El Obispo de Lleida visita la empresa de reinserción Troballes

Lleida TroballesEl obispo Mons. Salvador Giménez Valls visitó la semana pasada Troballes, la empresa de reinserción social de Cáritas Diocesana Lleida y de la Fundación Jaume Rubió Rubió.

El director de Cáritas Lleida, Ramon Baró, la secretaría general de Cáritas Diocesana de Lleida, María José Rosell, y el gerente de Troballes, Josep Fernández, y otros miembros del patronato de la Fundación Jaume Rubió i Rubió, recibieron al señor obispo y le mostraron el trabajo que se hace en la empresa de reinserción.

El obispo Salvador Giméez siguió la ruta que hace la ropa en la planta, situada en el Turó de Gardeny. La ropa que los ciudadanos dejan en los contenedores de Troballes llega a la planta y se clasifica por apartados. Después la ropa clasificada pasa por un proceso de limpieza muy cuidadoso. Cada pieza de ropa se plancha individualmente y se etiqueta para poder venderla en las tiendas de Ropa Amiga. En la actualidad la empresa Troballes tiene 22 trabajadores.

El obispo Salvador agradeció el trabajo de los voluntarios y los trabajadores de Troballes y destacó el reconocimiento social que tiene Cáritas. «Decir Cáritas es decir un aspecto muy positivo de la Iglesia y de la sociedad», aseguró el obispo Salvador. El obispo firmó el libro de honor de Troballes, saludó a voluntarios y a trabajadores de la entidad antes de reunirse con el equipo directivo.

Troballes Empresa de Inserción es una empresa promovida por la Fundación Jaume Rubió i Rubió para la realización de uno de sus objetivos: ayudar a conseguir un nivel de empleo suficiente a personas con especiales dificultades o en riesgo de exclusión social, y que puedan encontrar trabajo, a fin de desarrollarse profesionalmente de forma autónoma e integra.

past.caritativa_social

(Diócesis de Lleida)

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 39344 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).