Apertura del Proceso sobre el martirio de 130 fieles diocesanos

HoyoLopezRamonMons. Ramón del Hoyo             Queridos fieles:

1. “Al término del segundo milenio la iglesia ha vuelto de nuevo a ser Iglesia de los mártires”, con frecuencia desconocidos.

El próximo día 9 de abril celebraremos en la S.I. Catedral la sesión de apertura de un proceso sobre declaración de martirio de 130 fieles bautizados –sacerdotes, consagrados y laicos- que dieron su vida “in odium fidei”, durante la época oscura de nuestra historia, entre los años 1936 y 1937.

No fueron víctimas de una guerra civil, sino víctimas de una radical persecución religiosa, que se propuso un exterminio progresivo de la Iglesia.

Precede a este acto un largo trabajo de años. Respondemos así al conocimiento de nuestra historia y a las exhortaciones del Papa san Juan Pablo II que nos dijo: “Es preciso que las Iglesias locales hagan todo lo posible para no perder el recuerdo de quienes han sufrido el martirio”.

2. ¡Ojalá la Iglesia reconozca un día su martirio y esta iglesia de Jaén se enriquezca con nuevos hermanos intercesores y modelos de cristianos!

Les aplicamos a todos ellos las palabras del apóstol Pablo a los tesalonicenses: “Tenemos que dar en todo tiempo gracias a Dios por vosotros, hermanos, como es justo… hasta el punto que nosotros mismos nos gloriamos en las Iglesias de Dios por la paciencia y la fe con que (soportasteis) todas las persecuciones y tribulaciones” (2 Tes 1, 3-5).

Estas tierras han sido bendecidas y regadas en los siglos de cristianismo por la sangre y testimonio de los mártires, desde el Padre de esta Iglesia, San Eufrasio, hasta San Pedro Poveda y el Obispo Manuel Basulto y compañeros, en su época más reciente. Su sementera ha sido fecunda en nuevos cristianos, y seguirá siéndolo.

3. Al recordar con gratitud y admiración su sacrificio, hemos de procurar descubrir en sus respuestas la manifestación de la fuerza de Dios y su amor misericordioso, como testigos de Cristo.

No se avergonzaron de su Evangelio, sino que, en la dificultad y persecución, permanecieron fieles a Cristo, que nos dice: “si alguno quiere salvar su vida, la perderá, pero quien pierda su propia vida por mí, la salvará” (Lc 9, 23-24). Sepultados con Cristo en su muerte, viven con Él (Cf. Col 2,12).

Sus vidas son un grito para todos nosotros, diciéndonos: que nada, ni nadie, puede justificar el odio fratricida y la muerte del prójimo. Lo que la humanidad necesita es paz, fraternidad y concordia. Vencieron el mal con el bien. Son profetas del Evangelio vivo de Jesucristo.

4. Por todo ello y como memoria viva del jubileo extraordinario de la misericordia, que estamos celebrando,convoco al Colegio de Consultores diocesano, Arciprestes, Delegados y Consejo Presbiteral, además de a los sacerdotes, consagrados y fieles laicos que deseen asistir, a la Misa de acción de gracias y apertura del proceso, que tendrá lugar en la Catedral, en la fecha expresada, a las 11 horas.

Seguidamente tendrá lugar, en la Sacristía de la Catedral, la solemne sesión de apertura indicada.

Encomiendo a los Señores Párrocos, Rectores y Capellanes de Iglesias abiertas al culto público, que informen a sus fieles sobre el alcance del próximo acontecimiento diocesano, de que les irá informando convenientemente.

Con mi afecto en Jesucristo Resucitado.

¡Feliz Pascua!

+ Ramón del Hoyo López

Obispo de Jaén

Mons. Ramón del Hoyo
Acerca de Mons. Ramón del Hoyo 149 Articles
Mons. Ramón del Hoyo nació el 4 de septiembre de 1940 en Arlanzón (Burgos). Cursó estudios en los Seminarios Menor y Mayor de Burgos, entre 1955 y 1963. Obtuvo la Licenciatura en Derecho Canónico en la Universidad Pontificia de Salamanca (1963-1965) y el Doctorado en la Pontificia Universidad Angelicum (1975-1977). Fue ordenado sacerdote para la archidiócesis de Burgos el 5 de septiembre de 1965. CARGOS PASTORALES Su ministerio sacerdotal lo desarrolló en la diócesis burgalesa. Comenzó como coadjutor de la parroquia de Santa María la Real y Antigua y Director espiritual de la Escuela media femenina “Caritas”, entre 1965 y 1968. Desde este último año y hasta 1974 fue Notario eclesiástico y Secretario del Tribunal Eclesiástico. Además, en el año 1972 fue nombrado Provisor-adjunto de la Curia de Burgos y en 1978 Provisor, cargo que desempeñó hasta 1996. También fue Vicario Judicial del Tribunal Eclesiástico Metropolitano desde el año 1978 y hasta 1993, cuando fue nombrado Vicario General y Canónigo y Presidente del Capítulo Catedral Metropolitano. Estos cargos los compaginó, desde 1977 y hasta su nombramiento episcopal, con la docencia en la Facultad de Teología del Norte de España, sede de Burgos, como profesor de Derecho Canónico. El 26 de junio de 1996 fue nombrado obispo de Cuenca y recibió la ordenación episcopal el 15 de septiembre del mismo año. El 19 de mayo de 2005 se hacía público su nombramiento como obispo de Jaén, diócesis de la que tomó posesión el 2 de julio de 2005. El papa Francisco acepta su renuncia al gobierno pastoral de esta diócesis el 9 de abril de 2016 y le nombra administrador apostólico hasta la toma de posesión de su sucesor,el 28 de mayo de 2016. OTROS DATOS DE INTERÉS En la Conferencia Episcopal Española es miembro de la Comisión Episcopal de Misiones y Cooperación entre las Iglesias, de la que fue presidente de 2005 a 2011. Ha sido miembro del Consejo de Economía desde 2012 a 2017. También fue miembro de la “Junta San Juan de Ávila, Doctor de la Iglesia”, que se creó con el encargo de preparar la Declaración y la promoción de la figura del nuevo Doctor.