El Misteri: una lluvia de misericordia

MurguiSorianoJesusMons. Jesús Murgui           Se acerca la celebración de la gran fiesta mariana estival: la Asunción de la Santísima Virgen en cuerpo y alma a los Cielos. Y un año más, la ciudad de Elche se dispone con ilusión a preparar esta celebración para que miles de personas, de la Diócesis y venidas de fuera, podamos disfrutar estos días de una manera excepcional.

El Misteri d’Elx no solo es una tradición centenaria, de gran riqueza musical e histórica, orgullo del pueblo de Elche, sino que es principalmente la expresión del gran amor que los ilicitanos profesan hacia su Madre y Patrona, la Mare de Dèu de l’Assumpció.

Este año, la solemnidad de la Asunción de la Virgen María y la celebración del Misteri, se enmarcan dentro del Jubileo extraordinario de la Misericordia, año de gracia convocado por nuestro querido Papa Francisco con el fin de profundizar en la Misericordia de Dios nuestro Padre para que nuestra vida sea expresión de ese Corazón misericordioso.

La Virgen María vivió toda su vida unida a Jesús, su divino Hijo, y por eso su vida refleja la misma Misericordia de Dios. Su vida fue de servicio a Dios y a los hombres, atenta a las necesidades de los demás e implorando la Misericordia divina para los más desvalidos y necesitados. Ella es la Madre de Misericordia y le pedimos que vuelva a nosotros sus ojos misericordiosos para que podamos experimentar su ternura y así seamos nosotros atentos, comprensivos, compasivos y serviciales con los demás.

Con María y por María elevamos nuestra mirada al Cielo para cantar eternamente con ella las misericordias del Señor. Veremos, mientras suena el magnífico órgano de la Basílica de Santa María, cómo se abren las puertas del “Cielo” y cómo la Mare de Dèu nos hace llegar una lluvia de oropel, lluvia de la Misericordia de Dios que se derrama sobre su pueblo.

Abramos nuestros brazos y nuestros corazones, como los apóstoles mientras cantan el “Gloria”, para recibir con humildad esa Misericordia de Dios que nos hace llegar Santa María. Pidamos por nosotros, por nuestras familias, por los parados, por los enfermos, por los que han perdido la esperanza y por tantas situaciones de necesidad material y espiritual. Que esa Misericordia divina nos venga del Cielo, desde donde la Mare de Dèu, coronada, nos cuida y nos alienta a seguir sus pasos de fe y amor para algún día alcanzar también, por Misericordia de Dios, la vida del Cielo.

+ Jesús Murgui Soriano

Obispo de Orihuela-Alicante

Mons. Jesús Murgui Soriano
Acerca de Mons. Jesús Murgui Soriano 135 Articles
Mons. D. Jesús Murgui Soriano nace en Valencia el 17 de abril de 1946. Recibió la ordenación sacerdotal el 21 de septiembre de 1969 y obispo desde el 11 de mayo de 1996. Estudió en el Seminario Metroplitano de Moncada (Valencia) y está licenciado en Teología por la Universidad Pontificia de Salamanca y doctorado en esta misma materia por la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma.CARGOS PASTORALESFue coadjutor entre 1969 y 1973 y párroco, en distintas parroquias de la archidiócesis de Valencia, entre 1973 y 1993, año en que es nombrado Vicario Episcopal. Fue Consiliario diocesano del Movimiento Junior entre 1973 y 1979 y Consiliario diocesano de jóvenes de Acción Católica de 1975 a 1979.Fue nombrado Obispo auxiliar de Valencia el 25 de marzo de 1996, recibiendo la ordenación episcopal el 11 de mayo de ese mismo año. Entre diciembre de 1999 y abril de 2001 fue Administrador Apostólico de Menorca.El 29 de diciembre de 2003 fue nombrado Obispo de Mallorca, sede de la que tomó posesión el 21 de febrero de 2004. El 27 de julio de 2012 se hizo público su nombramiento como Obispo de Orihuela-Alicante. El sábado 29 de septiembre de 2012, tomó posesión de la nueva diócesis.OTROS DATOS DE INTERÉSEn la CEE es miembro de la Comisión Episcopal de Liturgia desde marzo de 2017. Cargo que desempeña desde el año 2005. Anteriormente, ha sido miembro de la Comisión Episcopal de Pastoral desde 1996 a 1999 y de la Comisión Episcopal del Clero desde 1999 a 2005.