Santa Teresa de Calcuta

PujolBalcellsJaumeMons. Jaume Pujol           El 4 de septiembre, un día antes del 19º aniversario de su muerte, el Papa Francisco se dispone a canonizar a Teresa de Calcuta, la santa más popular de nuestro tiempo. La religiosa que el año 1950 fundó las Misioneras de la Caridad, había sido beatificada por Juan Pablo II en 2003 ante más de 300.000 personas.

El Papa polaco visitó a Madre Teresa en Calcuta y recorrió con ella la casa, donde fue saludando uno a uno a los ochenta y seis pobres moribundos que entonces se hallaban acogidos. Después le pidió que fundara en Roma, consciente de que también en una capital europea era necesaria su dedicación a «los más pobres de los pobres».

En pocos años las Misioneras de la Caridad se extendieron por todo el mundo dando un ejemplo de amor a Dios y a los más necesitados. En Barcelona, por ejemplo, ejercen también una labor impagable.

Con motivo del Año Santo de la Misericordia, pedimos a las Misioneras que vinieran a Tarragona a dar una charla a los sacerdotes de nuestra archidiócesis, en la capilla del Seminario. Con la humildad que les caracteriza se resistieron, pero vinieron y nos transmitieron sus experiencias espirituales y humanas.

En fecha aún más reciente, el mes de marzo pasado, tuvo lugar un hecho que volvió a conmovernos: el asesinato de cuatro religiosas de la Madre Teresa de Calcuta que ejercían su labor en Yemen, en la ciudad de Adén, donde cuidaban de un asilo con sesenta ancianos musulmanes. Eran de la India, Kenya y Rwanda, lo que da idea de su disposición a ir a cualquier parte donde sean necesarias para cumplir con su vocación de servicio.

La canonización este domingo de Teresa de Calcuta es una gran alegría para los cristianos y para todo el mundo. Enseñó que los pobres más pobres eran para ella el verdadero rostro de Jesucristo; pero su activismo estuvo en perfecta coordinación con su espíritu contemplativo y de oración. Trabajó siempre en las periferias de las ciudades, abriendo caminos en la Iglesia, pero muy unida al Papa y a los obispos locales.

Es una gran fiesta poder celebrar su inscripción en el número de los santos. Mostró que la vida de fe y la acción más comprometida no se oponen, sino que se retroalimentan, que no hay una Iglesia institucional y otra popular, que el doble mandamiento del amor puede ser una realidad en nuestros días.

+ Jaume Pujol Bacells

Arzobispo de Tarragona y primado

Mons. Jaume Pujol
Acerca de Mons. Jaume Pujol 324 Articles
Nace en Guissona (Lleida), el 8 de febrero de 1944. Cursó los estudios primarios en los colegios de las Dominicas de la Anunciata y de los Hermanos Maristas de Guissona. Amplió sus estudios en Pamplona, Barcelona y Roma. Realizó el doctorado en Ciencias de la Educación en Roma, donde cursó estudios filosóficos y teológicos. Es doctor en Teología por la Universidad de Navarra. Fue ordenado sacerdote por el cardenal Vicente Enrique y Tarancón, en Madrid, el 5 de agosto de 1973, incardinado en la Prelatura de la Santa Cruz y Opus Dei.CARGOS PASTORALESFue profesor ordinario de Pedagogía Religiosa en la Facultad de Teología de la Universidad de Navarra. Desde el año 1976 y hasta su consagración episcopal, dirigió el Departamento de Pastoral y Catequesis, y desde el 1997, el Instituto Superior de Ciencias Religiosas, los dos de la misma Universidad.Ocupó distintos cargos en la Facultad de Teología: director de estudios, director del Servicio de Promoción y Asistencia a los Alumnos, secretario, director de la revista Cauces de Intercomunicación (Instituto Superior de Ciencias Religiosas), dirigida a profesores de religión.Durante sus años en Pamplon dirigió cursos de titulación, formación y perfeccionamiento de catequistas, profesores de religión y educadores de la fe, y tesis de licenciatura y de doctorado. Su trabajo de investigación se ha centrado en temas de didáctica y catequesis; ha publicado 23 libros y 60 artículos en revistas científicas, obras colectivas, etc. También ha desarrollado otras tareas docentes y pastorales con jóvenes, sacerdotes, etc.El día 15 de junio de 2004 el Papa Juan Pablo II lo nombró Arzobispo de Tarragona, archidiócesis metropolitana y primada, responsabilidad que, hasta hoy, conlleva la presidencia de la Conferencia Episcopal Tarraconense, que integran los obispos de la provincia eclesiástica Tarraconense y los de la provincia eclesiástica de Barcelona. El día 19 de septiembre de 2004, en la Catedral Metropolitana y Primada de Tarragona, fue consagrado obispo y tomó posesión canónica de la archidiócesis. El día 29 de junio de 2005 recibía el palio de manos del Papa Benedicto XVI, en la basílica de San Pedro del Vaticano.OTROS DATOS DE INTERÉSEn la Conferencia Episcopal Española es miembro de la Comisión Episcopal de Enseñanza y Catequesis y Seminarios y Universidades. Cargo que desempeña desde 2004.Además, ha sido miembro de la Comisión Permanente entre 2004 y 2009.