«Santa María la Real de la Almudena, gracias por acompañarnos y abrirnos caminos de encuentro»

madrid-almudena-2016-2Varios miles de personas han abarrotado este miércoles por la mañana la plaza Mayor para celebrar la fiesta de Santa María la Real de la Almudena con una Misa solemne presidida por el arzobispo de Madrid. En su homilía [íntegra en este enlace], monseñor Carlos Osoro, ha dado las gracias a la patrona de la diócesis «por ofrecernos a tu Hijo Jesucristo, rostro vivo y auténtico de Dios y del hombre». «Sostienes en tus manos a Nuestro Señor recién nacido en Belén y nos lo ofreces a los hombres. Así, en esta postura, con esta fotografía, te han reconocido como Madre de Dios y Madre nuestra, como Madre de Madrid –como subraya el lema de este año–, todos los que habitan estas tierras. Gracias por acompañarnos y abrirnos caminos de encuentro, gracias por enseñarnos a derribar muros, a crear puentes que nos unan a todos, a no hacer una tierra donde unos descartamos a los otros», ha aseverado.

El cardenal electo ha pedido a la Virgen «que mire a todos los que formamos parte de esta Comunidad de Madrid, a cada uno de nosotros, con esos sus ojos misericordiosos» y que nos ayude a «cuidar la vida», a mirar como ella y a ver a su Hijo «en cada ser humano que es nuestro hermano». Como ha resaltado, «la vida hay que cuidarla siempre, desde el inicio hasta su término, siempre haciéndolo con ternura». «Cuidar la vida supone sembrar esperanza siempre. Un pueblo que cuida la vida es sembrador de esperanza. Un pueblo que cuida a los niños y a los ancianos, cuida a todos. María nos enseña a cuidar la Vida. Cuidó a Jesús desde el momento que estuvo en su vientre y lo cuidó cuando estaba en la Cruz. […] En las bodas de Caná, cuando María vio que no había lo necesario para hacer la fiesta, se dirigió a su Hijo para pedirle que interviniera sin mirar quiénes estaban. Lo hacía para todos. Porque igual que Jesús dio la vida por todos los hombres, a su Madre la hizo Madre de todos. ¡Qué tradición más hermosa salir aquí, en Madrid, a la plaza Mayor, para pedir a la Madre de Madrid que nos cuide y nos enseñe a cuidarnos los unos a los otros!», ha añadido.

En esta línea, como ha recordado monseñor Osoro, hace falta tener la mirada de María para «vernos entre nosotros de otra manera, no como enemigos, sino como hermanos». «Enséñanos a mirar para rescatar, acompañar y proteger; a mirar a los que naturalmente miramos menos y lo necesitan más: a aquellos que están desamparados, solos o enfermos, a los que no tienen de qué vivir, a los que están en la calle, a los que no conocen a tu Hijo ni la ternura que tienes de Madre», ha pedido; para luego animar a aceptar la invitación que nos hace la Virgen a «encontrar a Jesús en cada ser humano», a «no permanecer indiferentes ante el hermano».

«Establezcamos tal comunión con Dios que podamos decir al unísono del corazón de María: «Hágase en mí según tu palabra», «aquí estoy», disponible para dejarte entrar en mi vida y poder llevar, a los hombres que encuentre en el camino, lo que tú me das. Señor Jesucristo, gracias por darme como Madre a tu Madre. Que con su intercesión cuidemos la vida de los hombres, regalemos tu mirada a todos sin excepción y veamos siempre a un hermano. Santa María la Real de la Almudena, ruega por nosotros», ha concluido el arzobispo de Madrid.

Concelebrantes y autoridades presentes

Junto a monseñor Osoro han concelebrado el arzobispo emérito de Madrid, cardenal Antonio María Rouco Varela; el arzobispo castrense, monseñor Juan del Río; el obispo auxiliar de Madrid, monseñor Juan Antonio Martínez Camino; el obispo de Alcalá, monseñor Juan Antonio Reig Pla; el obispo de Getafe, monseñor Joaquín López de Andujar, y su obispo auxiliar, monseñor José Rico Pavés; el obispo emérito de Ciudad Real, monseñor Antonio Algora, y el nuncio de Su Santidad en España, monseñor Renzo Fratini; así como los vicarios episcopales y numerosos presbíteros.

Entre las autoridades presentes en la Misa han estado la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena –que ha renovado el Voto de la Villa–; la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, y la presidenta de la Asamblea de Madrid, Paloma Adrados; así como otros representantes de la Comunidad de Madrid –entre ellos, los consejeros Ángel Garrido, Jaime González Taboada y Pedro Rollán, y el portavoz socialista en la Asamblea, Ángel Gabilondo– y de la Corporación Municipal –entre otros, las portavoces Esperanza Aguirre, Begoña Villacís y Purificación Causapié–.

En la plaza Mayor han estado, además, numerosos representantes de las cofradías, hermandades, órdenes militares y asociaciones de la diócesis, así como un nutrido grupo de enfermos y personas con discapacidad.

Varios días de fiesta en honor a la Madre de Madrid

Al término de la Eucaristía, la imagen de la Virgen ha sido llevada en procesión de regreso a la catedral. Además, se mantiene, hasta las 20 horas, la ofrenda floral solidaria, por la que ya han pasado muchos madrileños y niños de los colegios de la diócesis.

Esta jornada pone punto final a las celebraciones en honor a la patrona de Madrid, que arrancaron el pasado viernes, 4 de noviembre, con la vigilia de oración mensual que reúne a los jóvenes con el arzobispo en la catedral. «Haced la revolución de la vida», pidió el prelado.

Al día siguiente, el pasado sábado, tuvo lugar el Encuentro Diocesano de Niños, organizado por la Delegación Episcopal de Infancia y Juventud, con Misa en la catedral. En su homilía, el arzobispo animó a más de 800 niños a cambiar Madrid con él.

Ese día por la tarde arrancó el triduo en honor a la Virgen de la Almudena, con Misa predicada en la catedral. La ofrenda floral a la patrona corrió a cargo de la Congregación de San Isidro de Naturales de Madrid; mientras que el domingo la hizo la Corte de Honor de Santa María la Real de la Almudena; y este lunes le correspondió a la Real e Ilustre Esclavitud y Santo Rosario de Santa María la Real de la Almudena.

Además, este martes por la noche, la catedral acogió la tradicional vigilia en honor a la Madre de Madrid, en la que el arzobispo de Madrid alentó a ser «misioneros como María». «Salgamos, caminemos, encontrémonos con todos los hombres, cambiemos su corazón; pero con nuestras fuerzas no lo podemos acoger, hay que acoger a Jesucristo», dijo.

(Archidiócesis de Madrid – Foto: Ignacio Arregui)
Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 40347 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).