María se pone en camino

Mons. Rafael ZornozaMons. Rafael Zornoza          “Proclama mi alma la grandeza del Señor, se alegra mi espíritu en Dios mi salvador, porque ha mirado la humillación de su esclava, desde ahora me felicitarán todas las generaciones…” (Lc 1,46). Es el mismo Dios quien diseña la grandeza de María, a imagen de su Hijo: sin pecado concebida. Una corona, eso sí, que muestra a una Reina para la que reinar es amar y servir en el Reino del amor. Por eso con prontitud, como vemos hoy en la festividad de la Visitación, se pone en camino. Su realeza es inseparable de su Hijo que aún siendo Dios desde toda la eternidad fue coronado en virtud de su entrega redentora, de su servidumbre: y a ella le profestizarán: “una espada te atravesará el alma” (Lc 2,35).

Es Reina no para servirse de sus siervos sino para servirles por amor. Como hace una madre, que se gana la máxima dignidad a los ojos de sus hijos, amándoles, aguantándoles, sirviéndoles, apostando por ellos…hasta el extremo. Así nos ama María porque así nos ama Dios.

Sigue Dios haciendo luminosas a las personas, como hizo con su Madre y hoy sigue haciendo con quien decide, como Ella y con su auxilio, obedecerle en todo. Es como esas preciosas vidrieras, de muchos y diferentes colores, que no se comprenden desde fuera sino sólo desde dentro de la Iglesia cuando la luz del sol las atraviesa y el interior de la nave queda inundada de belleza y alegría. Así es la Iglesia y cada una de nuestras almas. Sólo desde dentro del seguimiento radical de Cristo se comprende la vida a la Luz del Amor de Dios, y entonces se ve bella aún en medio de las luchas. En el servicio abnegado.

Por eso si queremos de verdad darle una alegría a nuestra Señora en el día de su Visitación y que ella pueda decir como una madre de sus hijos: “vosotros sois mi corona” (1 Tes 2, 19) entonces cumplid su mandato: “Haced lo que él os diga” (Jn 2,5). Volved a la comunión y la confesión, a la misa frecuente, reconciliaos con aquellos familiares, perdonad, abandonad la injusticia de cualquier clase. Dadle esta alegría a vuestra Madre: dejaos iluminar el camino por la Luz en persona que es Jesucristo. Él ha dicho: Yo soy la Luz del mundo, el que me sigue no camina en tinieblas (Jn 8,12). Caminad pues, como lo que sois, hijos de la luz, no de las tinieblas (1 Jn 1, 7) ¡hijos de la Virgen para siempre!

Quiero hacer un gran llamamiento a la caridad especialmente en esta celebración. La solidaridad especialmente con los que sufren el drama del desempleo, las familias que pasan penurias y otras tantas dificultades. Es imprescindible que nuestra fe se exprese en obras y no podemos quedar indiferentes ante este sufrimiento. María, Madre de Cristo guíe nuestros pasos y os conceda caminar siempre en la luz de la fe y la caridad.

+ Rafael Zornoza

Obispo de Cádiz y Ceuta

Mons. Rafael Zornoza
Acerca de Mons. Rafael Zornoza 303 Articles
RAFAEL ZORNOZA BOY nació en Madrid el 31 de julio de 1949. Es el tercero de seis hermanos. Estudió en el Colegio Calasancio de Madrid con los PP. Escolapios, que simultaneaba con los estudios de música y piano en el R. Conservatorio de Madrid. Ingresó en el Seminario Menor de Madrid para terminar allí el bachillerato. En el Seminario Conciliar de Madrid cursa los Estudios Teológicos de 1969 a 1974, finalizándolos con el Bachillerato en Teología. Ordenado sacerdote el 19 de marzo de 1975 en Madrid fue destinado como vicario de la Parroquia de San Jorge, y párroco en 1983. Impulsó la pastoral juvenil, matrimonial y de vocaciones. Fue consiliario de Acción Católica y de promovió los Cursillos de Cristiandad. Arcipreste del Arciprestazgo de San Agustín y miembro elegido para el Consejo Presbiteral de la Archidiócesis de Madrid desde 1983 hasta que abandona la diócesis. Es Licenciado en Teología Bíblica por la Universidad Pontificia Comillas de Madrid, donde también realizó los cursos de doctorado. Preocupado por la evangelización de la cultura organizó eventos para el diálogo con la fe en la literatura y el teatro e inició varios grupos musicales –acreditados con premios nacionales e internacionales–, participando en numerosos eventos musicales como director de coros aficionados y profesor de dirección coral. Ha colaborado además como asesor en trabajos del Secretariado de Liturgia de la Conferencia Episcopal. En octubre de 1991 acompaña como secretario particular al primer obispo de la de Getafe al iniciarse la nueva diócesis. Elegido miembro del Consejo Presbiteral perteneció también al Colegio de Consultores. Inicia el nuevo seminario de la diócesis en 1992 del que es nombrado Rector en 1994, desempeñando el cargo hasta 2010. Ha sido profesor de Teología en la Escuela Diocesana de Teología de Getafe, colaborador en numerosos cursos de verano y director habitual de ejercicios espirituales. Designado por el S.S. el Papa Benedicto XVI obispo titular de Mentesa y auxiliar de la diócesis de Getafe y fue ordenado el 5 de febrero de 2006. Hay que destacar en este tiempo su dedicación a la Formación Permanente de los sacerdotes. También ha potenciado con gran dedicación la pastoral de juventud, creando medios para la formación de jóvenes cristianos, como la Asociación Juvenil “Llambrión” y la Escuela de Tiempo Libre “Semites”, que capacitan para esta misión con la pedagogía del tiempo libre, campamentos y actividades de montaña. Ha impulsado además las Delegaciones de Liturgia, Pastoral Universitaria y de Emigrantes, de importancia relevante en la Diócesis de Getafe, así como diversas iniciativas para afrontar la nueva evangelización. Pertenece a la Comisión Episcopal de Seminarios de la Conferencia Episcopal Española –encargado actualmente de los Seminarios Menores– y a la Comisión Episcopal del Clero. Su lema pastoral es: “Muy gustosamente me gastaré y desgastaré por la salvación de vuestras almas” (2Cor 12,13). El 30 de agosto de 2011 se ha hecho público su nombramiento por el Santo Padre Benedicto XVI como Obispo electo de Cádiz y Ceuta. El 22 octubre ha tomado posesión de la Diócesis de Cadiz y Ceuta.