La Mare de Déu de la Acadèmia de Lleida

Mons. Salvador Giménez         El pueblo cristiano tiene una singular devoción por la Virgen María; se corresponde con la misión fundamental que le confió Dios en la Historia de la Salvación.

A lo largo de los siglos la ha venerado con múltiples advocaciones que expresan cercanía a su vida diaria y protección para la salvaguarda de dificultades y peligros. También necesitamos su ayuda para la presentación del evangelio de su Hijo a los demás en todo momento y en cualquier circunstancia.

Esta glosa quiere introducir un breve recuerdo de las advocaciones marianas que nos afectan a nosotros, bien por ser titular o patrona de nuestra parroquia o de nuestro pueblo bien porque lleva el nombre de nuestra cofradía o hermandad. Os animo a continuar y a fomentar la devoción a la Virgen entre los miembros más jóvenes de vuestras familias y comunidades.

En concreto hago memoria de la VIRGEN BLANCA DE LA ACADEMIA, Patrona de la ciudad de Lleida desde hace setenta años. Todos recordáis su imagen y muchos conserváis en vuestros hogares una reproducción en pintura o escultura que os ayuda en la oración diaria. Todos sabéis que se venera en una institución muy querida en la ciudad, la Academia Mariana, un edificio restaurado hace unos pocos años y donde se celebran multitud de actos diocesanos en distintos momentos del curso pastoral, desde los retiros mensuales de los sacerdotes hasta las reuniones de los Consejos de nuestra Diócesis y encuentros de los distintos sectores pastorales.

Con motivo de la celebración de su fiesta, fijada en el día 2 de octubre, se organizan un sinfín de actividades en estas fechas para resaltar dicha advocación y para que todas las familias la tengan como intercesora y sepan agradecer a sus antepasados el legado tan hermoso que nos dejaron. La Junta Directiva de la Academia organiza diversos concursos literarios, prepara los actos de culto, invita a otras entidades marianas y procura expandir la devoción a la Virgen por todas partes. Me parece muy importante la participación de todos los ilerdenses en tan significativos actos, tanto por lo que tienen de cultura y tradición como, sobre todo, por el cariño que manifiesta cada uno a la Madre del Cielo.

Me consta que durante estos días han aparecido varios artículos sobre tan venerada advocación, sobre el aniversario del patronazgo, sobre la restauración del retablo de la capilla, sobre el edificio que la alberga y sobre los actos que se organizan. También recuerdo que hay abundante bibliografía sobre todo ellos en los últimos cien años. Me limito con estas líneas a proponer unas sugerencias:

. Que los padres y abuelos deis alguna referencia de la Virgen a vuestros hijos y nietos.
. Que los profesores de religión y los colegios católicos dediquen parte de su tiempo a explicar esta tradición de nuestra ciudad.
. Que las parroquias organicen un acto oracional o cultural sobre esta advocación e inviten a la feligresía a participar de los actos de la Academia Mariana.
. Que las comunidades religiosas tengan presente en su actividad ordinaria esta querida advocación de las gentes de Lleida.
. Que los miembros de las cofradías y hermandades dirijan al Señor oraciones, de forma especial en estos días, para que su Madre les aumente la coherencia y la fidelidad.

También aconsejo a todos visitar la sede de la Academia y rezar en presencia de la Virgen.

Termino con un agradecimiento especial a todos aquellos que se responsabilizan y promueven los actos que nuestra ciudad dedica a su Patrona.

  +Salvador Giménez,

Obispo de Lleida

Mons. Salvador Giménez Valls
Acerca de Mons. Salvador Giménez Valls 215 Articles
Mons. D. Salvador Giménez Valls nace el 31 de mayo de 1948 en Muro de Alcoy, provincia de Alicante y archidiócesis de Valencia. En 1960 ingresó en el Seminario Metropolitano de Valencia para cursar los estudios eclesiásticos. Es Bachiller en Teología por la Universidad Pontificia de Salamanca. Fue ordenado sacerdote el 9 de junio de 1973. Es licenciado en Filosofía y Letras, con especialización en Historia, por la Universidad Literaria de Valencia. CARGOS PASTORALES Inició su ministerio sacerdotal como párroco de Santiago Apóstol de Alborache, de 1973 a 1977, cuando fue nombrado director del Colegio “Claret” en Xátiva, cargo que desarrolló hasta 1980. Este año fue nombrado Rector del Seminario Menor, en Moncada, donde permaneció hasta 1982. Desde 1982 hasta 1989 fue Jefe de Estudios de la Escuela Universitaria de Magisterio “Edetania”. Desde 1989 a 1996 fue párroco de San Mauro y San Francisco en Alcoy (Alicante) y Arcipreste del Arciprestazgo Virgen de los Lirios y San Jorge en Alcoy (Alicante) entre 1993 y 1996. Desde este último año y hasta su nombramiento episcopal fue Vicario Episcopal de la Vicaría II Valencia Centro y Suroeste. Además, entre 1987 y 1989, fue director de la Sección de Enseñanza Religiosa, dentro del Secretariado de la Comisión Episcopal de Enseñanza y Catequesis de la CEE, y fue miembro del Colegio de Consultores entre 1994 y 2001. El 11 de mayo de 2005 se hacía público su nombramiento como obispo auxiliar de Valencia. Recibió la ordenación episcopal el 2 de julio del mismo año. Fue administrador diocesano de Menorca del 21 de septiembre de 2008 hasta el 21 de mayo de 2009, fecha en la que fue nombrado obispo de esta sede. Tomó posesión el 11 de julio del mismo año. El 28 de julio de 2015 se hacía público su nombramiento como obispo de Lleida. OTROS DATOS DE INTERÉS En la Conferencia Episcopal Española es miembro de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social desde 2014. También ha sido miembro de la Comisión Episcopal de Enseñanza y Catequesis de 2005 a 2014.