Felicitación de la Junta de Cofradías de Albacete al Obispo diocesano por sus 50 años de sacerdocio

Albacete Obispo y Junta CofradíasCarta de Felicitación a Monseñor Ciriaco Benavente Mateos, obispo de la diócesis de Albacete, que ha cumplido 50 años de sacerdocio sirviendo fielmente al evangelio y la Santa Madre Iglesia.

Como presidente de la Junta de Cofradías de Albacete y en nombre de las cofradías, cofrades, colaboradores y personas que participan en nuestra semana santa. Quisiera que estas  líneas sirvan  para felicitar a Monseñor, D. Ciriaco Benavente Mateos, obispo de la diócesis de Albacete, que ha cumplido 50 años de sacerdocio sirviendo fielmente al evangelio y la Santa Madre Iglesia.

Solo tenemos palabras de agradecimiento por su atención y su tiempo. Tiempo que desde que llego a la diócesis de Albacete hace ya diez años, exactamente el 16 de diciembre de 2006 tomando posesión en la S.I. Catedral de San Juan Bautista.

Un acto emblemático y ejemplar tal y como lo hiciera Jesús cuando entro en Jerusalén acompañado por sus apóstoles, el lo estuvo por el  Nuncio Apostólico, Manuel Monteiro de Castro, y 32 obispos de toda España, entre otras autoridades eclesiásticas y políticas destacada la presencia del cardenal arzobispo de Toledo, Antonio Cañizares; el cardenal arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco y el secretario general de la Conferencia Episcopal, Juan Antonio Martínez, entre otros prelados.

Monseñor Ciriaco Benavente, se refirió a su programa pastoral y dijo que éste se centraría en la Eucaristía que «debe ser el eje de la vida y de la acción pastoral».

Pues precisamente eso mismo ha realizado en la capital manchega con las cofradías, un obispo cercano y pendiente de todas las acciones que se han llevado a cabo, atento a todos y cada uno de  aquellos actos que se han realizado, participando y ayudando a que la familia cofrade sea un ejemplo de vida y sus acciones se vean revertidas en pro de los más necesitados.

La Junta de cofradías fiel al mensaje de su obispo, se ha mantenido firme ante las acciones pastorales a favor de los más desfavorecidos, realizando certámenes de bandas de cornetas y tambores para recaudar fondos para la  investigación de las enfermedades raras, acciones en  favor de caritas infantil, para conseguir productos primordiales para los más pequeños, campañas de recogida de alimentos de primera necesidad y destinando una campaña llamada “el euro solidario” que se realizada en el pregón de Semana Santa y que cada año se destina a una asociación, organización u otra institución.

Don Ciriaco, ha sabido trasladar el amor y el cariño que las familias necesitadas mantienen entre ellos ante las vicisitudes de la vida. Y nosotros queremos agradecerle toda la entrega que ha tenido hacia la familia cofrade. Sus anhelos, sus empeños, su cariño, su amabilidad, su entrega, su vocación y tantas cosas buenas que en definitiva solo podemos devolverle todo lo que nos ha dado diciéndole GRACIAS en mayúsculas.

Sr. Obispo, la Junta de cofradías seguirá siendo fiel al ejemplo que usted ha dado a nuestra sociedad, a lo largo de su amplia trayectoria como siervo de Dios en la tierra y lo que nos queda por vivir juntos, pero sobre todo tal y como dijo en el año 2015, que  en ocasiones La familia cofrade no debe quedarse tan solo con lo bonito de las procesiones, el reconcomiendo al trabajo que realizan las cofradías; es la belleza de la piedad ,la espiritualidad, la pasión y la forma en la que sus cofrades afrontan la semana de pasión.

Y por ende todo aquello que con amor y trabajo constate realizamos a favor de los demás. Su servicio y su forma de entender el evangelio ha calado en una sociedad “la cofrade” de una manera firme y ejemplar.

La Semana Santa de Albacete siempre con su obispo, FELICIDADES.

El Presidente de la Junta de Cofradías de la Semana Santa de Albacete

José Manuel Hernández

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 41936 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).