La Conferencia Episcopal Española y los obispos de León

Mons. Julián López            Queridos diocesanos: En estos días está de actualidad la Conferencia Episcopal Española (=CEE) al cumplirse 50 años de su constitución por la Santa Sede el 3 de octubre de 1966.

Las conferencias episcopales, además de gozar de estructura y personalidad jurídica pública, tanto eclesiástica como civil en virtud del Acuerdo sobre Asuntos Jurídicos del 3 de enero de 1979 entre la Santa Sede y el Estado Español, se basan en una realidad espiritual muy importante que es la comunión y misión en la única Iglesia de Cristo, en este caso entre los obispos que unidos al Papa presiden las Iglesias diocesanas en España. Detrás está el Espíritu Santo que guía a la Iglesia, la congrega, la enriquece con diversos dones, la embellece con sus frutos y la rejuvenece con la fuerza del Evangelio. Las conferencias episcopales son un fruto importante del Concilio Vaticano II.

Al recordar este aniversario no pretendo analizar los aspectos sino evocar este hecho eclesial que tiene un rico fundamento teológico y espiritual relacionado con el sacramento del Orden, realidad que tiene su origen en Jesucristo que hizo partícipes de su propia consagración a los apóstoles y, por medio de estos a sus sucesores, los obispos. Deseo, tan solo, evocar para vosotros, con admiración y gratitud, la presencia en la CEE de los obispos de León que se han sucedido en estos cincuenta años, porque muchos los recordáis todavía y debemos gratitud a todos no solo por su ministerio pastoral en nuestra Diócesis sino también porque se integraron decididamente en esa forma colegiada de promover el mayor bien posible de la comunidad eclesial compartiendo entre sí criterios, iniciativas y decisiones.

Entre los fundadores de la CEE estuvo Mons. Luis Almarcha (1944-1970; + 1974)[1] que fue padre conciliar y, una vez constituida la conferencia, fue miembro de la Comisión Episcopal de Liturgiasección de Arte, en los trienios 1966-69 y 1969-72, habiendo sido anteriormente presidente de la Junta Nacional Asesora de Arte Sacro. Fue también miembro de la Comisión Episcopal de la Universidad Pontificia de Salamanca (1966-69) y de la de Pastoral Social en el mismo trienio. Le sucedió Mons. Luis María Larrea (1971-1979: +2009) que, mientras fue obispo de esta sede, perteneció a las Comisiones de Misiones y de Seminarios y Universidades en los trienios 1972-75 y 1975-78, continuando en esta última como presidente en otros tres trienios. En calidad de presidente de comisión perteneció también a la Comisión Permanente de la CEE.

Mons. Fernando Sebastián (1979-1982) perteneció a la Comisión  para la Doctrina de la Fe (1981-83) siendo elegido posteriormente secretario general de la Conferencia y vicepresidente. Fue designado cardenal en enero de 2014. Le sucedió en León Mons. Juan Ángel Belda (1983-1987; +2010): obispo desde 1978, perteneció durante varios trienios a las comisiones de Medios de Comunicación Social (1978-81), Seminarios y Universidades (1978-87), Junta Jurídica Asesora del Episcopado (1978-90). Mons. Antonio Vilaplana (1987-2002, + 2010) perteneció a las Comisiones de Doctrina de la Fe durante varios trienios (1976-90), comisión que presidió desde 1981 a 1984, de Enseñanza y Catequesis (1987-90) y de Patrimonio cultural durante varios trienios también (1990-2002), incluso como emérito (2002-2010). Fue también presidente de esta comisión (1993-1999). Participó por tanto varias veces en la Comisión Permanente. He aquí las dedicaciones más significativas de mis antecesores a la CEE.

Con mi cordial saludo y bendición:

 

+ Julián López,

Obispo de León

 

[1] Los años junto al nombre señalan los del ministerio episcopal en León. El año precedido con la + indica el del fallecimiento.

Mons. Julián López
Acerca de Mons. Julián López 159 Articles
Mons. D. Julián López Martín nace en Toro (Zamora) el 21 de abril de l945. Estudió en el Seminario Diocesano de Zamora y en el P. Instituto de San Anselmo de Roma, donde obtuvo el doctorado en Teología Litúrgica en 1975, como alumno del P. Colegio Español y del Centro Español de Estudios Eclesiásticos anexo a la Iglesia Nacional Española de Roma. Recibió la ordenación sacerdotal en Zamora el 30 de junio de 1.968. CARGOS PASTORALES Fue coadjutor de Villarín de Campos y cura ecónomo de Otero de Sariegos (1968-1970), coadjutor de la parroquia de Cristo Rey en Zamora (1973-1989) y, desde 1978, canónigo Prefecto de Sagrada Liturgia de la Catedral de Zamora y delegado diocesano de Pastoral Litúrgica, miembro del Consejo Presbiteral y del Colegio de Consultores desde 1984. Ha sido también consiliario diocesano del Movimiento Familiar Cristiano (1976-1986) y consiliario de la Zona Noroeste de este Movimiento (1980-1983). Profesor de Religión en el Instituto "Claudio Moyano" (1975-1976) y en la Escuela Universitaria de Formación del Profesorado en Zamora (1981-1983). Ha sido director del Centro Teológico Diocesano "San Ildefonso" y de la Cátedra "Juan Pablo II" (1984-1992); delegado diocesano para el IV Centenario de la Muerte de Santa Teresa de Jesús (1980-1982); Año de la Redención (1983-1984); Año Mariano Universal (1987-1988); V Centenario (1992) y Congreso Eucarístico de Sevilla (1993). Profesor de Liturgia y Sacramentos de la Universidad Pontificia de Salamanca (1975-1981 y 1988-1994), ha sido también Presidente de la Asociación Española de Profesores de Liturgia (1992-1995), habiendo impartido clases en las Facultades de Teología de Burgos (1977-1988) y de Barcelona (1984-1989). El 15 de julio de 1994 fue nombrado Obispo de Ciudad Rodrigo por el Papa Juan Pablo II, tomando posesión el 25 de agosto del mismo año. Cargo que desempeñó hasta su nombramiento como Obispo de León el día 19 de marzo de 2002, tomando posesión el 28 de abril. El 6 de julio de 2010 Benedicto XVI le nombró miembro de la congregación para el Culto Divino de la Santa Sede. En la CEE ha sido miembro de la Comisión Episcopal de Enseñanza y Catequesis de 1996 a 1999. De 1993 a 2002 formó parte de la Comisión de Liturgia y desde 2002 a 2011 fue Presidente de dicha Comisión. Desde 2011 es miembro de ella