“Los mártires llevan a la reconciliación, no al conflicto. Todos ellos murieron perdonando”

barbastro-monzon-martires02Las IV Jornadas Martiriales de Barbastro, organizadas por la Asociación Cultural AMABAM y el Museo de los Mártires Claretianos entre el 14 y el 16 de octubre, constituyen una oportunidad para reflexionar sobre nuestro compromiso como cristianos. Y es que los testigos de la fe que llegan al martirio manifiestan una alegría que sólo se entiende contemplándolos con una mirada sobrenatural. Conocer su legado es un primer paso para seguir su ejemplo.

La Iglesia, que es martirial desde sus inicios, manifiesta a través de sus mártires la libertad sublime de dar la vida por amor a Dios y al mundo: todos ellos murieron amando y perdonando. Las IV Jornadas Martiriales de Barbastro han rescatado el edificante testimonio de quienes murieron en defensa de su fe. “Es importante conocer a los mártires, porque valorando su vida y su muerte es posible asumir en profundidad su testimonio”, explica Martín Ibarra, director de las jornadas.

Barbastro-Monzón es una de las diócesis de España con más número de mártires durante la Guerra Civil. Entre otros, fueron asesinados el obispo Florentino, el gitano Ceferino Jiménez –primer beato gitano en la Historia de la Iglesia–, todos los miembros del seminario claretiano, los monjes benedictinos de El Pueyo, así como más de un centenar de sacerdotes y numerosos laicos. Murieron defendiendo su fe y hoy son una corona de gloria que llena de consuelo al recordar que, movidos por la fe y el amor, ofrecieron su misericordia. “Estamos convencidos de que los mártires no llevan a ninguna confrontación sino a una reconciliación. Todos ellos murieron perdonando”, apunta Ibarra, quien destaca especialmente su legado en este Año de la Misericordia que celebra la Iglesia.

Bajo el título “La realeza de Jesucristo”, las jornadas de 2016 han acogido nueve conferencias, un panel de experiencias y la presentación del segundo volumen del libro “Diccionario de la diócesis de Barbastro-Monzón”, en el que se incluyen las parroquias que hoy pertenecen a esta diócesis y que en los años 1931-1936 pertenecían a las diócesis de Lérida, Urgel y Huesca.

Dos museos para visitar

En la Catedral de Barbastro reposan los restos del obispo mártir Florentino y, junto a su capilla, hay un pequeño museo donde se conservan recuerdos personales del obispo. En la misma casa, que fue seminario claretiano, se ha construido un museo que guarda sus restos y todo lo que los beatos mártires claretianos fueron dejando por escrito, como testimonios personales que relataron mientras estaban encarcelados en los días previos a su martirio.

El museo de la diócesis de BarbastroMonzón acoge una valiosa colección de arte religioso procedente de diversas localidades de la diócesis. Recorrer sus salas permite realizar un viaje a través de los últimos 1.000 años de arte occidental, del románico al barroco. El museo puede visitarse de martes a sábado, de 10:00 a 13:00 horas y de 16:00 a 19:00 horas. Los domingos está abierto de 11:00 a 14:00 horas. Desde el año 2000, han pasado por él más de sesenta mil personas, que han podido conocer la historia de un territorio mártir por excelencia.

(Iglesia en Aragón)

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 43941 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).