La Asamblea Diocesana de este año (I)

gimenezvallssalvadorMons. Salvador Giménez            El pasado 28 de mayo, sábado, celebró nuestra diócesis en los locales de la Academia Mariana la Asamblea Diocesana. Estaban convocados todos los católicos como se había hecho en otras ocasiones: sacerdotes y diáconos, miembros de la Vida Consagrada y laicos. Presidía este obispo que os dirige estas líneas con los vicarios y arciprestes. La asistencia sobrepasó los dos centenares que vivieron el encuentro con mucha alegría y participaron con mucha satisfacción.

 Empezó la Asamblea con una ponencia mía que llevaba por título NO TENGÁIS MIEDO. CRISTO VIVE. Nuestra Iglesia de Lleida, presente y futuro. El texto lo preparé unas semanas antes y fue objeto de diálogo en el Consejo Presbiteral y en el Consejo de Pastoral a principios del mes de mayo para que sus miembros dieran su opinión e hicieran cuantas aportaciones considerasen oportunas. Era importante que el contenido de la ponencia tuviera una autoría coral porque la responsabilidad es compartida por todos a la hora de vivir y anunciar el evangelio de Jesucristo y de formar unas comunidades eclesiales ejemplares.

En un segundo momento de la mañana hubo una reflexión individual con unas cuestiones para que cada cual diera respuesta y más tarde se pasó a una reunión por arciprestazgos para responder a dos preguntas con el fin de mejorar el documento con una redacción nueva, fruto de las aportaciones de todos. Durante el verano el obispo se obliga a preparar un nuevo texto que presentará a finales del próximo mes de septiembre y que servirá de programa para los siguientes cursos pastorales.

 El documento final tendrá un desarrollo explicativo de nuestra la experiencia cristiana actual y de nuestra misión en esta sociedad; también unos compromisos concretos a los que todos nos comprometeremos, parroquias y comunidades, curia y movimientos apostólicos, con unas actitudes que todos deberíamos mantener para ser fieles al evangelio de Jesucristo y a su Iglesia.

Me voy a servir de estas glosas para informar en general de este acontecimiento eclesial y para que todos los católicos, que no pudieron asistir a la Asamblea, tengan conocimiento de su desarrollo y se animen a un sincero compromiso con lo que allí se dijo. Por mi parte agradezco el interés y la colaboración de todos y pido oraciones para que tenga un fruto abundante su aplicación y nos beneficie mucho a todos los que formamos parte de la diócesis. También para hacer llegar el mensaje de Jesús a los distintos sectores de nuestra sociedad. Agradezco de una manera especial a quienes participaron con su presencia y a los que colaboraron en la redacción del texto inicial.

En este primer momento os informo de los apartados que contenía el referido texto: INTRODUCCIÓN. I. LA TAREA INELUDIBLE DE LA IGLESIA ES EVANGELIZAR. II EL DOBLE MOVIMIENTO DE LA EVANGELIZACIÓN. III COMPROMISOS CONCRETOS PARA ESTA NUEVA ETAPA. IV. ACTITUDES DEL CRISTIANO. V. CONCLUSIÓN.

Entre todos queremos que nuestra diócesis sea una comunidad viva, acogedora y preocupada por llegar a todas las periferias geográficas y existenciales de nuestro mundo. Quiera Dios que lo consigamos.

Durante las próximas semanas entraré en algunos detalles que me parece importante que todos conozcáis.

+Salvador Giménez,

Obispo de Lleida

Mons. Salvador Giménez Valls
Acerca de Mons. Salvador Giménez Valls 168 Articles
Mons. D. Salvador Giménez Valls nace el 31 de mayo de 1948 en Muro de Alcoy, provincia de Alicante y archidiócesis de Valencia. En 1960 ingresó en el Seminario Metropolitano de Valencia para cursar los estudios eclesiásticos. Es Bachiller en Teología por la Universidad Pontificia de Salamanca. Fue ordenado sacerdote el 9 de junio de 1973. Es licenciado en Filosofía y Letras, con especialización en Historia, por la Universidad Literaria de Valencia. CARGOS PASTORALES Inició su ministerio sacerdotal como párroco de Santiago Apóstol de Alborache, de 1973 a 1977, cuando fue nombrado director del Colegio “Claret” en Xátiva, cargo que desarrolló hasta 1980. Este año fue nombrado Rector del Seminario Menor, en Moncada, donde permaneció hasta 1982. Desde 1982 hasta 1989 fue Jefe de Estudios de la Escuela Universitaria de Magisterio “Edetania”. Desde 1989 a 1996 fue párroco de San Mauro y San Francisco en Alcoy (Alicante) y Arcipreste del Arciprestazgo Virgen de los Lirios y San Jorge en Alcoy (Alicante) entre 1993 y 1996. Desde este último año y hasta su nombramiento episcopal fue Vicario Episcopal de la Vicaría II Valencia Centro y Suroeste. Además, entre 1987 y 1989, fue director de la Sección de Enseñanza Religiosa, dentro del Secretariado de la Comisión Episcopal de Enseñanza y Catequesis de la CEE, y fue miembro del Colegio de Consultores entre 1994 y 2001. El 11 de mayo de 2005 se hacía público su nombramiento como obispo auxiliar de Valencia. Recibió la ordenación episcopal el 2 de julio del mismo año. Fue administrador diocesano de Menorca del 21 de septiembre de 2008 hasta el 21 de mayo de 2009, fecha en la que fue nombrado obispo de esta sede. Tomó posesión el 11 de julio del mismo año. El 28 de julio de 2015 se hacía público su nombramiento como obispo de Lleida. OTROS DATOS DE INTERÉS En la Conferencia Episcopal Española es miembro de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social desde 2014. También ha sido miembro de la Comisión Episcopal de Enseñanza y Catequesis de 2005 a 2014.