En la recta final hacia la Pascua

eusebiohernandezobtarazonaMons. Eusebio Hernández           Queridos hermanos y amigos:

Emprendemos en este domingo la recta final del tiempo de Cuaresma que nos conduce a la celebración del Misterio Pascual de Nuestro Señor Jesucristo. Con la celebración del domingo de Ramos abrimos las puertas de la gran semana del año litúrgico que tiene su meta en la celebración del día de Pascua.

Hemos vivido intensamente este tiempo de Cuaresma del Año Jubilar Extraordinario de la Misericordia. Especialmente la Jornada de las 24 horas para el Señor que ha tenido una gran acogida en todas las comunidades y parroquias de nuestra diócesis. En Tarazona la inauguramos con una celebración comunitaria de la Penitencia en la S. I. Catedral.

Los días que nos esperan esta semana nos ofrecen a todos la oportunidad de revivir los aspectos fundamentales de nuestra fe cristiana. Por una parte, nos ayudan las celebraciones litúrgicas que, con gran esfuerzo, los sacerdotes de nuestra diócesis garantizan en todas las parroquias. Las celebraciones de estos días nos ayudan a entrar en los misterios que celebramos, una cuidada y devota celebración de estos días santos nos tocan en lo más profundo y nos hacen más patente el amor incondicional de Dios Padre manifestado en el Hijo que por la fuerza del Espíritu Santo nos adentran en la misericordia divina.

Por otra parte, todas las manifestaciones de la piedad popular acercan a todos, a lo que estamos celebrando; quizás habrá muchos bautizados que no participen en las celebraciones pero hasta ellos sí que llegará la contemplación de Cristo en la Cruz, la esperanza de María, a pesar del dolor; las palabras de Jesús en la predicación del Via Crucis o de las Siete Palabras. Es el gran servicio que las cofradías hacen hoy a la Iglesia en un mundo secularizado y, tantas veces, alejado de Dios.

Para los sacerdotes, religiosos y religiosas y todo el pueblo de Dios debe tener también un significado en estos días la celebración de la Misa Crismal que, Dios mediante, celebraremos el miércoles santo a las 11 de la mañana en la S. I. Catedral.

Estamos en el Año de la Misericordia y se nos invita a realizar las obras de misericordia. Os propongo para estos días la colaboración económica que el viernes santo los cristianos queremos hacer en favor de los Santos Lugares. Como todos sabéis por las noticias que cada día vemos y oímos la situación por la que estos lugares pasan a causa de la violencia es difícil y dramática. Todas las personas que allí viven y operan, tienen necesidad de nuestras oraciones y de nuestra ayuda concreta, para ser sostenidas en su voluntad de aliviar las heridas, continuando con confianza en el empeño por realizar la justicia y trabajar por la paz. Los refugiados, los evacuados, los ancianos y los niños de aquellos lugares tienen necesidad de nosotros y también de nuestra aportación económica.

Os deseo a todos que estos días de Semana Santa sean un tiempo de gracia y de misericordia que alegre nuestro corazón.

Con todo afecto os saludo y bendigo.

+ Eusebio Hernández Sola, OAR
Obispo de Tarazona

Mons. Eusebio Hernández Sola
Acerca de Mons. Eusebio Hernández Sola 273 Articles
Nació en Cárcar (Navarra) el 29 de julio de 1944. Sus padres, Ignacio (+ 1973) y Áurea. Es el mayor de cuatro hermanos. Ingresó en el seminario menor de la Orden de los Padres Agustinos Recoletos, en Lodosa, el 12 de septiembre de 1955. En 1958 pasó al colegio de Fuenterrabía donde completó los cursos de humanidades y los estudios filosóficos. A continuación (1963-1964) ingresó en el noviciado del convento de la orden en Monteagudo (Navarra), donde hizo la primera profesión el 30 de agosto de 1964, pasando posteriormente a Marcilla donde cursó los estudios teológicos (1964-68). Aquí hizo la profesión solemne (1967); fue ordenado diácono (1967) y presbítero el 7 de julio de 1968. Su primer oficio pastoral fue el de asistente en la Parroquia de "Santa Rita" de Madrid, comenzando al mismo tiempo sus estudios de Derecho Canónico en la Universidad de "Comillas", de la Compañía de Jesús. Al curso siguiente (1969) fue traslado a la residencia universitaria "Augustinus", que la orden tiene en aquella ciudad. Se le confió la misión de director espiritual de sus 160 universitarios, continuó sus estudios de derecho canónico, que concluyó con el doctorado en 1971, e inició los de Derecho en la universidad complutense de Madrid (1969-1974). Durante el curso 1974-75 hizo prácticas jurídicas en la universidad y en los tribunales de Madrid. El 3 de noviembre de 1975 inició su trabajo en la Congregación para los Institutos de vida consagrada y Sociedades de vida apostólica. Desde 1976 fue el director del departamento de la formación y animación de la vida religiosa, siendo el responsable de la elaboración y publicación de los documentos de la Congregación; además dirige una escuela bienal de teología y derecho de la vida consagrada. Desde 1995 es "capo ufficio" del mismo Dicasterio. Por razones de trabajo los Superiores de la Congregación le han confiado multitud de misiones en numerosos países del mundo. Ha participado en variados congresos de vida consagrada, de obispos y de pastoral vocacional. Durante este tiempo ha ejercido de asistente en el servicio pastoral de la orden en Roma. El día 29 de enero de 2011 fue publicado su nombramiento como Obispo de Tarazona y fue ordenado el 19 de marzo, fiesta de San José, en la Iglesia de Ntra. Sra. de Veruela.