Ante la Jornada Mundial de la Juventud – “Un acontecimiento de toda la Iglesia”

jimenezzamoravicenteMons. Vicente Jiménez        Queridos diocesanos:

La Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) es un gran acontecimiento eclesial, religioso y cultural organizado con el objetivo de reunir a los jóvenes de todo el mundo. A lo largo de su recorrido histórico desde 1985, las Jornadas Mundiales de la Juventud que se han celebrado fuera de Roma han supuesto un impacto además  espiritual, social, cultural y económico muy potente que repercute positivamente en el país de acogida. Lo será también para la cita de Cracovia (Polonia), durante el mes de julio de 2016.

Objetivos de la JMJ

El Papa Juan Pablo II quiso con esta iniciativa invitar a los jóvenes a un compromiso mayor con la Iglesia, a pertenecer a ella rejuveneciéndola y a asegurar la transmisión de la fe a las siguientes generaciones. Por este motivo la JMJ tiene, entre otros, los siguientes objetivos: ser una peregrinación de fe; ser un foro para los jóvenes donde se experimenta la presencia del Espíritu Santo; ayudar a los jóvenes a redescubrir la centralidad de la Palabra  de Dios y de los Sacramentos en la vida diaria.; hacer de los jóvenes testigos de Cristo.

Lema en sintonía con el Año de la Misericordia

El lema de la Jornada Mundial de la Juventud de Cracovia, enmarcado en el Año de la Misericordia, es “Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzarán misericordia”(Mt 5, 7), y el lugar elegido para esta edición es Polonia la patria natal del iniciador y promotor de las JMJ, San Juan Pablo II, que, además, es uno de los patronos de esta convocatoria mundial.

Participación de nuestra Diócesis de Zaragoza

Nuestra Diócesis de Zaragoza, a través de una labor intensa de la Delegación Episcopal de Pastoral Juvenil y de un importante equipo de colaboradores y voluntarios, a quienes les agradezco su trabajo,  participará con 70 jóvenes (en dos modalidades), que se unirán a los 140 del resto de las Diócesis de Aragón.

Estos más de 200 jóvenes aragoneses, junto con miles de jóvenes de todo el mundo, vivirán una fuerte experiencia eclesial en torno al Papa Francisco, Sucesor de Pedro. La primera parte de la JMJ constará de un triduo de oración y reflexión, centrado en una serie de catequesis en lenguas diferentes, propuestas por varios Obispos a los jóvenes. Yo mismo como Arzobispo de Zaragoza participaré en tres catequesis (los días 27, 28 y 29 de julio de 2016). Previamente todos los jóvenes españoles, el día 25 de julio para celebrar la festividad de Santiago, Patrón de España, en el santuario mariano de Czestochowa, tendrán un encuentro con los 55 Obispos españoles, que participaremos en la JMJ. Durante la JMJ en Cracovia, además de los actos litúrgicos y religiosos, habrá momentos para conciertos y actividades lúdico-festivas.

Con esta carta pastoral  quiero animar a todos los diocesanos, especialmente a los jóvenes a disponer el ánimo para aprovechar este momento de gracia, que afecta a toda la Iglesia. Caigamos en la cuenta que la JMJ es un poderoso instrumento de evangelización del mundo de los jóvenes y de diálogo con las jóvenes generaciones. Cada JMJ es una gran celebración de la fe joven, la epifanía de una Iglesia que no envejece, que es joven, porque Cristo es siempre joven y joven para siempre es su Evangelio.

Quiera Dios que nuestra Diócesis de Zaragoza viva esta Jornada Mundial de la Juventud en Cracovia como un reto de provocación de los jóvenes y como un nuevo impulso para la pastoral juvenil entre nosotros.

Con mi afecto y bendición,

+ Vicente Jiménez Zamora
Arzobispo de Zaragoza

Mons. Vicente Jiménez Zamora
Acerca de Mons. Vicente Jiménez Zamora 231 Articles
Mons. D. Vicente Jiménez Zamora nace en Ágreda (Soria) el 28 de enero de 1944. Fue ordenado sacerdote diocesano de Osma-Soria el 29 de junio de 1968. Es licenciado en Teología por la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma, en Teología Moral por la Pontificia Universidad Lateranense de Roma y en Filosofía por la Pontificia Universidad Santo Tomás de Aquino de Roma.CARGOS PASTORALESSu ministerio sacerdotal y episcopal está unido a su diócesis natal, en la que durante años impartió clases de Religión en Institutos Públicos y en la Escuela Universitaria de Enfermería, además fue profesor de Filosofía y de Teología en el Seminario Diocesano. También desempeñó los cargos de delegado diocesano del Clero (1982-1995); Vicario Episcopal de Pastoral (1988-1993); Vicario Episcopal para la aplicación del Sínodo (1998-2004) y Vicario General (2001-2004). Fue, desde 1990 hasta su nombramiento episcopal,abad-presidente del Cabildo de la Concatedral de Soria.El 12 de diciembre de 2003 fue elegido por el colegio de consultores administrador diocesano de Osma-Soria, sede de la que fue nombrado obispo el 21 de mayo de 2004. Ese mismo año, el 17 de julio, recibió la ordenación episcopal. El 27 de julio de 2007 fue nombrado Obispo de Santander y tomó posesión el 9 de septiembre de 2007. Desde el 21 de diciembre de 2014 es Arzobispo de Zaragoza, tras hacerse público el nombramiento el día 12 del mismo mes.OTROS DATOS DE INTERÉSEn la CEE es miembro del Comité Ejecutivo desde el 14 de marzo de 2017.Además, ha sido miembro de las Comisiones Episcopales para la Doctrina de la Fe (2007-2008) y Pastoral Social (2008-2011). Desde 2011 era presidente de la Comisión Episcopal para la Vida Consagrada, tras ser reelegido para el cargo el 13 de marzo de 2014.El sábado 29 de marzo de 2014 la Santa Sede hizo público su nombramiento como miembro de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica.