Una respuesta de Iglesia al drama del paro

salvador_gimenez_valls_leridaMons. Salvador Giménez         IMPULSO SOLIDARIO POR EL TRABAJO es un marco de contacto entre el mundo empresarial y las 16 entidades de la Iglesia que forman la «Red de Entidades Cristianas de Acción Caritativa y Social del Obispado de Lleida» para facilitar la inclusión de personas en situación de riesgo social a partir de la ocupación. Es una acción que la Red realiza en nombre de toda la diócesis, preocupada y comprometida con las situaciones de pobreza, especialmente infantil, que genera la falta de trabajo.

IMPULSO SOLIDARIO POR EL TRABAJO se plantea continuar con la búsqueda de formas de cooperación entre empresas y entidades de la Red con la finalidad antes mencionada. Nos centramos en el dramático tema del paro, tan juvenil como el de larga duración en los colectivos más excluidos. En este Año Jubilar de la Misericordia luchar para que todas las personas tengan un trabajo decente es una de las mejores maneras de llevar a cabo las obras de misericordia: dar de comer, de beber, vestir, acoger … que permite la vida con dignidad de las personas. «El trabajo debería ser el ámbito de este múltiple desarrollo personal … es necesario que se siga buscando como prioridad el objetivo del acceso al trabajo por parte de todos» (Alabado Sea, 127).

Las entidades de la Red comparten un análisis de la realidad, la dedicación a la promoción humana y el desarrollo de la dignidad de las personas. Y todo vivido desde el Evangelio. También aportan el conocimiento y el trato directo con los colectivos que en estos momentos sufren las situaciones de paro más severas. Aportan metodologías de trabajo con estos colectivos y facilitan a las empresas maneras de poder llevar a cabo su Responsabilidad Social Empresarial, de una manera más organizada, efectiva y que puede llegar de manera directa y segura a las personas que sufren exclusión.

Consideramos que el Sector empresarial es un actor importante de la sociedad y que las empresas tienen y asumen responsabilidades sociales: la toma de conciencia sobre esta responsabilidad social de las empresas está más extendida en el mundo empresarial y abre la puerta a nuevas posibilidades de colaboración entre organizaciones como la nuestra y las empresas. Muchas empresas ya tienen en consideración la situación de personas en riesgo de exclusión para contratarlas. Lo mejor que pueden aportar las empresas son «los productos» que tienen y entre ellos el más importante: contratos de trabajo. Las empresas crean un doble valor social: para contratar personas en situación de riesgo de exclusión social y para hacerlo con entidades que aportan: seguimiento, arraigo en el territorio o trabajo comunitario y un enfoque global de las ayudas: repercute a toda la familia. «La actividad empresarial, que es una noble vocación orientada a producir riqueza ya mejorar el mundo para todos … sobre todo si entiende que la creación de puestos de trabajo es parte ineludible de su servicio al bien común» (Alabado Sea, 129 ).

Hacemos un llamamiento a los empresarios, especialmente a los cristianos, por colaborar en ella. Convencidos de que ésta es siempre una buena inversión, ya que dejar de invertir en las personas para obtener un mayor rédito inmediato es muy mal negocio para la sociedad. Y también para las propias empresas.

+ Salvador Giménez,

Obispo de Lleida

Mons. Salvador Giménez Valls
Acerca de Mons. Salvador Giménez Valls 187 Articles
Mons. D. Salvador Giménez Valls nace el 31 de mayo de 1948 en Muro de Alcoy, provincia de Alicante y archidiócesis de Valencia. En 1960 ingresó en el Seminario Metropolitano de Valencia para cursar los estudios eclesiásticos. Es Bachiller en Teología por la Universidad Pontificia de Salamanca. Fue ordenado sacerdote el 9 de junio de 1973. Es licenciado en Filosofía y Letras, con especialización en Historia, por la Universidad Literaria de Valencia. CARGOS PASTORALES Inició su ministerio sacerdotal como párroco de Santiago Apóstol de Alborache, de 1973 a 1977, cuando fue nombrado director del Colegio “Claret” en Xátiva, cargo que desarrolló hasta 1980. Este año fue nombrado Rector del Seminario Menor, en Moncada, donde permaneció hasta 1982. Desde 1982 hasta 1989 fue Jefe de Estudios de la Escuela Universitaria de Magisterio “Edetania”. Desde 1989 a 1996 fue párroco de San Mauro y San Francisco en Alcoy (Alicante) y Arcipreste del Arciprestazgo Virgen de los Lirios y San Jorge en Alcoy (Alicante) entre 1993 y 1996. Desde este último año y hasta su nombramiento episcopal fue Vicario Episcopal de la Vicaría II Valencia Centro y Suroeste. Además, entre 1987 y 1989, fue director de la Sección de Enseñanza Religiosa, dentro del Secretariado de la Comisión Episcopal de Enseñanza y Catequesis de la CEE, y fue miembro del Colegio de Consultores entre 1994 y 2001. El 11 de mayo de 2005 se hacía público su nombramiento como obispo auxiliar de Valencia. Recibió la ordenación episcopal el 2 de julio del mismo año. Fue administrador diocesano de Menorca del 21 de septiembre de 2008 hasta el 21 de mayo de 2009, fecha en la que fue nombrado obispo de esta sede. Tomó posesión el 11 de julio del mismo año. El 28 de julio de 2015 se hacía público su nombramiento como obispo de Lleida. OTROS DATOS DE INTERÉS En la Conferencia Episcopal Española es miembro de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social desde 2014. También ha sido miembro de la Comisión Episcopal de Enseñanza y Catequesis de 2005 a 2014.