El Maestro de la Orden de Predicadores inaugura el congreso internacional de Dominicos y Derechos Humanos


Más de 200 personas, de 50 países diferentes, se reúnen en Salamanca para reflexionar sobre los principales retos en la Justicia, la Paz y la Integridad de la creación. Se trata de frailes, hermanas y laicos de la Orden de Predicadores que desarrollan, en distintas partes del mundo, proyectos en favor de la dignidad de los seres humanos. El congreso tiene lugar en el Convento de San Esteban de Salamanca, un lugar especialmente significativo, donde vivieron personajes como Francisco de Vitoria, padre del Derecho Internacional y precursor de los Derechos Humanos, y de donde salieron cientos de misioneros dominicos que defendieron los derechos de los indígenas en América.

El congreso es parte del “Proceso Salamanca”, que pretende crear lazos de unión en el trabajo entre líderes de instituciones intelectuales dominicanas y miembros de la Familia Dominicana que trabajan sobre el terreno defendiendo la dignidad de las personas.

El jueves por la tarde, tras la Eucaristía, en que se recordó a las víctimas inocentes en todo el mundo, comenzó el acto de inauguración del congreso, presidido por el Maestro de los Dominicos, fray Bruno Cadoré. Abrió su intervención invitando a los participantes a que aprovecharan esta extraordinaria oportunidad para considerar la problemática de los derechos humanos desde el horizonte de la universalidad, reflejada en la multitud de lenguas y países presentes en el congreso: “La universalidad de esta asamblea muestra la universalidad de la compasión de la Orden”.

Un trabajo, el de los derechos humanos, que debe afrontarse aprovechando también la rica diversidad y complementariedad de personas, reflejada igualmente en el Congreso, que constituye la Familia Dominicana: “El compromiso de la Familia Dominicana en la promoción de los Derechos Humanos nos abre un espacio para compartir experiencias y trabajar en conjunto, para crear fraternidad en aquellos lugares donde no son reconocidos los derechos, por medio de una revolución evangélica de la compasión”.

Fr. Bruno Cadoré dio por iniciado el Congreso, expresando su deseo de que constituya un momento de renovación de la predicación de la Orden de Predicadores, según el espíritu jubilar de los 800 años de la fundación de la Orden.

Hasta el domingo los más de 200 participantes seguirán reunidos en el histórico convento de San Esteban (Salamanca), trabajando la actualización del trabajo de dominicos y dominicas  en el campo de la justicia y la paz.

Para más información: www.dominicos.org

Galería de fotos: https://www.flickr.com/gp/dominicosweb/j7S0u6

Vídeo del discurso de apertura: https://youtu.be/pllsQw7VwCE

imprimir
bookmark icon

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies