Jornadas de Teología del ITC con una reflexión sobre cristianismo, tolerancia y pluralismo

santiago-jornadas-teologia-2016El arzobispo de Santiago de Compostela, monseñor Julián Barrio, afirmó que “en un mundo que se va haciendo cada vez más pequeño, el problema del pluralismo y del correspondiente encuentro entre las religiones y las culturas ha llegado a ser una cuestión apremiante e irrenunciable”. En la inauguración el 9 de septiembre de las XVII Jornadas de Teología del Instituto Teológico Compostelano (ITC), monseñor Barrio indicó que “las distintas religiones tienen ante sí el doble reto de vivir concordemente y contribuir a la educación del género humano para alcanzar la paz”. El arzobispo habló del diálogo del cristianismo con otras religiones, que “implica el problema de la tolerancia, puesto que tolerancia no significa aceptar una diversidad de “verdades”, cuya validez sea equivalente”. Monseñor Barrio añadió que “en tal sentido, no hay que entender la tolerancia como mero pluralismo, sino como respeto, sinceridad y compromiso desinteresado en la búsqueda de la verdad”. La presentación de las jornadas corrió a cargo del director del ITC, Segundo Pérez López, quien recordó que en 2016 se cumplen treinta años del encuentro de oración por la paz en Asís con las distintas religiones.

Las jornadas teológicas se han desarrollado bajo el rótulo “Todos somos hijos de Dios: Religiones, Cristianismo y Misión”. El director del ITC, Segundo Pérez López, explicó en la presentación del encuentro que con esta temática el ITC quería aportar su “granito de arena” a la reflexión sobre el papel de las religiones en el mundo y el pluralismo religioso. En su intervención, monseñor Barrio dijo que “la fe cristiana se ve afectada especialmente por esa problemática, porque desde su origen y por su misma esencia pretende dar a conocer y proclamar universalmente al único Dios verdadero y al único Salvador de toda la humanidad”.

Monseñor Barrio destacó que “el que dentro del actual pluralismo la Iglesia y la cristiandad figuren como un pluralismo más, no tiene que interpretarse nunca como si la Iglesia se concibiera a sí misma solo como una iglesia entre las demás, y como si pusiera en duda su especial pretensión universal y su misión”. En ese sentido, aclaró que “en la Iglesia existe un singular que nunca puede ser englobado en un plural, y que seguirá siendo lo único, lo definitivo, lo insuperable y lo exclusivo. En último término esta singularidad se debe a la originalidad de Cristo, a lo incomparable sin analogía de su persona, de su historia, de su obra, a la índole única del acontecimiento-Cristo”.

Tras la apertura oficial, el primer conferenciante, José Luis Vázquez Borau, habló sobre “La pervivencia del hecho religioso”, una intervención en la que se refirió a la necesidad de “hacer silencio” para escuchar la voz de la presencia íntima de Dios dentro del hombre. José Luis Vázquez Borau, miembro del Instituto Mounier de Catalunya, recordó la experiencia común a todo hombre de necesitar un acercamiento a la dimensión espiritual, que para los cristianos se traduce en la necesidad de experimentar un encuentro personal con Cristo.

Mons. Barrio dice que la Iglesia, frente al reto del pluralismo, debe “atreverse a lanzarse a campo libre y exponerse a la tormenta y a las olas”

El arzobispo de Santiago, monseñor Julián Barrio, clausuró el sábado 10 de septiembre las XVII Jornadas de Teología organizadas por el Instituto Teológico Compostelano (ITC). En su intervención de cierre de este encuentro, dedicado en esta ocasión al tema “Todos somos hijos de Dios: Religiones, Cristianismo y Misión”, monseñor Barrio dijo que “la Iglesia y los cristianos deben responder al reto lanzado por el pluralismo, no con su resistencia, con su táctica defensiva, de atrincheramientos o de “estado de guerra”, ni cubriendo todos los flancos como si la Iglesia fuese una fortaleza”. “La Iglesia que vive de la fe”, añadió el arzobispo, “debe atreverse a lanzarse a campo libre y exponerse a la tormenta y a las olas”. La última de las conferencias de estas jornadas corrió a cargo del obispo de Mondoñedo-Ferrol, monseñor Luis Ángel de las Heras, quien habló de la esencia misionera de la Iglesia.

Monseñor Barrio clausuró la decimoséptima edición de las Jornadas de Teología que organiza el Instituto Teológico Compostelano con una intervención en la que aludió a los desafíos que plantea a la Iglesia el pluralismo. El arzobispo compostelano dijo que en esta situación de pluralismo “no puede la Iglesia apartarse del mundo, huir de él, llevar una existencia religiosa o cultural especial. Se le pide más bien la vuelta amorosa, esperanzada y creyente hacia el mundo, con la voluntad de solidaridad universal y la disposición a colaborar para que el mundo sea un mundo humano, cada vez más humano, donde reine la justicia y la paz, pacem in terris, como dice la encíclica del gran papa San Juan XXIII”.

Antes de la intervención de monseñor Barrio, el obispo de Mondoñedo-Ferrol, Luis Ángel de las Heras, quien en la última conferencia de este encuentro se refirió a la naturaleza de la Iglesia como discípula y misionera. Habló de cómo construir un rostro amable de la Iglesia, que inspire confianza; de cómo se espera de ella un rostro de corazón abierto y dialogante, siempre atenta a las necesidades de los más débiles; y de su rostro samaritano, sabedora de que la misericordia es algo fundamental en su tarea.

(Archidiócesis de Santiago de Compostela)

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 37386 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).