Juanjo Santos, sacerdote y monje sordo:"Es bueno que los obispos se interesen y se acerquen a las personas sordas"

juanjo con sus padresEl primer sacerdote sordo ordenado en España lo hizo hace 49 años, hoy hay 4 sacerdotes en diferentes diócesis: Tenerife, Madrid, Segorbe – Castellón y Huelva. Juanjo Santos, monje benedictino, es uno de ellos y se ordenó el pasado sábado en el marco del XXVI Encuentro Nacional de la Pastoral del Sordo en Huelva, celebrado del 7 al 11 de julio. Reivindica el papel de las personas sordas dentro de la Iglesia y nos cuenta, entre otras cosas, el pequeño proyecto que tiene en mente en su comunidad Effatha: convivencias de jóvenes sordos con jóvenes oyentes.

P. El pasado sábado 9 de julio fue ordenado sacerdote en una emotiva celebración enmarcada dentro del XXVI Encuentro Nacional de la Pastoral del Sordo, ¿cómo vivió este día?

R. Una experiencia fuerte y única , una experiencia anhelada y plena. Una de agradecimiento intenso y de alabanza. Una de comunión entre la asamblea, el presbiterio y mi persona.

P. Además, el siguiente domingo celebró su primera misa en El Rocío… ¿Cómo celebró la misa? 

R. La celebré con paz en mi alma, aunque con ciertos nervios y emoción. No todos los asistentes eran personas sordas, por eso hablé oral y en lengua de signos al propio tiempo. No es fácil hacer las dos cosas a la vez y creo que no es recomendable. Pues se trata de dos grupos que no tienen la misma estructura gramatical.

P. Usted, además de sacerdote y monje benedictino es el responsable de la pastoral del Sordo en Huelva ¿Cómo ve el horizonte de esta pastoral? ¿Queda mucho camino por recorrer? ¿Qué retos y esperanzas se presentan?

R. Con mucha esperanza y confianza en la gracia del Señor pues no esperar de mi propio esfuerzo y entrega, pues soy como soy, pero siguiendo el lema de san Benito festejábamos ayer: ‘Ora et labora’ , con oración y trabajo es como se evangeliza poco a poco. Ya conocéis la ‘paciencia benedictina’ para llegar a un objetivo, un fin, una misión.

Estamos en la diócesis de Huelva y las personas sordas con quienes me he encontrado son muy majas, con buenos sentimientos y se abren a nuevas amistades. No obstante, echan en falta la formación humana y religiosa. De momento, realizamos actividades que les gustan : senderismo, talleres, encuentros informales y también damos  charlas  con el objeto de abrir sus mentes a nuevas ideas para ser planteadas y debatidas. Hemos presentado la buena noticia del Señor. Hay respuestas y reacciones de todo tipo.

los cuatro curas sordos en españa con el obispo de huelvaP. Me imagino que su etapa como seminarista, habrá sido diferente a la del resto de seminaristas, por su situación concreta. ¿Cómo ha realizado sus estudios y formación? ¿Ha podido hacerlos sin ninguna dificultad?

R. Antes de ingresar en la Abadía Ciaterciense ( La Trapa) de san Isidro de Dueñas, Palencia, era religioso pavoniano o Hijos de María Inmaculada, había realizado los primeros cursos de filosofía. Después en  la Trapa completé los estudios eclesiásticos. Al principio, en la Universidad Pontificia de Salamanca sí encontraba dificultades para seguir las lecciones de profesores pero encontré apoyos de algunos alumnos. Ya en la Trapa, encontré un programa de estudios que se adapta mejor a mis necesidades. Pude concluirlos con calma y paciencia. En mi etapa fuera de la Trapa, viví la formación como candidato al sacerdocio diferente a los seminaristas pues era una formación permanente.

P.  ¿Qué le diría a un joven sordo que ha visto que su vocación es el sacerdocio?

R. Yo le invitaría a venir a mi pequeño monasterio para conocer nuestra vida: lo que somos y lo que hacemos. Y le invitaría también al sacerdocio. Tenemos en mente un pequeño proyecto de invitar a los jóvenes sordos y oyentes a una convivencia en mi monasterio. Dios hará el resto.

P. Con el “abrir las puertas de las Iglesias” que dijo el Papa Francisco, ¿cree que también se abren esas puertas a una acogida más preparada para las personas sordas?

R. El Papa, como el Señor, también se acerca a las personas sordas y nos dice: ‘ Effatha’  ( abrid ). Apertura a la Buena Noticia de Jesúcristo , Hijo de Dios. También la Iglesia debe estar preparada para acoger a estas personas con misericordia y con conocimiento para responder a sus necesidades. Poco a poco ha ido surgiendo la pastoral de sordos en diferentes diócesis pero todavía falta en muchas diócesis. Es bueno que los obispos, como padres misericordiosos, se interesen y se acerquen por esas personas. Solo se les pide que nombre a un sacerdote interesado como responsable de dicha pastoral con un local y horario concreto.

(Lourdes Artola – Agencia SIC)

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 37471 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).