El “respeto al otro” y “no herir los sentimientos religiosos”, límites a la libertad de expresión

Valencia Clausuracurso-int0Los representantes de las confesiones islámica, judía, evangélica y católica que se han dado cita en la clausura del curso de verano sobre la relación entre los derechos de libertad religiosa y libertad de expresión, en la Universidad Católica de Valencia San Vicente Mártir (UCV) este jueves 14 de julio, han coincidido en situar como límite a la libertad de expresión “no herir los sentimientos religiosos” y el “respeto al otro”.

Asimismo, todos ellos han coincidido en congratularse por el ordenamiento jurídico español que permite el desarrollo de los derechos fundamentales así como que la relación entre libertad de expresión y libertad religiosa no es tanto de enfrentamiento como de “roces”.

De esta forma se ha expresado Riay Tatary, presidente de la Comisión Islámica de España, quien ha afirmado que sendos derechos “se pueden llevar adecuadamente” y ha considerado que el límite sería “no herir los sentimientos religiosos de los demás”, algo que “no nos incumbe únicamente a los musulmanes, sino a todas las religiones”.

Precisamente, ha recordado que ya se pronunciaron, por ejemplo, “cuando ha sido atacada la Virgen María o el profeta Moisés, a quienes hemos defendido como si fueran nuestro profeta Mahoma”. “Cuando aunamos esfuerzos todas las religiones podemos transmitir mejor este mensaje a todo el pueblo, sean creyentes o no”, ha indicado.

Igualmente, Isaac Querub, presidente de la Federación de Comunidades Judías de España, también ha señalado que “una libertad de expresión bien entendida termina donde empieza la libertad del prójimo” y ha propuesto “la educación y el sentido común, dentro del marco de la ley” para conocer dónde están los bordes y los límites. “Yo creo que es evidente, el límite es el respeto por el otro”, ha añadido.

Por su parte, Jorge Fernández, representante de la Federación de Entidades Religiosas Evangélicas de España (FEREDE), ha abogado por la “sensibilización de una sociedad tolerante, democrática y abierta” para que cuando surjan los conflictos o roces se puedan “prevenir, no es malo que haya una inhibición personal”. Así, ha detallado que “desde el respeto y los valores democráticos, podemos debatir y estar profundamente enfrentados, pero hay formas y formas”.

En la mesa de las confesiones religiosas, moderada por Isidoro Martín, catedrático emérito de Derecho Eclesiástico de la Universidad Autónoma de Madrid, también ha participado José Luis Sánchez, vicerrector de Evangelización de la Universidad Católica de Valencia, quien ha apuntado que hay que “devolver a la cultura la pregunta sobre Dios y, sobre todo, la respuesta a esa pregunta, no porque nos falten contenidos para ello sino porque nos falta una pedagogía en el siglo XXI”.

“Parece que queremos transmitir algo mitológico a realidades existentes y es todo lo contrario, ya que la ciencia moderna ha surgido del pensamiento cristiano y la universidad de la Iglesia, lo que ocurre es que tenemos que saber expresar que Dios existe y que ha creado al hombre”, ha aseverado el vicerrector y director de la Cátedra Fides et Ratio.

Asimismo, Sánchez ha apuntado que “el respeto y la cultura del encuentro debe reconocer que la libertad de pensamiento radica fundamentalmente en la libertad religiosa, que es la más propia del hombre, pues atañe a su interioridad y a su conciencia”.

Mesa redonda con periodistas

Previamente, la jornada de clausura del curso ha reunido en una mesa redonda, moderada por Amparo Castellano, directora general de Comunicación y Prensa de la Diócesis de Valencia y de la UCV, que ha reunido a periodistas y escritores que han ofrecido su visión sobre las relaciones entre la libertad de expresión y la libertad religiosa desde los medios de comunicación, así como de la relación de la Iglesia con estos.

En el debate ha participado la escritora y periodista Paloma Gómez Borrero, quien ha señalado que “la Iglesia ha de darse cuenta de que si quiere que la gente esté bien informada ha de hacerlo directamente y procurar que sus medios estén bien informados”.

Asimismo, la veterana periodista ha asegurado que “la libertad de expresión es un derecho que se debe respetar porque es un derecho humano” y que “informar bien, si bien no es fácil, cuando lo que transmites es auténtico, la gente lo percibe. La Iglesia lo ha comprendido, de hecho, su manera de informar ha evolucionado muchísimo”.

En el coloquio, también ha participado José Manuel Vidal, director de Religión Digital, quien ha sugerido que la Iglesia ha de “perder miedo” a los medios, y “potenciar a la gente que sabe comunicar, ser muy transparente y acostumbrarse a comunicar al instante”.

Igualmente, ha puesto como ejemplo de comunicación al propio Papa Francisco. “No hay mejor ejemplo de comunicación que sus palabras, gestos y respuestas con naturalidad a todo lo que se le pregunta. La imagen es la previa a la evangelización y no se puede llegar a la gente joven si primero no se cuida la imagen de la institución”, ha reconocido Vidal.

En el encuentro ha participado también el periodista José Francisco Serrano, profesor de la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad San Pablo CEU, quien ha apelado a “una reflexión crítica por parte de los medios de comunicación del concepto de neutralidad” puesto que “las relaciones entre libertad de información y libertad de expresión parten de la intencionalidad que toda acción comunicativa tiene respecto a cuál es el tratamiento adecuado que debemos dar a la información”.

Finalmente, Luis Agudo, director de la agencia de noticias AVAN, ha señalado que en información religiosa “el gran reto que tenemos es que el derecho a la información sea un derecho a la buena información, que la noticia no se manipule”. Así, ha alertado de que “la libertad de expresión muchas veces se transforma en libertad de agresión” y esto se produce “en la medida en que los mensajes que son obtenidos de la fuente informativa no llegan al destinatario tal y como han sido transmitidos sino que son transformados de forma intencionada”.

En este sentido, el periodista se ha referido a la labor de las agencias de noticias, que “permite a los profesionales ser testigos privilegiados del proceso de la noticia desde que nace hasta que rinde su final ante los espectadores, los lectores y los oyentes” y donde “la libertad de expresión es condición sine qua non para que la limpieza y transparencia de la noticia se dé”.

Amparo Castellano, directora general de Comunicación y Prensa de la Diócesis de Valencia y de la UCV, ha señalado que desde los medios de la Iglesia “debemos mejorar nuestro lenguaje para facilitar la clarificación de los mensajes y evitar interpretaciones, y para ello hay que fomentar el diálogo y acercar la información y la institución a los medios de comunicación”.

El curso de verano de la UCV “Libertad de Expresión y Libertad Religiosa ¿Libertades Reconciliables?”, dirigido por el vicerrector Ricardo García García y que ha reunido desde el lunes pasado a más de treinta ponentes expertos en dichas materias, ha sido clausurado por José Manuel Pagán, decano de la Facultad de Derecho, y Juan Damián Gandía, decano de la Facultad de Derecho Canónico de esta universidad.

(Archidiócesis de Valencia)

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 37427 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).