Llegada de Lumen Dei a Asturias

SanzMontesJesusMons. Jesús Sanz             En este curso apenas comenzado se ha incorporado a nuestra Diócesis la Asociación de Fieles “Unión Lumen Dei”. Han sido noticia en algunos medios de comunicación y tal vez por alguna información  inexacta o falsa, han podido ser objeto de incomprensión o falta de acogida en la verdad. Esta Asociación es un grupo de sacerdotes, seminaristas y hermanas que fue fundada a finales de los años sesenta por el jesuita asturiano P. Rodrigo Molina. Desarrollaron una labor de asistencia a los más pobres en el altiplano de Cuzco (Perú). En torno a ese grupo inicial junto al P. Molina, fue naciendo poco a poco lo que andando el tiempo se transformaría en la Unión Lumen Dei, que aglutina en la actualidad una rama de sacerdotes y seminaristas y una rama de hermanas consagradas.

Especialmente al fallecer el fundador, la Asociación fue atravesando una serie de dificultades que comenzaron a preocupar a las autoridades eclesiásticas por la deriva que iban teniendo algunas actuaciones de varios dirigentes. Se dieron diversas irregularidades en el terreno moral y en el financiero por parte de éstos, y sobre todo una falta de transparencia y docilidad ante las indicaciones de la Iglesia. Tras varios visitadores que Roma envió para tratar de conocer la situación, la Santa Sede nombró un Comisario Pontificio en la persona del Cardenal Fernando Sebastián y realizó un primer acercamiento a la problemática compleja de la Asociación. Ante las dificultades que hubo de afrontar en buena medida debidas a la cerrazón de aquellos dirigentes tuvo que renunciar a su cargo. Fue entonces cuando la Santa Sede me nombró a mí como nuevo Comisario Pontificio.

Hicimos con cautela y discernimiento un camino de clarificación siguiendo estrictamente las indicaciones que la Iglesia marcaba. Cuando llegamos a lo que la Santa Sede indicó por donde se debería seguir con una serie de puntos precisos, hubo un grupo muy numeroso de la Asociación que decidió libremente abandonarla. Con el resto que quedó, tras consultar con el papa Francisco y sus colaboradores en Roma, se decidió ir adelante siguiendo esas indicaciones marcadas por la Santa Sede. En esta situación estamos, recomenzando desde y con la Iglesia lo que comenzó por iniciativa del P. Rodrigo Molina.

La Congregación vaticana correspondiente, ha señalado la Diócesis de Oviedo como la nueva sede de esta Asociación de Fieles Unión Lumen Dei. Y aquí han llegado para formarse académicamente en nuestro Instituto Superior de Estudios Teológicos los que son seminaristas, para tener en Asturias la curia general de la Asociación, y una comunidad de hermanas del sector femenino que están en período de formación también.

Se da un renacimiento de la Unión Lumen Dei precisamente en la tierra en la que nació el fundador (natural de Pravia). Con toda la fidelidad hacia el Señor y hacia su Iglesia, ellos quieren que sus vidas respondan solamente a este don que regaló Dios a través del Padre Molina, a favor de los pobres sea cual sea su pobreza. Hay varias comunidades en Perú y las tres que tenemos en Asturias. En los medios de comunicación, en las redes sociales, se leen noticias tantas veces redactadas por quienes decidieron dimitir libremente. No entramos en sus motivos de dimisión, ni en su lamentable conducta antes y después de abandonar la Unión Lumen Dei. Nos atenemos al callado trabajo de formación, así como a sus diversas labores apostólicas espirituales, que estos hermanos y hermanas fieles a la Iglesia quieren seguir adelante por deseo explícito del papa Francisco.

Sean bienvenidos a su casa, a su tierra, y que sean fieles a lo que Dios les pide en filial comunión con su Iglesia.

+ Fr. Jesús Sanz Montes, ofm
Arzobispo de Oviedo

Mons. Jesús Sanz
Acerca de Mons. Jesús Sanz 402 Articles
Mons. Jesús Sanz Montes nació en Madrid el 18 de enero de 1955. Ingresa en el Seminario Conciliar de Toledo en 1975 donde realiza los estudios institucionales teológicos (1975-1981). En 1981 ingresa en la Orden Franciscana, haciendo su profesión solemne el 14 de septiembre de 1985 en Toledo. Es ordenado sacerdote el 20 de septiembre de 1986 en Alcorcón (Madrid). El 14 de diciembre de 2003 es ordenado obispo en la Catedral de Huesca. En la actualidad es Arzobispo de Oviedo y Presidente de la Comisión Episcopal para la Vida Consagrada de la Conferencia Episcopal Española.