La Universidad Católica de Valencia crea un movimiento universitario de acción social solidaria contra el hambre

ucv-prfotoclaustroLa Universidad Católica de Valencia San Vicente Mártir ha creado el movimiento universitario de acción social solidaria, denominado New Humanity, que pondrá en acción los resultados del trabajo que desarrolla la línea de investigación vinculada a la Cátedra de Teología que estudia la pobreza y el hambre en el mundo.

Según ha detallado el vicerrector de Pastoral y Evangelización José Luis Sánchez, director del congreso internacional celebrado la semana pasada, el nuevo movimiento está “impulsado por el Cardenal Antonio Cañizares”.

New Humanity, que contará con representantes en varios países, abarcará cuatro ámbitos diferentes de acción como son las dimensiones intelectual, espiritual, social y festiva, con el fin de crear una «cultura de la fraternidad», ha avanzado José Luis Sánchez.

Según ha señalado el vicerrector el movimiento universitario New Humanity “trata de ofrecer un cauce de acción social solidaria dirigido a estudiantes y jóvenes cristianos”, aunque también ha invitado a unirse, “siguiendo al papa Francisco, a todas las personas de buena voluntad que compartan esta sensibilidad por los que sufren y quieran asumir un compromiso de colaboración en el tema del hambre”.

Precisamente, miembros de New Humanity se han reunido esta mañana, encabezados por el rector en funciones de la Universidad Católica de Valencia, en el que han recordado el Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza, que cada 17 de octubre conmemora la ONU desde 1992.

José Luis Sánchez ha leído el documento de la ONU por el que se recuerda que el 17 de octubre de 1987 más de 100.000 personas se congregaron en París para “rendir homenaje a las víctimas de la pobreza extrema, la violencia y el hambre”. De esta forma, ha animado a “intensificar” los esfuerzos para que toda persona pueda “ejercer plenamente sus derechos fundamentales”.

Objetivos de New Humanity

A continuación, el rector Ricardo García ha detallado que el primer objetivo que persigue New Humanity, es “sensibilizar” a la sociedad sobre la importancia de la pobreza y el hambre en el mundo “en toda su gravedad y en todas las dimensiones de este problema”.

Igualmente, también se encargará de divulgar los estudios científicos, las “vías de investigación abiertas y las posibles soluciones disponibles en la actualidad desde un compromiso de respeto a la dignidad del ser humano”.

En este sentido, una de sus primeras actividades –ha indicado el rector- será “poner en acción los resultados de la línea de investigación Pobreza y Denuncia sobre la destrucción de alimentos. Hambre en el mundo y alimentos emergentes: hacia una Nueva Humanidad que desarrolla la UCV desde hace más de dos años con un equipo de 50 investigadores”.

Asimismo, New Humanity podrá en marcha a través de un crowdfunding, dedicado a financiar la investigación y la acción solidaria sobre la pobreza y el hambre.

“No solo de pan vive el hombre. Creemos que la cosmovisión cristiana tiene motivos de esperanza válidos para creyentes y no creyentes, que al escuchar la palabra de Dios, pueden experimentar una apertura de la tristeza a la alegría, de la desesperación a la esperanza e incluso descubrir la posibilidad de la vida perdurable”, ha señalado el rector.

Además, una de las previsiones es “fomentar” la incorporación en colegios y universidades de “orientaciones transversales” entorno al problema del hambre, “para aportar criterios de lucidez y de prudencia a los jóvenes: lucidez para discernir lo urgente de lo esencial, sin caer en el consumismo, y prudencia, para desde la austeridad y el compartir, llevar una vida coherente que reconozca la dignidad de todo hombre”.

Finalmente, ha expresado Ricardo García, el movimiento New Humanity quiere hacer presente una “unidad de acción para dar respuesta a las palabras del Evangelio: ‘Tuve hambre y me disteis de comer’ (Mt. 25,35)”.

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 40347 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).