Nuestro identikit diocesano «Servir es reinar»

Mons. Ángel Pérez Pueyo         Coronamos este año de «gracia y clemencia» que inauguró el Papa Francisco el 8 de diciembre de 2015 con la fiesta de Cristo Rey.

Singular y paradójica resulta la forma que Jesucristo tuvo de encarnar su realeza y de prodigar la misericordia del Padre. Reinó desde el trono de la cruz. Su corona fue labrada con espinas; su cetro fue una caña; su púrpura, un manto raído; sus armas, la justicia y la verdad; su ley, el amor; su fuerza y su poder, la humildad. Para Él reinar fue servir.

Los hijos del Alto Aragón, aunque cerremos la «puerta santa» de la catedral de Barbastro y de Monzón, de la Iglesia parroquial de San Pedro Apóstol en Fraga y de San Miguel en Graus o la del Santuario de Torreciudad, dejaremos entreabiertas las puertas de nuestro corazón —como verdaderos «templos vivos de Dios» que somos— para constituirnos en «apóstoles de calle» o en «cirineos ambulantes», saliendo a los caminos para invitar a todos los que estén fuera del hogar a regresar a casa o para cargar sobre nuestros hombros a cuantos se sientan heridos, maltrechos o extenuados.

«Tamtam Comunicación Sc» y el «Equipo de Medios de Comuni­cación» de nuestra Diócesis nos han hecho un regalo espléndido, al ofrecernos este «logo» con el que podemos identificar el desafío que los creyentes del Alto Aragón queremos asumir como expresión de nuestra identidad cristiana y de nuestro compromiso social con cada uno de los pueblos (250) y vecinos (105.839) que integran nuestra Diócesis de Barbastro-Monzón.

Sellad en vuestro corazón, a sangre y fuego, nuestro identikit diocesano (imagen corporativa) que nos recuerde que en la «CRUZ llagada», Cristo Jesús, ha cargado con todas nuestras «heridas» (llagas, miserias, flaquezas, pecados…) y se muestra como REY vencedor del pecado y de la muerte. La promesa que le hiciera a Dimas (el ladrón arrepentido) deja constancia de esta victoria, y es garantía de nuestra esperanza cristiana. A partir de la muerte de Jesús, que es también su glorificación (de ahí el color dorado de la cruz llagada), están abiertas las puertas del paraíso y queda inaugurado el reino de la resurrección de los muertos.

logo-barbastroAl mismo tiempo en el «logo» se desvela nuestra identidad misionera y martirial (color granate de las letras). Barbastro-Monzón, regada con la sangre inocente de su «pastor» (Báculo del Beato Florentino) y la de un ingente número de sacerdotes, [email protected] y seglares de su grey, ha quedado «afinada» (orquesta) para que resuene eternamente la Buena Notica en todo el Alto Aragón (simbolizado por el monte nevado que se divisa desde Roda de Isábena, origen de nuestra Diócesis).

¡Fascinante encomienda, aunque ardua y delicada, la que hoy os confía vuestro pastor al clausurar el año de la misericordia…! Pero, ¡cómo podríamos permanecer impasibles por más tiempo ante tantos hermanos nuestros que se «desangran» a nuestro lado por la soledad o el desamor! ¡Cómo íbamos a quedarnos tranquilos cuando tantas personas se sienten engañadas, utilizadas, manejadas, ninguneadas…! ¡Cómo ser insensibles ante los fracasos, frustraciones, caídas nuestras o de los demás…! ¡Cómo mantener la calma o la serenidad cuando tantos se sienten angustiados, abatidos, decepcionados…! ¡Cómo ser fríos cuando nos niegan «el pan y la sal» o se nos cierran todas las puertas…! ¡Cómo permanecer indiferentes cuando una enfermedad o un contratiempo inesperado desbaratan todos nuestros planes o proyectos…!

Haced entrar y cobijad a todos estos hijos del Alto Aragón, hermanos nuestros ¾cuyo corazón está roto, herido, vacío, deshabitado…¾, por la puerta que quedó entreabierta (estigma) del costado de Cristo. Y servidles vosotros mismos como bálsamo y caricia de Dios.

Con mi afecto y bendición

 

+ Ángel Pérez Pueyo

Obispo de Barbastro-Monzón

 

Mons. Ángel Pérez Pueyo
Acerca de Mons. Ángel Pérez Pueyo 112 Articles
- Mons. Ángel Javier Pérez Pueyo, natural de Ejea de los Caballeros (Zaragoza), nace el 18 de agosto de 1956. Es el segundo hijo del matrimonio (+) Rodrigo Pérez Fuertes (1.III. 1924 – 1.III.2012) y (+) Carmen Pueyo (21.II.1929 – 19.IV-2005). Su hermana, (+) Mª Concepción (19.V.1954 – 27.VII.1998), se queda paralítica cuando tenía catorce meses como consecuencia de una poliomielitis aguda. - A los 10 años de edad ingresa en el Seminario Metropolitano de Zaragoza. De 1966 a 1971 cursa sus estudios de bachillerato en el Seminario Menor. En 1972 pasa al Seminario Mayor donde estudia COU y como es demasiado joven para iniciar los Estudios Eclesiásticos los formadores le recomiendan que inicie la Etapa Introductoria y estudie Magisterio en la Escuela Universitaria de Formación del Profesorado de Educación General Básica “Virgen del Pilar” que se hallaba ubicada en el mismo edificio del Seminario. En 1974 inicia sus Estudios Eclesiásticos en el Centro Regional de Estudios Teológicos de Aragón (CRETA). - En 1977 va a Salamanca al Aspirantado “Maestro Ávila”, ¾casa de formación que los Sacerdotes Operarios tienen en España¾, donde cursa los tres últimos años de Teología en la Universidad Pontificia de Salamanca. Posteriormente realiza estudios de licenciatura en Filosofía y Ciencias de la Educación en la Universidad Civil de Salamanca. - A los 23 años, el día 19 de marzo de 1980, es ordenado sacerdote por Mons. Antonio Vilaplana Molina en Plasencia (Cáceres) donde había sido enviado por los Superiores de la Hermandad para realizar la Etapa de Pastoral como formador y profesor en el Seminario Menor de dicha Diócesis. - Al finalizar el curso 1979/80 es destinado al Seminario de Tarragona. Desde 1980 a 1985 desempeña su labor formativa en el Seminario Menor como responsable de los seminaristas y como tutor y profesor del Colegio-Seminario. - En 1985 es nombrado Rector del Aspirantado Menor de Salamanca. Colabora como profesor y tutor en el Colegio “Maestro Ávila” impulsando el trabajo de pastoral juvenil y vocacional con los alumnos y profesores del mismo colegio. - En julio de 1990, en la XVIII Asamblea General, es elegido miembro del Consejo Central y se le responsabiliza de la Coordinación Pastoral de la Hermandad. Durante este tiempo coordina la preparación y dirección de los Cursos para Formadores de Seminarios que se impartieron en Buenos Aires (Argentina), en Caracas (Venezuela), en Lima (Perú); colaboró en el diseño del Curso para Formadores de Seminarios organizado por la Comisión Episcopal de Seminarios y Universidades de la Conferencia Episcopal Española que se viene celebrando durante el verano en Santander; y colabora como profesor en el Curso para Formadores de Seminarios de lengua española-portuguesa, organizado por la Congregación para la Educación Católica, que se imparte en el Pontificio Colegio Español de San José y en el que participan formadores de diferentes países Lati­noamericanos. En 1994 participa en Itaicí (Brasil) en el I Congreso Continental Latinoame­ricano de Vocaciones. - En julio de 1996, en la XIX Asamblea General es elegido Director General de la Hermandad de Sacerdotes Operarios hasta el año 2002. En 1997 participa en el Congreso sobre secularidad del presbítero diocesano organizado por la Comisión Episcopal del Clero de la Conferencia Episcopal Española. – En julio de 2002, en la XX Asamblea General, celebrada en el Pontificio Colegio Español de San José de Roma (Italia) es reelegido por mayoría absoluta en primera votación. −El pasado 22 de mayo de 2008 la Hermandad ha recibido de la Santa Sede la aprobación como Asociación Sacerdotal de Derecho Pontificio, tal como soñó desde el comienzo Mosén Sol. Y en julio de 2008, por coincidir con el 125 aniversario de la Fundación de la Hermandad y el I Centenario de la muerte del Beato Manuel Domingo y Sol, se celebrará en Tortosa la XXI Asamblea General. – En septiembre de 2008, al concluir su mandato como Director General, es nombrado Director del Secretariado de la Comisión Episcopal de Seminarios y Universidades de la Conferencia Episcopal Española. – El 2 de agosto de 2013 es nombrado Rector del Pontificio Colegio Español de San José en Roma por la Congregación del Clero. – El 27 de diciembre de 2014 es nombrado por el Papa Francisco Obispo de Barbastro-Monzón.