Fernando Simón: "No hay Iglesia sin familia y no hay nueva evangelización sin familia"

Oviedo Fernando SimónEl sacerdote Fernando Simón, Delegado de Pastoral Familiar de la archidiócesis de Madrid, ha presentado en Oviedo, en la Biblioteca Pública de Salinas, la Exhortación del Papa Francisco Amoris laetitia. Fue un acto organizado por el arciprestazgo de Avilés.

¿Qué novedad cree que aporta la Exhortación Amoris Laeititia?

Señalaría tres acentos que la Exhortación subraya con una especial fuerza: en primer lugar, la caridad como la luz del camino que la familia deber recorrer para alcanzar la plenitud a la que está llamada. Creo que la clave hermenéutica de la Exhortación está en el capítulo cuarto, donde el Santo Padre hace una original exégesis de la caridad descrita en el himno paulino. Se trata del mismo amor de Jesucristo que es participado a los esposos como don específico del sacramento del matrimonio mediante la caridad conyugal. El Espíritu Santo transforma interiormente el amor conyugal y lo hace participar del amor esponsal, fiel e indisoluble, de Cristo a la Iglesia.

En segundo lugar, este amor se vive y se aprende en la familia. El santo Padre insiste en la necesidad de educar el sujeto moral para rescatarlo de la debilidad emotivista y capacitarlo para el amor verdadero con una libertad responsable. Y la educación moral indicada por la Exhortación se dirige a la adquisición de las virtudes, principios operativos estables que inclinan permanentemente al bien concreto en la perspectiva de la vocación al amor.

En tercer lugar, una palabra clave que recorre el documento es el acompañamiento en este camino de la caridad. La novedad estriba, a mi modo de ver, en la implicación pastoral que el Papa nos pide con las familias heridas, especialmente con los divorciados en nueva unión. Acercamiento lleno de misericordia y comprensión para integrar sin excluir.

¿Cómo recomienda su lectura?

El propio Papa dice en la Exhortación que los agentes de pastoral pueden tener un especial interés en el capítulo sexto para renovar la pastoral familiar y que los matrimonios pueden encontrar luces preciosas en los capítulos cuarto y quinto: amor en el matrimonio y la fecundidad de este amor. Yo animaría también a las familias, a leer con detenimiento el capítulo séptimo para encontrar claves nuevas que guíen su misión educativa y el último capítulo para alimentar la espiritualidad que brota de la caridad conyugal y que impulsa el camino de santidad que es el matrimonio.

El Papa reconoce en el texto que los católicos no hemos sabido presentar nuestras convicciones de un modo atractivo. ¿Qué soluciones plantea para remediarlo?

La Exhortación afirma que el deseo de familia está presente en las personas y por eso se debe anunciar el Evangelio de la familia de modo propositivo como respuesta a este deseo. Amoris laetitia presenta la belleza del amor y del amor pleno que es la caridad de Cristo. Como afirma la Exhortación, las familias “no son un problema sino principalmente una oportunidad” y su testimonio tiene una fuerza evangelizadora de primer orden. Si acompañamos de un modo real y transversal en la pastoral a las familias y las ayudamos a vivir su vocación al amor, su misión educativa y su misión de transmitir la fe como iglesias domésticas, surgirán más familias evangelizadoras que con su vida anuncien la belleza y la grandeza del Evangelio.

¿Cuál es la idea fundamental que se encuentra en el fondo de la Amoris Laetitia?

Amoris laetitia es un anuncio que expresa el gozo del Evangelio en la línea de la Exhortación programáticaEvangelii gaudium. Amoris laetitia es una buena noticia para el hombre que tiene en la familia el lugar donde vivir y aprender a vivir; buena noticia para la familia ya que puede recorrer el camino de la plenitud según el plan de Dios; buena noticia para la sociedad ya que en la familia se genera la cultura de la comunión y, por último, una buena noticia para la Iglesia que necesita de la iglesia doméstica para vivir su misterio y su misión: no hay Iglesia sin familia y no hay nueva evangelización sin familia.

¿Qué cambios cree que traerá en un futuro sobre la familia esta Exhortación?

Confío en que la Exhortación promoverá una renovación de la pastoral familiar cuya razón interna sea la misericordia. Una conversión misionera, un esfuerzo evangelizador dirigido a la familia y que dé lugar a una pastoral familiar transversal y no sectorial, y que sea ante todo, una pastoral del vínculo. Como propone la Exhortación, una pastoral familiar que sepa acompañar a los jóvenes mediante una preparación remota que les capacite con la gracia y las virtudes para un amor esponsal verdadero.

Una pastoral de acompañamiento a los matrimonios y, por supuesto, una pastoral vertebrada por la misericordia que sea realmente sanadora, que acompañe, discierna e integre en la fragilidad de modo que nadie se siente excluido y que guíe a las personas en un camino iluminado por la caridad en la verdad.

Creo también que la Exhortación va a regenerar la esperanza en muchas familias ya que les presenta la belleza de la promesa que Dios ha ofrecido a su amor y que les debe impulsar a seguir caminando con fidelidad.

Finalmente, espero que Amoris laetitia ayude a regenerar una sociedad secularizada que necesita la cultura de la familia para que las personas encuentren en las familias lugares donde vivir.

(Arzobispado de Oviedo)

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 41936 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).