Cita en Cracovia

PujolBalcellsJaumeMons. Jaume Pujol         Con mucha ilusión he esperado esta cita en Cracovia, donde acompaño a jóvenes de Catalunya que, como de todas las latitudes del mundo, acuden a la llamada de una nueva Jornada Mundial de la Juventud, la número 31 desde que San Juan Pablo II convocó la primera en Roma el año 1984.

He tenido la gozosa oportunidad de asistir a la de Colonia  y a la de Madrid, junto a Benedicto XVI. Son momentos inolvidables para los cientos de miles de personas presentes, una manifestación de fe y de esperanza para la Iglesia y la humanidad.

En esta ocasión es el papa Francisco quien convoca y lo hace en el Año Jubilar de la Misericordia. Y en Cracovia, la ciudad querida por San Juan Pablo II, donde cursó estudios y fue arzobispo antes de ser elegido para la sede de Pedro. Estos días nos darán ocasión de visitar Czestochowa, donde a los pies de la Virgen Negra pondré las peticiones y las inquietudes de todos los presentes y, especialmente, de todas las personas de nuestra archidiócesis que nos acompañarán con el corazón.

Los jóvenes tendrán ocasión de rezar en un santuario mariano de tanta devoción, y de visitar uno de los lugares más simbólicos de las tragedias que han surcado la historia: el campo de concentración de Auschwitz, a solo 35 kilómetros de Cracovia, donde fueron internados 1.300.000 personas de las que murieron más de un millón, judíos en su mayoría. Son hechos que muchos jóvenes conocen por el cine, como la película La lista de Schindler, el alemán que logró salvar a muchos judíos invocando la necesidad de que trabajaran en su fábrica de armas, instalada precisamente en Cracovia.

La JMJ será un encuentro con Polonia, una inmersión en históricos escenarios europeos, pero sobre todo una ocasión para el encuentro más feliz que alguien puede tener: con la misericordia de Dios. Quienes ya no somos jóvenes, estaremos allí también muy a gusto, porque no envejece el amor a Dios «que alegra mi juventud».

Pido que para muchos jóvenes esta estancia en Cracovia suponga una reafirmación de su fe si la tenían abandonada o un antes y un después en sus vidas. La universalidad de la Iglesia se palpa en estos encuentros y ayuda, a través de la recepción de los sacramentos de la penitencia y la eucaristía, a emprender un camino de identificación con la voluntad de Dios. Que los jóvenes, en su búsqueda de la felicidad, encuentren el Amor y con él les llegará la felicidad.

 

† Jaume Pujol Balcells

Arzobispo metropolitano de Tarragona y primado

Mons. Jaume Pujol
Acerca de Mons. Jaume Pujol 324 Articles
Nace en Guissona (Lleida), el 8 de febrero de 1944. Cursó los estudios primarios en los colegios de las Dominicas de la Anunciata y de los Hermanos Maristas de Guissona. Amplió sus estudios en Pamplona, Barcelona y Roma. Realizó el doctorado en Ciencias de la Educación en Roma, donde cursó estudios filosóficos y teológicos. Es doctor en Teología por la Universidad de Navarra. Fue ordenado sacerdote por el cardenal Vicente Enrique y Tarancón, en Madrid, el 5 de agosto de 1973, incardinado en la Prelatura de la Santa Cruz y Opus Dei.CARGOS PASTORALESFue profesor ordinario de Pedagogía Religiosa en la Facultad de Teología de la Universidad de Navarra. Desde el año 1976 y hasta su consagración episcopal, dirigió el Departamento de Pastoral y Catequesis, y desde el 1997, el Instituto Superior de Ciencias Religiosas, los dos de la misma Universidad.Ocupó distintos cargos en la Facultad de Teología: director de estudios, director del Servicio de Promoción y Asistencia a los Alumnos, secretario, director de la revista Cauces de Intercomunicación (Instituto Superior de Ciencias Religiosas), dirigida a profesores de religión.Durante sus años en Pamplon dirigió cursos de titulación, formación y perfeccionamiento de catequistas, profesores de religión y educadores de la fe, y tesis de licenciatura y de doctorado. Su trabajo de investigación se ha centrado en temas de didáctica y catequesis; ha publicado 23 libros y 60 artículos en revistas científicas, obras colectivas, etc. También ha desarrollado otras tareas docentes y pastorales con jóvenes, sacerdotes, etc.El día 15 de junio de 2004 el Papa Juan Pablo II lo nombró Arzobispo de Tarragona, archidiócesis metropolitana y primada, responsabilidad que, hasta hoy, conlleva la presidencia de la Conferencia Episcopal Tarraconense, que integran los obispos de la provincia eclesiástica Tarraconense y los de la provincia eclesiástica de Barcelona. El día 19 de septiembre de 2004, en la Catedral Metropolitana y Primada de Tarragona, fue consagrado obispo y tomó posesión canónica de la archidiócesis. El día 29 de junio de 2005 recibía el palio de manos del Papa Benedicto XVI, en la basílica de San Pedro del Vaticano.OTROS DATOS DE INTERÉSEn la Conferencia Episcopal Española es miembro de la Comisión Episcopal de Enseñanza y Catequesis y Seminarios y Universidades. Cargo que desempeña desde 2004.Además, ha sido miembro de la Comisión Permanente entre 2004 y 2009.