Una jornada para la ecología

SaizMenesesJosepAngelMons. Àngel Saiz Meneses          El Papa Francisco decidió en el verano del año pasado una Jornada Mundial de Plegaria para el Cuidado de la Creación que ha de celebrarse cada año el día 1 de septiembre, tal como ya hacen las Iglesias ortodoxas de Oriente, que en ese día rezan por la misma intención. Con este gesto el Papa manifiesta su deseo de que su encíclica Laudato sí’ sobre la ecología no se quede en papel mojado, sino que suscite actitudes coherentes con el debido respeto a la creación.

Esta encíclica sobre la ecología tuvo un gran eco mediático, porque plantea problemas que afectan no sólo a los católicos, sino a todos los hombres y mujeres que habitan en este planeta nuestro. Naturalmente, también tuvo una resonancia ecuménica muy considerable, ya que el Papa quiso que también fuera  ecuménico el acto de la presentación de la encíclica a los medios de comunicación. Concretamente, entre los encargados de presentarla había un representante de las Iglesias ortodoxas, el metropolita Ioannis de Pérgamo. El respeto a la Creación, como obra salida de las manos de Dios y confiada al hombre está muy presente en las enseñanzas del Patriarca ecuménico de Constantinopla, Bartolomé I,  unido con una fraternal amistad con el obispo de Roma.

El Papa instituyo esta jornada en la Iglesia Católica mediante una carta a  los presidentes de dos organismos de la Curia romana especialmente relacionados con la ecología: el Pontificio Consejo de Justicia y Paz y el Pontificio Consejo para la Promoción de la Unidad de los Cristianos.

“Como cristianos –dice el Papa en esta carta- queremos ofrecer nuestra contribución para superar la crisis ecológica que padece la humanidad. Por esto, hemos de sacar de nuestro rico patrimonio espiritual las motivaciones que alimenten la pasión por el cuidado de la creación y recordar siempre que, para los creyentes en Jesucristo, Verbo de Dios hecho hombre por nosotros, la espiritualidad no está desconectada del propio cuerpo, ni de la naturaleza o de las realidades de este mundo, sino que vive con ellas y en ellas, en comunión con todo lo que nos rodea”.

Para que no quede todo en una jornada más o simplemente en palabras, el Papa pide a los cristianos una “conversión a la ecología. “Los cristianos –dice en la carta citada- estamos llamados a una conversión ecológica, que implica dejar brotar todas las consecuencias de su encuentro con Jesucristo en las relaciones con el mundo que nos rodea. Cuidar la Creación es parte esencial de una existencia virtuosa”.

Así, pues, habrá que añadir cada año en el calendario de las jornadas cristianas la del día 1 de septiembre. El Papa desea que ese día sea una oportunidad para renovar nuestro compromiso ecológico y para dar gracias a Dios por la maravilla de la Creación, que es obra de sus manos y que ha confiado a la responsabilidad de los hombres y de las mujeres.

Esta jornada ha de ser, pues, un momento de oración de acción de gracias, pero también un  momento de reflexión y –para decirlo con una palabra que utiliza el Papa con frecuencia- de conversión a un uso razonable de los recursos de la naturaleza. Una llamada a la sobriedad en el uso de los recursos naturales y a la solidaridad con nuestros hermanos y hermanas. Todo ello con una finalidad: que la encíclica sobre la ecología no se quede en un brindis al sol, sino que inspire actitudes y acciones respetuosas con el mundo que la bondad de Dios nos ha confiado a todos y con el fin de que esté al servicio de todos.

+ Josep Àngel Saiz Meneses
Obispo de Terrassa

Mons. Josep Àngel Saiz Meneses
Acerca de Mons. Josep Àngel Saiz Meneses 310 Articles
Mons. Josep Àngel Saiz Meneses nació en Sisante (Cuenca) el 2 de agosto de 1956. En el año 1965 la familia se trasladó a Barcelona y se instaló en el barrio de Sant Andreu de Palomar.Ingresó en el Seminario Menor Nostra Senyora de Montalegre de Barcelona en el 1968. Posteriormente realizó estudios de Psicología en la Universidad de Barcelona entre los años 1975 y 1977. Participó activamente como miembro del Movimiento de Cursillos de Cristiandad de Jóvenes. Posteriormente estudió en el Seminario Mayor de Toledo los cursos de filosofía, espiritualidad y teología (1977- 1984) y fue ordenado presbítero en la Catedral de Toledo el 15 de julio de 1984. El mismo año obtuvo el Bachillerato en Teología por la Facultad de Teología de Burgos.En la archidiócesis toledana tuvo diversos destinos, primero como párroco en Los Alares y Anchuras de los Montes (1984-1985) y después como vicario de Illescas (1986-1989). El curso 1985-1986 fue capellán soldado en el Hospital de Valladolid. Entre otros servicios realizados en Toledo fue también consiliario de zona de los Equipos de la Madre de Dios (1986-1989), consiliario de zona del Movimiento de Maestros y profesores Cristianos (1986-1989) y profesor de religión en la Escuela de F.P. La Sagra de Illescas (1986-1989).El año 1989 regresó a Barcelona y fue nombrado vicario en la parroquia de Sant Andreu del Palomar, y el 1992 rector de la Iglesia de la Mare de Déu del Roser en Cerdanyola y Responsable de la Pastoral Universitaria en la Universitat Autònoma de Barcelona. También el mismo año 1992 fue nombrado responsable del SAFOR (Servei d'Assistència i Formació Religiosa) de la Universitat Autònoma de Barcelona y Responsable del CCUC (Centre Cristià d'Universitaris de Cerdanyola del Vallès). El año 1995 fue nombrado Consiliario Diocesano del Movimiento Cursillos de Cristiandad. Obtuvo la licenciatura en la Facultad de Teologia de Catalunya el año 1993 con la tesina: “Génesis y teología del Cursillo de Cristiandad”, dirigida por el Dr. Josep M. Rovira Belloso, y publicada el año 1998. En la misma Facultat de Teologia ha realizado los cursos de doctorado. Ha publicado diversos artículos sobre la evangelización y la pastoral en el mundo juvenil, en especial en la revista Ecclesia, y comenzó la elaboración de la tesis doctoral sobre “Agents i institucions d'evangelització”.El 6 de mayo del año 2000 fue nombrado Secretario General y Canciller del Arzobispado de Barcelona y el 10 de abril del 2001 miembro del Colegio de Consultores de la misma archidiócesis.El 30 de octubre de 2001 fue nombrado Obispo titular de Selemsele y Auxiliar de Barcelona y consagrado el 15 de diciembre del mismo año en la Catedral de Barcelona. El 15 de junio de 2004 fue nombrado primer obispo de la nueva diócesis erigida de Terrassa y Administrador Apostólico de la archidiócesis de Barcelona y de la nueva diócesis de Sant Feliu de Llobregat. El 25 de julio tomó solemne posesión en la S. I. Catedral Basílica del Sant Esperit en Terrassa.En la Conferencia Episcopal Española es el Presidente de la Comisión de Seminarios y Universidades.