Decálogo del turista cristiano

PardoArtigasFrancescMons. Francesc Pardo i Artigas           Vivimos, teóricamente,  en tiempo de vacaciones, pese a que muchos, a causa de la situación económica, no podéis disfrutarlas. Otros trabajáis más que nunca al servicio de los turistas y de quienes sí hacen vacaciones atendiendo vuestros negocios y contratos laborales. Pero, puede que algunos días o algún día, podáis “hacer de turistas”, aunque sea por unas horas, en destinos cercanos.

Pensando en los cristianos cuando “hacemos de turistas”, hace años escribí un decálogo, unas pautas, con la intención de ayudarnos a vivir estos días. Ha pasado el tiempo, vivimos nuevas experiencias y por ello me ha parecido interesante actualizarlo.

  1. Respetar la naturaleza. No la perjudiques lanzando basuras donde sea, dañando la flora o maltratando la fauna y sus espacios vitales. En la playa, la montaña o el campo… esfuérzate en mimar este tesoro común que es la naturaleza. Más aún, ejerce la contemplación y descubre la primera carta de amor que Dios te ha dirigido.
  2. Durante las vacaciones no te avergüences de tu fe ni disimules el hecho de ser cristiano. Tendrás muchas ocasiones, ya sea en conversaciones, intercambio de opiniones, preguntas… de ser testigo de Jesús con humildad, pero con convicción y alegría. Sin hacer propaganda, sé capaz de dar razón de tu fe y de tu esperanza siempre que sea oportuno.
  3. Jesús, el Señor, no hace vacaciones pero desea acompañarte en las tuyas. Participa en la Eucaristía dominical, estés donde estés. Cuando entres en una iglesia, no te limites a contemplar su belleza o su patrimonio. Busca algún momento de plegaria, de comunicación personal con el Señor.
  4. Las vacaciones o los días de fiesta lo son para toda la familia. Dialoga, juega, pásatelo bien con la familia, sin prisas. Busca momentos para escuchar y dialogar, ya que con frecuencia el ritmo ordinario a lo largo del año no lo favorece.
  5. Pon atención a tu vida y a la de los demás. La vida es un gran don de Dios. Evita los riesgos innecesarios y sé prudente en la conducción de vehículos, en las actividades lúdicas, en las prácticas deportivas que entrañan cierto riesgo.
  6. Valora la amistad. Es una buena ocasión para compartir con otras personas, pensamientos, opiniones, gustos y distracciones. Estrecha los lazos de amistad y, si tienes oportunidad, haz nuevos amigos.
  7. Recuerda siempre que otros trabajan muchas horas para que tú puedas vivir estos días. Ellos también tienen sus derechos. Respétalos. Y al mismo tiempo, sé agradecido, porque una sonrisa, dar las gracias con sinceridad, a menudo es la mejor recompensa.
  8. Descansa, pero deja que los demás también lo hagan. Piensa que tú podrás levantarte tarde, pero que otros lo harán de madrugada y tienen derecho a su descanso, han de poder trabajar y servir mejor a todos.
  9. En el tiempo libre, en el tiempo de vacaciones, no todo vale. Recuerda tus compromisos, recuerda tu dignidad y la dignidad de toda persona. Recuerda los mandamientos.
  10. Vive la caridad y la solidaridad. Piensa en aquellos que no tienen vacaciones, porque ni siquiera tienen el pan de cada día. La caridad no está de vacaciones.

+ Francesc Pardo i Artigas

Obispo de Girona

Mons. Francesc Pardo i Artigas
Acerca de Mons. Francesc Pardo i Artigas 357 Articles
Francesc Pardo i Artigas nació en Torrellas de Foix (comarca del Alt Penedès, provincia de Barcelona), diócesis de Sant Feliu de Llobregat, el 26 de junio de 1946. Ingresó en el Seminario Menor de Barcelona y siguió estudios eclesiásticos en el Seminario Mayor, de la misma diócesis. Se licenció en Teología, en la Facultad de Teología de Cataluña.Es autor de diversos artículos sobre temas teológicos publicados es revistas especializadas. Recibió la ordenación presbiteral en la basílica de Santa María de Vilafranca del Penedès, el 31 de mayo de 1973, de manos del cardenal Narcís Jubany.El 16 de julio del 2008, el Papa Benedicto XVI lo nombró Obispo de Girona. Recibió la Ordenación Episcopal el dia 19 de octubre del 2008 en la Catedral de Girona, tomando posesión de la diócesis el mismo día.