Prioridades Pastorales para el curso 2016 – 2017

Mons. Francesc Pardo i Artigas         Como cada curso, proponemos, como Iglesia Diocesana, unas prioridades o acentos pastorales que debemos estudiar y valorar para orientar, renovar y promover la misión confiada a nuestras parroquias, movimientos, asociaciones —y también a las comunidades religiosas, escuelas cristianas…— a fin de que cada parroquia o institución eclesial, a partir de su situación actual, de su historia y de sus posibilidades, decida que debe acentuar durante el curso 2016 – 2017.

¿Por qué unas prioridades pastorales?

La misión permanente de la Iglesia —como sabemos— es anunciar el Evangelio de Jesucristo, enseñar y educar para vivir la vida cristiana, celebrar la fe por medio de los sacramentos, dar testimonio amando y sirviendo a las personas desde la propia vida, en las responsabilidades que tenemos y por medio de las instituciones que concretan la caridad y el servicio, especialmente hacia los más necesitados.

Pero vivimos siendo bien conscientes de los retos que se nos plantean y de la invitación a darles respuesta: crisis de experiencia cristiana, visión muy materialista de la vida, no valorar suficientemente las celebraciones y la plegaria, ignorancia de la propuesta cristiana… Nos sentimos urgidos a ofrecer la propuesta de Jesús —con convencimiento, alegría y coherencia— como lo mejor para la vida.

Las prioridades tienen muy presentes las del curso anterior, con algunas modificaciones y concreciones sugeridas desde los consejos diocesanos, arciprestes, delegaciones episcopales y otros documentos eclesiales.

¿Cuáles son estas prioridades? Las veréis en el encarte de la Hoja Parroquial. Subrayo algunas a modo de resumen:

  1. VIDA EN CRISTO. La finalidad de toda acción o actividad pastoral: conocer a Jesucristo para amarlo, seguirlo y testimoniarlo.
  2. CELEBRAR. Celebrar la fe por medio de los sacramentos y la plegaria. Sin la acogida del Señor y de sus dones por medio de los sacramentos no es posible la vida cristiana. Prioricemos la celebración de la Eucaristía dominical.
  3. ACOGER. Comunidades acogedoras. Que las personas que se acercan a las parroquias sean acogidas con la actitud del Buen Pastor.
  4. ACOMPAÑAR / EVANGELIZAR / FORMAR. Formación de los cristianos para vivir, razonar y testimoniar la fe; especialmente de aquellos que asumen servicios eclesiales. La formación del laicado es uno de los retos que presenta nuestra sociedad. Será necesario insistir y facilitar que esta formación llegue a muchas personas.

Una Iglesia próxima a niños y jóvenes. El servicio pastoral a los niños y a los jóvenes requiere replantear la catequesis, facilitar y promover las orientaciones y actividades de las delegaciones de catequesis y juventud, velar por la identidad de los movimientos educativos en el tiempo libre, colaboración y comunión con las escuelas cristianas, con los profesores de religión… y muy especialmente acompañar y ayudar a los educadores en la fe de niños y jóvenes.

  1. SERVIR. Somos y actuamos como Iglesia que muestra el rostro de la misericordia de Dios, acogiendo, acompañando, sirviendo a todo el mundo, especialmente a quienes más lo necesitan.
  2. TESTIMONIAR. Conscientes que somos todos los que mostramos el rostro de Cristo por medio del testimonio personal y comunitario, ofrezcamos —con la vida, palabras y talante— la alegría y el sentido que da una vida enraizada en Jesucristo.
  3. UNA IGLESIA EN COMUNIÓN. Intensificar la comunión y coordinación entre parroquias, responsables pastorales, delegaciones, instituciones de apostolado, movimientos, asociaciones, obras educativas de las familias religiosas desde la propia identidad y misión con la finalidad de ejercer la misión de la Iglesia con intensidad y hacia todos.

Que cada uno de nosotros, desde su responsabilidad, sea consciente de que el Señor nos necesita para convertirnos en sus testimonios amando, celebrando y ofreciendo el Evangelio de la salvación

+ Francesc Pardo i Artigas

Obispo de Girona

Mons. Francesc Pardo i Artigas
Acerca de Mons. Francesc Pardo i Artigas 438 Articles
Francesc Pardo i Artigas nació en Torrellas de Foix (comarca del Alt Penedès, provincia de Barcelona), diócesis de Sant Feliu de Llobregat, el 26 de junio de 1946. Ingresó en el Seminario Menor de Barcelona y siguió estudios eclesiásticos en el Seminario Mayor, de la misma diócesis. Se licenció en Teología, en la Facultad de Teología de Cataluña. Es autor de diversos artículos sobre temas teológicos publicados es revistas especializadas. Recibió la ordenación presbiteral en la basílica de Santa María de Vilafranca del Penedès, el 31 de mayo de 1973, de manos del cardenal Narcís Jubany. El 16 de julio del 2008, el Papa Benedicto XVI lo nombró Obispo de Girona. Recibió la Ordenación Episcopal el dia 19 de octubre del 2008 en la Catedral de Girona, tomando posesión de la diócesis el mismo día.