Dar acogida a los refugiados y desplazados

vivessiliaMons. Joan E. Vives          Al inicio del tiempo pascual, los Obispos de Cataluña hemos hecho pública una Nota para pedir a las Comunidades cristianas y las Autoridades, tanto a nivel local como europeo, que se dé acogida a los refugiados. Os la resumo para que la conozcamos y tengamos oportunidad de reflexionar. No podemos olvidar o mirar hacia otro lado ante el éxodo de millones de personas que huyen de diferentes países de Oriente Medio, Asia y África a consecuencia de conflictos armados y persecuciones. Tampoco podemos ignorar los millones de personas obligadas a emigrar debido a la pobreza. En sus desplazamientos, refugiados y emigrantes sufren a menudo situaciones extremadamente precarias, abusos por parte de organizaciones de traficantes y, a veces, también rechazo social y trato inadecuado por parte de algunas autoridades. Son miles, muchos de ellos niños, los que han perdido trágicamente su vida cruzando el Mediterráneo para llegar a Europa. Debemos orar a Dios, con esperanza, que todos los emigrantes y refugiados sean protegidos y tratados de acuerdo con la dignidad que merece toda persona. Y debemos actuar.

Duele profundamente tener que constatar que algunas políticas desarrolladas por los gobiernos de Europa y la actitud de una parte de las poblaciones europeas no se están mostrando a la altura de su obligación legal y moral de proteger y acoger a todos los refugiados, lo que provoca aún mayores sufrimientos. Con todo, son de alabar y agradecer los gestos y esfuerzos de solidaridad de buena parte de la ciudadanía y de organizaciones no gubernamentales que se han multiplicado en todas partes. También en Cataluña hemos visto que son muchas las personas y organizaciones que se han movilizado en iniciativas de salvamento, asistencia humanitaria y sensibilización social. Los obispos apoyamos y alentamos todas estas acciones. Nuestras diócesis, a través de Cáritas y otras entidades católicas, hemos ofrecido desde el primer momento diversos equipamientos y recursos para la acogida y, de hecho, hace tiempo que atendemos refugiados y ayudamos a sensibilizar la opinión pública.

Los cristianos no debemos cansarnos de insistir en que los refugiados y los emigrantes deben ser tratados como hermanos, respetando siempre su dignidad humana, haciendo nuestro su sufrimiento y superando la tentación de la indiferencia. Es el deseo, tantas veces expresado, de ver una Europa unida y cohesionada, compartiendo los valores democráticos que definen su identidad. Por eso los Obispos de Cataluña llamamos a continuar movilizándonos y a trabajar en favor de la acogida y la integración de los refugiados y también de todos aquellos que, por razones económicas u otras dificultades, llegan a nosotros con el deseo de poder emprender una vida mejor. Asimismo, invitamos a la ciudadanía y las instituciones a incidir sobre la Comunidad internacional para que se garantice la acogida y la protección de la vida y los derechos humanos de todos los emigrantes y refugiados. Es necesario y urgente que se afronten seriamente las causas de esta dura realidad, poniendo fin a los graves conflictos armados, la inseguridad y la pobreza que provocan el éxodo de millones de personas de sus países de origen. Por eso intensifiquemos la oración y los esfuerzos concretos de solidaridad y hospitalidad hacia todos los inmigrantes y refugiados que llegan a nuestro país.

Y en este domingo, siguiendo la llamada del Papa Francisco, recogeremos las ayudas que podamos por los hermanos de Ucrania que sufren los estragos de la violencia y la guerra. Tenemos muchos familiares suyos viviendo y trabajando en nuestra Diócesis: ¡Ayudémosles!

+ Joan E. Vives

Arzobispo de Urgell

Mons. Joan E. Vives
Acerca de Mons. Joan E. Vives 342 Articles
Nació el 24 de Julio de 1949 en Barcelona. Tercer hijo de Francesc Vives Pons, i de Cornèlia Sicília Ibáñez, pequeños comerciantes. Fue ordenado presbítero en su parroquia natal de Sta. María del Taulat de Barcelona. Elegido Obispo titular de Nona y auxiliar de Barcelona el 9 de junio de 1993, fue ordenado Obispo en la S.E. Catedral de Barcelona el 5 de septiembre de 1993. Nombrado Obispo Coadjutor de la diócesis de Urgell el 25 de junio del 2001. Tomó Posesión del cargo el 29 de julio, en una celebración presidida por Mons. Manuel Monteiro de Castro, Nuncio Apostólico en España y Andorra. El día 12 de mayo del año 2003, con la renuncia por edad del Arzobispo Joan Martí Alanis, el Obispo Coadjutor Mons. Joan-Enric Vives Sicília pasó a ser Obispo titular de la diócesis de Urgell y copríncipe de Andorra. El 10 de julio del 2003 juró constitucionalmente como nuevo Copríncipe de Andorra, en la Casa de la Vall, de Andorra la Vella. El 19 de marzo del 2010, el Papa Benedicto XVI le otorgó el titulo y dignidad de Arzobispo "ad personam". Estudios: Después del Bachillerato cursado en la Escuela "Pere Vila" y en el Instituto "Jaume Balmes" de Barcelona, entró al Seminario de Barcelona en el año 1965 donde estudio humanidades, filosofía y teología, en el Seminario Conciliar de Barcelona y en la Facultad de Teología de Barcelona (Sección St. Pacià). Licenciado en Teología por la Facultad de Teología de Barcelona, en diciembre de 1976. Profesor de lengua catalana por la JAEC revalidado por el ICE de la Universidad de Barcelona en julio de 1979. Licenciado en Filosofía y ciencias de la educación -sección filosofía- por la Universidad de Barcelona en Julio de 1982. Ha realizado los cursos de Doctorado en Filosofía en la Universidad de Barcelona (1990-1993).