Más de 500 personas se reúnen en la Peregrinación Nacional de Migrantes a Guadalupe

13112925_1061618703909087_3042426016901213227_oEl domingo 24 de  abril más de 500 personas de distintas nacionalidades participaron en la “Peregrinación de migrantes con destino a Guadalupe”. El motivo: “acudir a la casa de la madre para sentirnos hermanos en este año Jubilar Guadalupense, unido al año de la Misericordia” señalaba Mons. Ciriaco Benavente, obispo de Albacete, que presidió este encuentro como representante de la Conferencia Episcopal Española en el secretariado de Migraciones. También asistió Mons. Ángel Fernández, obispo auxiliar de Toledo.

De madrugada salieron autobuses de las delegaciones participantes como Madrid, Huelva, Cádiz, Toledo, Mérida-Badajoz , Plasencia o Cáceres para que los peregrinos comenzaran a las doce en punto la celebración de la Eucaristía en este maravilloso monasterio y basílica.

El encuentro también tuvo no solo la nota de la diversidad cultural, ya que participaron personas de Argentina, Puerto Rico, Honduras, México, Brasil, Guatemala, Colombia, Perú, Bolivia, Ecuador, Venezuela, República Dominicana, China, India, Ucrania, España, Burundi, Marruecos, Camerún, Guinea Ecuatorial, Guinea Bissa y  Malí, si no de interreligiosidad con la participación, por ejemplo, de un grupo de mujeres Marroquíes, junto con sus hijas adolescentes que vinieron desde D. Benito (Badajoz).

Además desde la Comisión Episcopal de Migraciones participaron José Luís Pinilla, director del secretariado de esta comisión, José Aumente, responsable del departamento de Ferias, Circos y Carreteras y Estrella Merchán, responsable de Interior.

En la homilía, Mons. Benavente resaltó que “Dios nos ha hecho como una artesanía, no de serie. Somos diferentes, distintos, pero hermanos.  A pesar de las tribulaciones, nuestra esperanza es que ya no habrá llanto ni luto ni dolor. Aunque los jinetes del Apocalipsis, de la guerra, la violencia, la injusticia, siguen dejando tanto sufrimiento. El Mediterráneo convertido en cementerio nos habla del viejo mundo que ha acabado.  Europa, ¡qué triste!, la pionera de los derechos humanos, cierra sus fronteras a los hermanos que huyen. No hay una crisis social o económica. Hay una crisis de valores profundos. Europa ha olvidado las raíces cristianas.  “Hijitos, amaos los unos a los otros, como yo os he amado” Esto es lo que falta en el corazón de Europa, en la civilización occidental. Cuando nos queremos, se acaban las fronteras, pues sabemos reconocer el rostro de un hermano. Esto no está pasado de rosca, ni de moda. Sin esto, este mundo va a la deriva”. El prelado terminó pidiendo que la Virgen María como “buena valedora”, nos ayude a cambiar  los corazones. Y que la Iglesia no se cierre, que salga con los brazos abiertos a toda persona de cualquier raza, cultura o religión, para “que siempre encontréis en la Iglesia vuestra propia casa”.

Cabe destacar de esta celebración que el Santo fue cantado en lengua india ( Malayama) y el coro de personas de China que cantaron también en su idioma y se aprovechó el momento de peticiones para pedir por las víctimas del terremoto acontecido recientemente en Ecuador.

A continuación pasaron a compartir la comida, organizada por un grupo de Scouts voluntarios y la Comunidad de Franciscanos, generosa en variedad y cantidad, y rica en  compartir vivencias. La fiesta trajo ritmos de todas las latitudes. A los pies de la Virgen  compartieron un último momento de oración que dio paso a la subida a venerar la imagen de la “morenita”. Además el grupo de Mérida- Badajoz animó la velada de ese momento con música religiosa y bailes que permitieron unirse a todos en la fiesta y el encuentro.

En todo momento, en esta peregrinación, se respiró un ambiente cálido y alegre, “ha sido un motivo de gozo y una expresión de fe al sentirnos como una comunidad de hermanas y hermanos” explican desde el grupo Suma2, el secretariado de migraciones de nuestra diócesis. “Hemos ido a Guadalupe, ante la Virgen patrona de Extremadura y de la Hispanidad, para decirle que queremos seguir caminando en la hermandad que haga posible un mundo nuevo”.

 

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 42011 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).