Santiago Bohigues: “Para acompañar y dirigir en el camino de la santidad hace falta ya tener un camino recorrido para ser ayuda y no freno.”


Santiago Bohigues Fernández es el director del secretariado de la Comisión Episcopal del Clero que se encarga de la formación y acompañamiento de los sacerdotes una vez ordenados. Muchos sacerdotes, además de desempeñar las tareas intrínsecamente ligadas al ministerio sacerdotal, son directores espirituales para el acompañamiento de los fieles que lo soliciten, en definitiva están ahí para  “dar buen consejo al que lo necesita”.

En Agencia SIC  le entrevistamos para que nos cuente cómo se tiene que formar un sacerdote para esta tarea y si se utilizan las nuevas herramientas de comunicación en esta dirección espiritual.

P. Muchos católicos, tienen a su lado un director espiritual al que acuden para que éste les oriente en su vida espiritual y les dé consejo… ¿Es algo necesario en la vida del cristiano tener este tipo de acompañamiento?

R. Toda persona es en relación con los demás; no somos encerrándonos en nosotros mismos, somos dándonos y entregándonos a los demás. El director espiritual es un acompañante en nuestro peregrinar por la vida, para poder vivir intensamente desde una razón iluminada por la fe.

Vivir con un corazón permanentemente abierto y entregado no es obra humana, es obra del Espíritu Santo. El gran enemigo de la vida espiritual es el autoengaño, por eso es conveniente la ayuda de alguien más maduro en el arte del discernimiento espiritual para no equivocarme.

“La debilidad humana pide la ayuda de buenos acompañantes en la vida espiritual”

P. Dar buen consejo al que lo necesita es precisamente una parte importante del director espiritual… ¿Se debería enseñar en las catequesis a los niños el papel del director espiritual?

R. El sacerdote que está llamado a ser un buen acompañante espiritual debe ser un hombre de sabiduría humana y cristiana, con sentido común y de profunda vida interior.

Ciertamente en la catequesis ayudaría enseñar el arte de distinguir las mociones interiores, las buenas para seguirlas y las malas para rechazarlas. La debilidad humana pide la ayuda de buenos acompañantes en la vida espiritual.

P. Usted coordina, entre otras cosas, la formación para el clero. ¿Hay formación específica para ser director espiritual? ¿Qué características tiene que tener un sacerdote para ser director espiritual? ¿La dirección espiritual conlleva tener formación, experiencia y por lo tanto más edad?1047107

R. La Comisión Episcopal del Clero lleva bastantes años organizando cursos de dirección espiritual dirigida a sacerdotes; estos cursos normalmente los imparten padres jesuitas.

Al sacerdote encargado de este ministerio se le pide madurez humana, intelectual, espiritual y pastoral. Para acompañar y dirigir en el camino de la santidad hace falta ya tener un camino recorrido para ser ayuda y no freno.

Existen diferentes niveles en el arte de la dirección espiritual: el simple consejo, la conversación edificante, la entrevista… Para ser director espiritual se ha tenido que ser dirigido espiritual. ¿Cómo se aprender a respirar? Respirando; ¿cómo se aprende a nadar? Nadando; ¿cómo se aprende a acompañar? Acompañando y dejándose acompañar. Es verdad, que la experiencia y los cursos de formación pueden ayudar.

P. En este Año de la Misericordia la dirección espiritual puede ser fundamental… ¿antes quizás de pasar por la confesión?

R. Lo primero es el bien de la persona: la acogida, la escucha, el dar importancia y valor a cada uno y eso es dirección espiritual. En la presencia del Señor, el hombre experimenta desde la humildad, su debilidad y pecado. Ante la esclavitud del mal, Jesucristo me ofrece la libertad de su amor.

Todo hombre necesita, desde la misericordia, el perdón de Dios. La confesión es un sacramento de liberación ante la culpa de nuestras faltas.

“También los consejos espirituales se pueden dar por los medios de comunicación social”

P. ¿El director espiritual tiene que ser necesariamente un sacerdote?

R. Es conveniente aunque no necesario. Toda persona más madura que yo puede acompañarme en la vida espiritual, aunque solamente el sacerdote después de una entrevista me puede confesar.

P. Con el avance de las redes sociales y otros medios de comunicación, ¿se podría plantear la dirección espiritual a través de estos medios?

R. Son diferentes niveles de dirección. Es mejor el cara a cara, porque existe una información no verbal que ayuda mucho para entender y ahondar en los diferentes asuntos y problemas, aunque también los consejos espirituales se pueden dar por los medios de comunicación social.

(Lourdes Artola – Agencia SIC)

imprimir
bookmark icon

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies