Asturias venera hoy a su Santina

oviedo-santinaEl Año de la Misericordia ha sido, como no podía ser de otra manera, el hilo conductor de la Novena a Nuestra Señora de Covadonga 2016. El Santuario mariano es uno de los tres lugares de la diócesis en los que ganar el Jubileo, y ello ha propiciado una afluencia de visitantes mucho mayor que en ocasiones anteriores por estas fechas, no sólo en torno a la festividad de la Santina, sino que en general todo este año ha sido más intenso en cuanto a número de peregrinos. Así lo reconoce el Abad de Covadonga, el sacerdote Juan José Tuñón Escalada, quien afirma haber vivido un “Año de la Misericordia muy intenso humana y sacerdotalmente”.

Y es que Covadonga, este año, además  de haberse recibido más peregrinos y visitantes que en otras ocasiones, estos también han sido más activos en las celebraciones litúrgicas, especialmente en las eucaristías y a la hora de acudir al sacramento de la Confesión, probablemente para ganar el Jubileo. “Da la sensación –señala el Abad– de que el Año de la Misericordia ha sido para muchos una llamada de atención, una especie de repique de campanas que les ha permitido tomar conciencia de lo que suponía esta oportunidad, y aprovechar el momento para reconciliarse con Dios. Han sido muchos los testimonios de personas que llevaban tiempo apartados de la Iglesia, con circunstancias vitales muy difíciles, y que durante este año han decidido acudir a confesar porque sentían la necesidad de reconciliarse con Dios”. “Hemos palpado –reconoce el Abad– el sufrimiento de las personas, pero también la misericordia de Dios. Es impresionante ser testigos de lo que les supone a muchas personas poder reconciliarse con la Iglesia y sentirse liberados de faltas que arrastraban dolorosamente durante muchos años. Por eso, los sacerdotes del Santuario hemos acumulado una experiencia muy intensa en este Año de la Misericordia, con numerosos casos particulares”.

La Novena a Nuestra Señora de Covadonga daba comienzo el pasado 30 de agosto, con la participación del Arzobispo de Oviedo, Mons. Jesús Sanz. En su homilía, recordó que a lo largo del novenario se reflexionaría acerca de las obras de misericordia, “porque las vemos cumplidas en María”. Esas obras de misericordia “están testimoniando que hemos sido abrazados por Dios, porque Él nos esperaba a nuestra vuelta de todos nuestros devaneos pródigos, para introducirnos en la casa encendida de su propio hogar en el que siempre organiza una fiesta cuando vuelve un hijo pródigo”, destacó el Arzobispo.
A lo largo de todos estos días, los Delegados episcopales de Familia y Vida, Cultura y Nueva Evangelización, Cáritas y Acción Social y Pastoral de la Salud, así como el responsable de Catequesis y el Arcipreste de Avilés, han sido los encargados de predicar en la Novena, que finalizaba con el rezo del Rosario en procesión hasta la Santa Cueva.

Esta mañana, a las 12 del mediodía, tendrá lugar la Eucaristía solemne presidida por el Arzobispo, con la asistencia de las autoridades del Principado. El Ramo, una tradición recuperada desde hace algunos años, correrá a cargo en esta ocasión del concejo de Bimenes, que ya había manifestado anteriormente, tal y como ha explicado el propio Abad del Santuario, “su intención de venir”. Y es que parece que la costumbre del Ramo se va asentando con fuerza, dado que en sus inicios era una propuesta que partía del Santuario hacia los diferentes concejos asturianos, y ahora ya “comprobamos cómo se nos adelantan los ayuntamientos”, tal y como explica Tuñón Escalada. “Es una iniciativa bonita –subraya– que se ha promovido mucho para hacer del Día de Covadonga un día de encuentro entre todos los vecinos”.

(Arzobispado de Oviedo)

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 37386 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).