Un santo con entrañas de misericordia – Canonización del Beato Ludovico Pavoni, fundador de los “Hijos de María Inmaculada”

cerrochavesfranciscoMons. Francisco Cerro             ¡Queridos “Hijos de María Inmaculada” y familia!

La canonización del beato Ludovico Pavoni, vuestro fundador, me permite compartir con todos vosotros unas fraternas palabras que os ofrezco como testimonio de fe y de esperanza, como signo de gozo y alegría y como testimonio de agradecimiento a Dios y de caridad cristiana.

Sean mis primeras palabras para dar gracias a Dios por la persona, la vida y el ministerio de San Ludovico Pavoni así como por la congregación de “Hijos de María Inmaculada”, don y regalo del Espíritu Santo a la Iglesia de Jesucristo para gloria del Padre y bien de la humanidad, a través del corazón, de la vida y de la palabra de este Santo.

El beato Ludovico Pavoni será canonizado en Roma por el papa Francisco el día 16 de octubre de 2016, junto con otros beatos, entre los cuales se encuentra el español beato Manuel González García, apóstol de la Eucaristía y fundador de “Los Misioneros Eucarísticos Diocesanos” (año 1918), de la Congregación de Misioneras Eucarísticas de Nazaret (año 1921) residentes en nuestra diócesis, y de las Misioneras Eucarísticas Seglares de Nazaret (año 1933).

El papa Francisco, al proclamar santo al beato Ludovico Pavoni, lo señala y muestra como un ejemplo de santidad para todos, como un intercesor para toda la Iglesia, y como un referente de esperanza y de confianza en la educación de los adolescentes y jóvenes.

Recordemos ahora unas palabras suyas: “Bajo el manto de la Providencia nunca se desfallece”. “Bajo la bandera de la divina Providencia siempre se está bien”.

Conociendo su vida, su relación con Dios, su comportamiento, su servició a los pobres, podemos decir que Ludovico Pavoni:

  • Fue un hombre de Dios y para los hombres.
  •  Fue amigo de Dios, ya que a Él entrega lo que es y cuanto tiene.
  •  Fue amigo de los jóvenes pobres y necesitados y procuró ayudarlos.

+ Francisco Cerro Chaves

Obispo de Coria-Cáceres

Mons. Francisco Cerro Chaves
Acerca de Mons. Francisco Cerro Chaves 164 Articles
Nació el 18 de octubre de 1957 en Malpartida de Cáceres (Cáceres). Cursó los estudios de bachillerato y de filosofía en el Seminario de Cáceres, completándolos en el Seminario de Toledo. Fue ordenado sacerdote el 12 de julio de 1981 en Toledo, desempeñó diversos ministerios: Vicario Parroquial de "San Nicolás", Consiliario de Pastoral Juvenil, Colaborador de la Parroquia de "Santa Teresa" y Director de la Casa Diocesana de Ejercicios Espirituales. En la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma se licenció y doctoró en Teología Espiritual (1997), con la tesis: "La experiencia de Dios en el Beato Fray María Rafael Arnáiz Barón (1911-1938). Estudio teológico espiritual de su vida y escritos". Es doctorado en Teología de la Vida Consagrada en la Universidad Pontificia de Salamanca. Autor de más de ochenta publicaciones, escritas con simplicidad y dirigidas, sobre todo, a la formación espiritual de los jóvenes. Miembro fundador de la "Fraternidad Sacerdotal del Corazón de Cristo". Desde 1989 trabajó pastoralmente en Valladolid. Allí fue capellán del Santuario Nacional de la Gran Promesa y Director del Centro de Formación y Espiritualidad del "Sagrado Corazón de Jesús", Director diocesano del "Apostolado de la Oración", miembro del Consejo Presbiteral Diocesano; delegado Diocesano de Pastoral Juvenil y Profesor de Teología Espiritual del Estudio Teológico Agustiniano. El 2 de septiembre de 2007 fue ordenado Obispo de Coria-Cáceres en la ciudad de Coria. En la Conferencia Episcopal Española es miembro de la Comisión Episcopal de Apostolado Seglar, departamento de Pastoral de Juventud, y de la Comisión Episcopal para la Vida Consagrada.