Mi “sueño diocesano”

perezpueyoangelMons. Ángel Pérez Pueyo        • Sueño que llegará un día en que los hijos del Alto Aragón redescubran su verdadera identidad, sus profundas raíces cristianas y encuentren en Jesús de Nazaret el verdadero sentido de sus vidas y la plenitud que anhelan;

Sueño que llegará un día en que los hijos del Alto Aragón se integren en una única y misma «orquesta», afinada en clave de «SOL-MISIÓN», donde cada uno descubra su propia singularidad, sus grandes potencialidades y se atreva a ponerlas al servicio de los demás, para que todos juntos (laicos, consagrados y ministros ordenados), bajo la batuta de Jesucristo, interpreten la melodía que la Escritura ofrece, en cada tiempo y lugar, a todos los hombres y mujeres para que puedan llegar a ser realmente felices, fecundos y libres;

Sueño que llegará un día en que los hijos del Alto Aragón se sientan acogidos, escuchados, respetados, queridos y sostenidos por los demás, -especialmente los más desfavorecidos, pobres, marginados, enfermos, ancianos…-, y no sean objeto de «descarte» simplemente por ser personas improductivas;

Sueño que llegará un día en que los hijos del Alto Aragón sean visitados y atendidos personal o pastoralmente en cada una de las comunidades cristianas o unidades pastorales por un «equipo en misión», -constituido por varios sacerdotes, consagrados y laicos comprometidos-, que anuncien, celebren y compartan con ellos la fe;

Sueño que llegará un día en que los hijos del Alto Aragón –sobre todo los niños, adolescentes y jóvenes sean educados libremente en aquellos valores que les construyan como personas; respiren el aire limpio de la honestidad y de la trasparencia; puedan responder con sinceridad y autonomía: ¿desde dónde quieres Señor que te ame, te siga o te sirva? para que fructifiquen abundantes vocaciones sacerdotales, religiosas y laicales que ennoblezcan y enriquezcan nuestro pueblo;

Sueño que llegará un día en que los hijos del Alto Aragón se beneficien de unas medidas políticas justas y eficaces que favorezcan la vida familiar, donde casarse y tener hijos, -más que un problema por no tener un trabajo digno y estable-, sea una alegría y una urgente responsabilidad social; donde se respete la integridad, singularidad y dignidad de cada mujer, dándole además la libertad de tener los hijos cuando ellas decidan y de criarlos durante el tiempo que deseen sin que peligre ni su puesto de trabajo ni su salario laboral;

Sueño que llegará un día en que los hijos del Alto Aragón acojan, -al margen de la raza, cultura, sexo, religión…-, a los inmi grantes que llegan a nuestra tierra; los traten con dignidad; les ofrezcan un techo, un hogar digno, un salario justo y un contrato laboral en regla;

Sueño que llegará un día en que los hijos del Alto Aragón se sientan respetados al ejecutarse por fin la sentencia que la Signatura Apostólica (máximo tribunal eclesiástico) dictara en su momento y se entregue el patri monio artístico de nuestra Diócesis que injusta e inexplicable mente está todavía retenido.

Sueño que llegará un día en que los hijos del Alto Aragón disfruten de la «ruta del románico» que, siguiendo el Camino de Santiago, ensancharía el alma de nuestro pueblo, generaría riqueza, cultura y arte, recrearía nuestros valores más genuinos, nuestras raíces cristianas… Esto permitiría además hacer de este conflicto, – tan absurdo como estéril-, una oportunidad de diálogo y colaboración entre las diferentes diócesis hermanas (Pamplona, Jaca, Huesca, Barbastro-Monzón, Lleida y la Seo de Urgell), entre las distintas comunidades autónomas (Aragón, Cataluña y Navarra) e incluso entre Estados diversos (España, Andorra y Francia).

• Etc.

Aquel día todos descubriremos que los sacrificios de ayer o los esfuerzos de hoy no han sido en vano. Ojalá que el paso de los días o el peso de las dificultades no pueda matar mi «utopía» y sirva de estímulo para todos. Que Santa María del Pueyo que hizo posible el sueño más inaudito y esperado de la humanidad nos ayude a hacer realidad el nuestro.

Con mi afecto y bendición.

+ Ángel Pérez Pueyo

Obispo de Barbastro-Monzón

Mons. Ángel Pérez Pueyo
Acerca de Mons. Ángel Pérez Pueyo 111 Articles
- Mons. Ángel Javier Pérez Pueyo, natural de Ejea de los Caballeros (Zaragoza), nace el 18 de agosto de 1956. Es el segundo hijo del matrimonio (+) Rodrigo Pérez Fuertes (1.III. 1924 – 1.III.2012) y (+) Carmen Pueyo (21.II.1929 – 19.IV-2005). Su hermana, (+) Mª Concepción (19.V.1954 – 27.VII.1998), se queda paralítica cuando tenía catorce meses como consecuencia de una poliomielitis aguda. - A los 10 años de edad ingresa en el Seminario Metropolitano de Zaragoza. De 1966 a 1971 cursa sus estudios de bachillerato en el Seminario Menor. En 1972 pasa al Seminario Mayor donde estudia COU y como es demasiado joven para iniciar los Estudios Eclesiásticos los formadores le recomiendan que inicie la Etapa Introductoria y estudie Magisterio en la Escuela Universitaria de Formación del Profesorado de Educación General Básica “Virgen del Pilar” que se hallaba ubicada en el mismo edificio del Seminario. En 1974 inicia sus Estudios Eclesiásticos en el Centro Regional de Estudios Teológicos de Aragón (CRETA). - En 1977 va a Salamanca al Aspirantado “Maestro Ávila”, ¾casa de formación que los Sacerdotes Operarios tienen en España¾, donde cursa los tres últimos años de Teología en la Universidad Pontificia de Salamanca. Posteriormente realiza estudios de licenciatura en Filosofía y Ciencias de la Educación en la Universidad Civil de Salamanca. - A los 23 años, el día 19 de marzo de 1980, es ordenado sacerdote por Mons. Antonio Vilaplana Molina en Plasencia (Cáceres) donde había sido enviado por los Superiores de la Hermandad para realizar la Etapa de Pastoral como formador y profesor en el Seminario Menor de dicha Diócesis. - Al finalizar el curso 1979/80 es destinado al Seminario de Tarragona. Desde 1980 a 1985 desempeña su labor formativa en el Seminario Menor como responsable de los seminaristas y como tutor y profesor del Colegio-Seminario. - En 1985 es nombrado Rector del Aspirantado Menor de Salamanca. Colabora como profesor y tutor en el Colegio “Maestro Ávila” impulsando el trabajo de pastoral juvenil y vocacional con los alumnos y profesores del mismo colegio. - En julio de 1990, en la XVIII Asamblea General, es elegido miembro del Consejo Central y se le responsabiliza de la Coordinación Pastoral de la Hermandad. Durante este tiempo coordina la preparación y dirección de los Cursos para Formadores de Seminarios que se impartieron en Buenos Aires (Argentina), en Caracas (Venezuela), en Lima (Perú); colaboró en el diseño del Curso para Formadores de Seminarios organizado por la Comisión Episcopal de Seminarios y Universidades de la Conferencia Episcopal Española que se viene celebrando durante el verano en Santander; y colabora como profesor en el Curso para Formadores de Seminarios de lengua española-portuguesa, organizado por la Congregación para la Educación Católica, que se imparte en el Pontificio Colegio Español de San José y en el que participan formadores de diferentes países Lati­noamericanos. En 1994 participa en Itaicí (Brasil) en el I Congreso Continental Latinoame­ricano de Vocaciones. - En julio de 1996, en la XIX Asamblea General es elegido Director General de la Hermandad de Sacerdotes Operarios hasta el año 2002. En 1997 participa en el Congreso sobre secularidad del presbítero diocesano organizado por la Comisión Episcopal del Clero de la Conferencia Episcopal Española. – En julio de 2002, en la XX Asamblea General, celebrada en el Pontificio Colegio Español de San José de Roma (Italia) es reelegido por mayoría absoluta en primera votación. −El pasado 22 de mayo de 2008 la Hermandad ha recibido de la Santa Sede la aprobación como Asociación Sacerdotal de Derecho Pontificio, tal como soñó desde el comienzo Mosén Sol. Y en julio de 2008, por coincidir con el 125 aniversario de la Fundación de la Hermandad y el I Centenario de la muerte del Beato Manuel Domingo y Sol, se celebrará en Tortosa la XXI Asamblea General. – En septiembre de 2008, al concluir su mandato como Director General, es nombrado Director del Secretariado de la Comisión Episcopal de Seminarios y Universidades de la Conferencia Episcopal Española. – El 2 de agosto de 2013 es nombrado Rector del Pontificio Colegio Español de San José en Roma por la Congregación del Clero. – El 27 de diciembre de 2014 es nombrado por el Papa Francisco Obispo de Barbastro-Monzón.