La diócesis de Ávila, presente en “Aqva” con dos importantes obras de la Catedral

Cuatro serán las obras que aporta Ávila a la próxima exposición de Las Edades del Hombre. Dos de ellas, pertenecientes a la diócesis, se presentaban esta mañana en el Obispado. Se trata del cuadro de San Andrés, recientemente restaurado por el Instituto del Patrimonio Cultural de España (perteneciente al Ministerio de Cultura). Un óleo del siglo XVIII que se atribuye al taller de Ribera, y que habitualmente se contempla en la antesacristía de la Catedral. La otra pieza, también proveniente de la Catedral, es un aguamanil con su correspondiente fuente, realizado en plata sobredorada.

“Aqva”, como se llama esta nueva edición de Las Edades, abrirá sus puertas el próximo mes en Toro (Zamora). Es la primera vez que se presenta una exposición monográfica sobre el agua, destacando valores antropológicos y catequéticos de este líquido elemento, como recordaba el Obispo de Ávila, y presidente de la Fundación Edades del Hombre. Don Jesús recordaba también la importancia que el propio papa Francisco daba al agua en su última encíclica «Laudato Si», donde afirma que “es indispensable para la vida humana y para sustentar los ecosistemas. El acceso al agua potable y segura es un derecho humano fundamental”«La sed de agua – señalaba nuestro Obispo – se puede comparar con la sed que el hombre tiene de Dios. El agua es símbolo de vida, de purificación, y revela la relación entre los hombres y Dios».

Por su parte, el Secretario General de Las Edades, el sacerdote abulense Gonzalo Jiménez, recalcaba que la intención de las muestras cada año es tratar de hacer del patrimonio un instrumento de evangelización, a la vez que buscan socializar el patrimonio religioso, que por otra parte es el 80 – 90 % del patrimonio de Castilla y León.

La aportación abulense a “Aqua” se completa además con otra obra de Florencio Galindo sobre Noé, así como el cartel de la exposición, obra de Eduardo palacios.

Pintura al óleo sobre lienzo representando a San Andrés

Alto: 130 cm; Ancho: 109 cm. Se trata de un cuadro recientemente restaurado y que se localiza en la antesacristía de la Catedral, muro oeste. Los últimos trabajos de restauración de la obra han posibilitado la datación de la obra como de los años 30 del siglo XVII, además han permitido vincularle al taller de José de Ribera (1600-1660).

Estamos ante una obra tenebrista al gusto de la época en la que aparece la imagen de San Andrés, de medio cuerpo y con el torso desnudo. Mira hacia la izquierda de donde procede la luz que ilumina la figura, el resto está en penumbra. Los atributos iconográficos que aparecen son los propios de San Andrés, la cruz en aspa que es símbolo de su martirio, el pez que hace alusión a su condición de pescador (según el texto del Evangelio de San Mateo, capítulo 4, versículos del 18 al 20), y el libro que le identifica como apóstol y evangelizador.

La gran calidad del cuadro hace pensar que se trata de una obra muy cercana al pintor mencionado. En los años en los que se sitúa la ejecución de esta obra son frecuentes los encargos de apostolados con este mismo tratamiento pictórico. El modelo que encarna al santo, es muy similar al San Andrés del Museo Nacional del Prado o al cuadro de la misma pinacoteca y que representa a San Bartolomé, por lo que se podría pensar que ha servido como modelo la misma persona. Los datos técnicos de la obra, como son la calidad de la tela de lino y los materiales analizados de la capa pictórica confirman la datación del cuadro.

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 41510 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).