A los niños de catequesis al comenzar el curso

ruizmartorelljulianMons. Julián Ruiz Martorell            Queridos niños:

¡Cómo habéis disfrutado durante las vacaciones!

Durante el verano se han escuchado vuestras voces por las calles y las plazas. Vuestras bicicletas han dado vida a los pueblos de vuestros abuelos. Habéis hecho mucho deporte y, de vez en cuando, habéis leído alguna página en un libro o en un cuaderno de actividades.

Habéis tenido tiempo hasta para aburriros un poco y desear volver al colegio para ver a vuestros amigos, conocer a nuevos profesores, aprender con libros nuevos y estrenar ropa, porque en estos meses habéis dado un estirón y ya no os sirve lo que usabais al principio del verano. Y hasta lleváis zapatillas con números más grandes.

Ahora comienza la catequesis. ¡Qué nervios los que estáis en el primer año! Los que ya veníais el año pasado ya sabéis muchas cosas, que ahora conviene recordar, y estáis acostumbrados a participar, a escuchar en silencio, a responder cuando se os pide una opinión y a compartir experiencias. Porque os gusta hablar de todo, y contáis lo que os ha pasado en casa, en el cole, en el equipo de deporte, en el grupo de música, de inglés, de jota o en las demás actividades extraescolares.

Un niño me decía hace unos meses: “¿Por qué se llama Primera Comunión si no hay segunda?”. ¿Qué os parece? ¿Tenía razón el niño cuando decía que no hay “segunda comunión”?

Es verdad que después de la Primera Comunión ya no tenemos cerca a tantas personas que nos acompañan en un día muy especial. Pero hay una segunda, y una tercera, y miles y miles de comuniones. Podemos comulgar cada domingo, e incluso cada día, si estamos preparados y seguimos siendo amigos de Jesús.

Ha llegado el momento de prepararos bien, de prestar mucha atención, de disfrutar en la catequesis, de hacer buenos amigos, de conocer más y mejor a Jesús.

Sé que os gusta escuchar las palabras de Jesús, que os encantan sus parábolas, que os asombran sus milagros, que conocéis una serie de nombres de discípulos, de personajes que aparecen en los evangelios, nombres de ciudades, montañas y ríos.

Sé que os gusta colorear las fichas y responder a las preguntas. Ya sabéis pensar sin ayuda de los mayores y, aunque seguís necesitando consejo, vuestra cabeza funciona con velocidad, vuestras manos escriben con facilidad y vuestros pies se mueven sin cesar. Y, poco a poco, vais leyendo sin equivocaros y sin miedo a leer en voz alta.

¡Cuánto podemos aprender en la catequesis! Y, sobre todo, hay que acordarse de darles gracias a los catequistas, porque son muy generosos, tienen mucha paciencia, saben muchas cosas y tienen un corazón muy grande.

Deseo que tengáis un estupendo año de catequesis.

Jesús quiere ser vuestro amigo. Yo también os quiero.

Espero veros pronto, en la parroquia, en el cole o por la calle.

¡Un saludo!

 

+ Julián Ruiz Martorell,

Obispo de Huesca y de Jaca

 

Mons. Julián Ruiz Martorell
Acerca de Mons. Julián Ruiz Martorell 323 Articles
D. Julián RUIZ MARTORELL nació en Cuenca el 19 de enero de 1957. Desde pequeño vive en Zaragoza. Realizó los estudios eclesiásticos en el Seminario Metropolitano de Zaragoza, siendo alumno del Centro Regional de Estudios Teológicos de Aragón (CRETA). Fue ordenado sacerdote en Zaragoza el 24 de octubre de 1981. Encargos pastorales desempeñados: 1981-1983: Ecónomo de Plasencia de Jalón y Encargado de Bardallur; 1983: Encargado de Bárboles, Pleitas y Oitura; 1983-1988: Durante sus estudios en Roma, Capellán de las Religiosas "Battistine"; 1988-1993: Adscrito a la Parroquia de Santa Rafaela María, en Zaragoza; 1991-2005: Director del Instituto Superior de Ciencias Religiosas "Nuestra Señora del Pilar"; 1994-2010: Capellán de la comunidad religiosa del Colegio Teresiano del Pilar; 1998-2005: Director del Centro Regional de Estudios Teológicos de Aragón; 1999-2005: Director del Centro de Zaragoza del Instituto Superior de Ciencias Religiosas a distancia "San Agustín"; 2007-2010: Delegado de Culto y Pastoral de El Pilar. Fue nombrado obispo de Huesca y de Jaca el 30 de diciembre de 2010. En ese momento desempeñaba los siguientes cargos y tareas: Profesor de Sagrada Escritura del Centro Regional de Estudios Teológicos de Aragón (1988), del Instituto Superior de Ciencias Religiosas "Nuestra Señora del Pilar" (1988) y del Centro de Zaragoza del Instituto Superior de Ciencias Religiosas a distancia "San Agustín" (1988); Miembro del Consejo Diocesano de Pastoral (1993); Miembro del Consejo Presbiteral (1998); Canónigo de la Catedral Basílica "Nuestra Señora del Pilar" de Zaragoza (2004); Miembro del Colegio de Consultores (2005) y Secretario del Consejo Presbiteral; y Vicario General de la Archidiócesis (2009). Fue ordenado obispo en la S. I. Catedral de Huesca el 5 de marzo de 2011. Tomó posesión de la diócesis de Jaca al día siguiente en la S. I. Catedral de esta diócesis.