oración por los difuntos. Un momento significativo fue la visita a los presos de la cárcel de Zuera, como fruto del Año de la Misericordia. También he mantenido encuentros con algunas autoridades locales e instituciones.

La apertura de la Visita Pastoral para todo el arciprestazgo tuvo lugar en Villanueva de Gállego y la clausura en Alfajarín.

  1. Balance y mensaje

El balance puede resumirse en tres palabras: gratitud, compromiso y esperanza.

El Señor ha estado grande con nosotros y estamos alegres, podemos exclamar con el salmo 125. Gratitud a Dios, que está en el origen, en el centro y en la meta de nuestros proyectos. Agradecimiento a los sacerdotes, religiosos, laicos, autoridades e instituciones.

La Visita Pastoral ha estado situada en el contexto de la Programación Pastoral 2016-2017,que tiene como lema “Ua Iglesia Diocesana en salida y conversión”. Queremos comprometernos para dar respuesta a las necesidades pastorales que tiene nuestro pueblo: desarrollar una pastoral en clave evangelizadora y misionera al encuentro de todos, especialmente de los jóvenes y de las familias; y cultivar el encuentro personal y comunitario con Dios, y vivir el seguimiento de Jesucristo en su Iglesia.

Queremos mirar al futuro con esperanza, confiando en Dios, que no abandona a su pueblo y que cuenta con nuestra humilde respuesta y generosa colaboración.

Que el Señor que ha comenzado en nosotros esta obra buena la lleve a feliz término.

+ Vicente Jiménez Zamora
Arzobispo de Zaragoza

Mons. Vicente Jiménez Zamora
Acerca de Mons. Vicente Jiménez Zamora 231 Artículos
Mons. D. Vicente Jiménez Zamora nace en Ágreda (Soria) el 28 de enero de 1944. Fue ordenado sacerdote diocesano de Osma-Soria el 29 de junio de 1968. Es licenciado en Teología por la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma, en Teología Moral por la Pontificia Universidad Lateranense de Roma y en Filosofía por la Pontificia Universidad Santo Tomás de Aquino de Roma.CARGOS PASTORALESSu ministerio sacerdotal y episcopal está unido a su diócesis natal, en la que durante años impartió clases de Religión en Institutos Públicos y en la Escuela Universitaria de Enfermería, además fue profesor de Filosofía y de Teología en el Seminario Diocesano. También desempeñó los cargos de delegado diocesano del Clero (1982-1995); Vicario Episcopal de Pastoral (1988-1993); Vicario Episcopal para la aplicación del Sínodo (1998-2004) y Vicario General (2001-2004). Fue, desde 1990 hasta su nombramiento episcopal,abad-presidente del Cabildo de la Concatedral de Soria.El 12 de diciembre de 2003 fue elegido por el colegio de consultores administrador diocesano de Osma-Soria, sede de la que fue nombrado obispo el 21 de mayo de 2004. Ese mismo año, el 17 de julio, recibió la ordenación episcopal. El 27 de julio de 2007 fue nombrado Obispo de Santander y tomó posesión el 9 de septiembre de 2007. Desde el 21 de diciembre de 2014 es Arzobispo de Zaragoza, tras hacerse público el nombramiento el día 12 del mismo mes.OTROS DATOS DE INTERÉSEn la CEE es miembro del Comité Ejecutivo desde el 14 de marzo de 2017.Además, ha sido miembro de las Comisiones Episcopales para la Doctrina de la Fe (2007-2008) y Pastoral Social (2008-2011). Desde 2011 era presidente de la Comisión Episcopal para la Vida Consagrada, tras ser reelegido para el cargo el 13 de marzo de 2014.El sábado 29 de marzo de 2014 la Santa Sede hizo público su nombramiento como miembro de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica.